CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Empleados exigen a Google no trabajar con agencias de inmigración

Los trabajadores dijeron que trabajar con la agencias de inmigración y fronterizas harían 'cómplice' al gigante de búsquedas de abuso a los derechos humanos.

google-hq-sede-mountain-view.jpg

La sede de Google en Mountain View, California. 

Claudia Cruz/CNET

Más de 500 trabajadores de Google firmaron una petición el miércoles 14 de agosto pidiéndole a la gigante de búsquedas que no trabaje con agencias de inmigración como la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza o el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (CBP e ICE, respectivamente, por sus siglas en inglés). 

La petición de los empleados de Google ocurre después de que la CBP hiciera una solicitud el mes pasado para asociarse con proveedores de servicios en la nube. Las agencias de inmigración han sido acusadas de abuso de derechos humanos al detener y separar familias. Los empleados de Google exigieron a la empresa no ser "cómplice" del abuso al proveer servicios de su división de servicios en la nube, que genera US$8,000 millones al año en ventas. 

"Exigimos que Google se comprometa públicamente a no apoyar a la CBP, ICE o la ORR [la Oficina de Reasentamiento de Refugiados] con cualquier infraestructura, financiamiento o recursos de ingeniería, de manera directa o indirecta, hasta que estas agencias pongan un alto a los abusos de derechos humanos", dice la petición. "La historia es clara: el momento de decir NO es ahora. Nos rehusamos a ser cómplices".

Google no ha contestado a una solicitud de comentarios. 

Esta no es la primera vez que los empleados de Google han protestado contra un contrato gubernamental. El año pasado, los trabajadores de la compañía se pronunciaron en contra del trabajo de la empresa con el Pentágono en el Project Maven, una iniciativa para usar la inteligencia artificial para mejorar el análisis de los videos captados por los drones. La protesta impulsó a 4,000 empleados de Google a firmar una petición y a otro puñado de empleados a renunciar a sus puestos.

En respuesta a la petición, Google dijo que no iba a renovar el contrato. Y el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, dio a conocer una serie de principios que guiarán el desarrollo de inteligencia artificial dentro de la empresa. Uno de los principios estipula no desarrollar inteligencia artificial para armas; sin embargo, la empresa dijo que seguiría buscando contratos militares. 

Reproduciendo: Mira esto: La inteligencia artificial y la diversidad: Una unión...
4:02