CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

'Coco' es la película más visualmente compleja que hemos hecho en Pixar': creadores

La nueva película de animación de Pixar está ambientada en México y recrea la celebración del Día de los Muertos. Hablamos con sus directores.

Los cineastas de 'Coco'

La productora Darla K Anderson, el codirector de Coco Lee Unkrich (en medio) y el otro codirector de Coco Adrian Molina fotografiados este agosto en los estudios de animación Pixar en Emeryville, California.

Deborah Coleman/Pixar

Lo de la dirección de las películas de animación suele ser una práctica que se realiza mejor en pares. Así que no es sorprendente que el veterano director de Pixar Lee Unkrich -- que ha estado al timón de títulos ya clásicos como Toy Story 2 y Toy Story 3 -- comparta las funciones de dirección en Coco con el director novel, pero también formado en Pixar, Adrian Molina.

Conversamos con ambos cineastas en la sede del estudio de animación en Emeryville, California, y nos revelaron algunos de los retos de esta celebración cinematográfica del Día de los Muertos.

Hemos visto muchas secuelas de Pixar últimamente. ¿Hacía falta ya un título original?

Lee Unkrich: Siempre tenemos muchas cosas cocinándose a la vez y es cierto que hemos tenido varias secuelas seguidas, pero no fue algo diseñado de ese modo. Simplemente es que cuando desarrollamos historias, algunas están más avanzadas y se acaban haciendo antes. Pero hemos estado trabajando en esta película desde 2011 y tenemos muchos otros títulos originales en diferentes procesos de producción. Dicho esto, ha sido genial trabajar en una película original. Pero no es que un tipo sea más difícil que el otro. Podría parecer que las secuelas son más fáciles pero en algunos aspectos son incluso más difíciles porque tienen que ser diferentes.

Coco está ambientada en México y habla del Día de los Muertos. ¿Cómo se representa ese país y esa tradición sin caer en clichés y manteniendo el sentido del humor?

Adrian Molina: Creo que es algo que siempre supimos que teníamos la responsabilidad de tratar con respeto en nuestra historia. Pero lo genial de la cultura mexicana y la celebración del Día de los Muertos es que es una fiesta. Hay tanto júbilo, que te permite divertirte de una forma que Pixar ya hace: con humor basado en los personajes y la historia. 

L. U.: Es humor irreverente, que de hecho forma parte del Día de los Muertos. Hay esta tradición de escribir corridos [calaveritas], que son en realidad muy irreverentes.

¿Qué me puedes contar de esos famosos viajes de documentación a México para preparar la película?

L.U.: Para mí era vital que pasáramos el máximo de tiempo con familias. Teníamos que ser turistas hasta cierto punto porque viajábamos y veíamos diferentes ciudades y pueblos pero quería asegurarme de que no lo viéramos desde el exterior, de que estuviéramos con familias aprendiendo de una forma muy íntima la forma en la que estas personas lo celebraban y cuáles eran sus tradiciones. Queríamos ver el amor de estas familias y cómo interactuaban. Muchas de las cosas que hicimos en la película surgieron de eso. Recuerdo una familia en particular en la que no podía creer la cantidad de generaciones que vivían en una misma casa. Tenemos al señor de la casa con sus hijos: desde adolescentes a bebés. Y conocimos a su madre, que vivía allí. Me paseé por la casa y miré a través de una puerta: la bisabuela estaba viendo la televisión. Me pareció fascinante y vimos que la familia de Miguel (el protagonista de Coco) tenía que ser así. El trabajo de documentación que realizamos es un esfuerzo por tener autenticidad. 

coco1.jpg

Miguel con su bisabuela en Coco.

Disney/Pixar

No sé si antes de la película celebraban el Día de los Muertos, pero imagino que ahora sí...

A.M.: Yo no lo celebraba. Mi madre es de Jalisco pero cuando ella se crió no se celebraba de la forma en la que vimos al hacer nuestros viajes de documentación. Pero una de las cosas que sí era muy habitual en mi familia era la idea de explicar historias y no tener miedo de hablar de gente que ya había muerto para mantener su memoria viva y contar sus historias con sentido del humor. Además viviendo en el área de la bahía de San Francisco hay muchos eventos para hacer este tipo de celebraciones, en el barrio de la Misión [en San Francisco] o en Fruitvale [en Oakland]. Ahora sí que intento ir y participar. Y hago una ofrenda en mi casa para mis abuelos. Es una manera diferente y llena de significado de conectar con tus seres queridos. 

Se ha resaltado el hecho de que todo el reparto de la película sea latino. ¿Por qué era importante que fuera así?

L.U.: Desde el principio supimos que necesitábamos un reparto completamente latino, teniendo en cuenta que todos los personajes son mexicanos. Sabíamos que era algo que teníamos que hacer. Fue un reto interesante e hizo que viéramos a gente con la que de otra manera tal vez no hubiéramos trabajado en una de nuestras películas.

¿Qué hay del fichaje de Gael García Bernal para interpretar a Héctor?

L.U.: Estaba en nuestra lista desde el principio. Lo interesante es que he visto prácticamente todas las películas en las que ha salido pero era un poco reticente porque él no había hecho comedia todavía, la mayoría de su trabajo es dramático.

Está su papel en la serie Mozart in the Jungle...

L.U.: Es que empezamos a trabajar en este proyecto antes de su estreno. Siempre lo tuve en mi lista pero no estaba seguro de si podría convencer al estudio de que él era el adecuado para este papel. No les podía mostrar ningún ejemplo de él haciendo comedia. Y entonces uno de nuestros directores de casting dijo: "¿Habéis visto que Gael sale en una serie de televisión nueva? Deberíais echarle un vistazo". Empecé a ver Mozart in the Jungle, que salió en el momento perfecto para contratarlo. Es tan divertido en esa serie, tan encantador que supimos que sería el Héctor perfecto. Ha sido fantástico trabajar con él, se parece mucho a su personaje de Mozart in the Jungle. No es tan intenso y es más responsable y centrado. Pero se parece mucho. Sólo para poner un ejemplo, en nuestra primera sesión de grabación con él tuvimos que volar a Buenos Aires porque vive allí una parte del tiempo. Estábamos en el estudio de grabación, esperándolo. Llegaba un poco tarde y cuando lo hizo: se abrió la puerta, entró montado en bicicleta y con la cabeza envuelta. Le han incorporado muchas peculiaridades de su personalidad al personaje. Y de la misma forma (en Coco) no lee las líneas del diálogo y ya. Habita el personaje y hay cierto tipo de emoción y una especie de tartamudeo en su forma de decir las cosas. A los animadores les encanta porque de repente tienes a una persona real.

Además de conseguir al reparto perfecto, ¿qué otros retos les planteó Coco?

L.U.: El guión fue un ejercicio de equilibrio porque hay muchos elementos y muchos secretos y distracciones repartidos a lo largo de la película y hay que tener cuidado para ver cuándo dar determinada información. Estamos contando una historia complicada en una cantidad relativamente corta de tiempo. Pero a la vez se trata de una historia simple, que hemos ambientado en este gran escenario, este viaje a la tierra de los muertos. De modo que hemos tenido que ir encontrando el equilibrio para contar nuestra historia simple llena de emociones y divertida pero a la vez producir una película grande en su escala. Creo que es la película más visualmente compleja que hemos hecho en Pixar.

Coco se estrena en México el 27 de octubre, en Estados Unidos el próximo 22 de noviembre y en España el 1 de diciembre. La película se presentará de forma oficial el 20 de octubre durante el Festival Internacional de Cine de Morelia.


No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine, series y frikismo en general en la sección de cultura popular de CNET en Español.