Debajo de la corteza de Encélado, una luna de Saturno, hay un mar de agua

Un nuevo análisis ha cambiado la opinión de la NASA sobre el océano hallado debajo de la corteza de hielo de una luna de Saturno.

Ciencia
Ilustración de la composición de Encélado, una luna de Saturno, según un nuevo estudio. NASA/JPL-Caltech

Desde el año pasado, investigadores de la NASA sospechan que en el polo sur de Encélado, una de las lunas de Saturno, hay un océano de agua líquida. Ahora, un nuevo análisis de la información capturada por la sonda espacial Cassini les hace pensar que toda la luna está cubierta de agua, pero que no se ve porque está cubierta por la corteza de ese satélite.

Al estudiar las imágenes tomadas por Cassini durante siete años, los investigadores descubrieron un movimiento perceptiblemente diferente de la luna al orbitar Saturno.

Para determinar el origen de ese movimiento, llamado libración, tomaron en cuenta varios modelos, en que cada uno suponía una estructura interna distinta de la luna. El único modelo que resultó tener sentido es el que indica que Encélado está rodeado por una capa de hielo, debajo de la cual un mar de agua líquida cubre su núcleo rocoso.

"Si la superficie y el núcleo estuvieran conectados de manera rígida, el núcleo significaría un peso muerto tan grande que el movimiento sería mucho menor de lo que observamos", dijo Matthew Tiscareno en un comunicado. Tiscareno es uno de los científicos que participan en el proyecto Cassini desde el Instituto SETI de California, y uno de los autores de un estudio dado a conocer esta semana en la publicación Icarus que describe la investigación. "Esto prueba que debe haber una capa de líquido que separa completamente la superficie del núcleo", dijo.

Según Space.com, la temperatura en la pequeña luna, donde pudieran existir las mejores oportunidades de albergar vida extraterrestre en el sistema solar, llega a mínimas de -201 grados centígrados (menos 330 grados Fahrenheit). A esas temperaturas, parecería poco probable que cualquier sustancia esté en estado líquido.

Hace unos meses, científicos de la NASA plantearon que la actividad geotérmica del núcleo de la luna estaba calentando el agua en el polo sur y provocando la expulsión de columnas de vapor de agua al espacio. Aunque eso pudiera explicar que el agua se mantenga en estado líquido, no se conocen con exactitud las fuerzas que pudieran evitar que toda el agua de la luna se congele. Una teoría presentada por el autor principal del estudio, Peter Thomas, y su equipo es que las fuerzas de marea que ejerce Saturno sobre la luna pudieran estar generando suficiente calor para mantener el agua líquida.


"Esto va mucho más allá de lo que comprendíamos hasta ahora sobre esta luna, y demuestra la clase de descubrimientos a profundidad que podemos hacer con misiones orbitales a largo plazo a otros planetas", dijo la coautora Carolyn Porco, directora del equipo encargado de las imágenes del proyecto Cassini en el Instituto de Ciencias Espaciales. "Cassini ha sido algo ejemplar en este sentido".

La sonda Cassini está explorando Saturno y sus alrededores desde que llegó al planeta en el 2004 y tiene programado acercarse a la menor distancia a través de las columnas de vapor de agua de Encélado el 28 de octubre, cuando estará a sólo 49 kilómetros (30 millas) de la superficie de la luna.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO