CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Internet

Elon Musk quiere llevar el Internet al espacio

El presidente ejecutivo de SpaceX quiere construir una red de satélites que aceleraría Internet y le daría acceso a la red a aquellos que no lo tienen. Musk utilizaría las ganancias del proyecto para colonizar Marte.

crs-5-dragon-in-orbit.jpg
La nave CRS-5 Dragon de SpaceX. SpaceX

Elon Musk, el hombre que quiere llevar nuestra civilización a Marte, se ha embarcado en otro gran proyecto: crear Internet en el espacio.

El presidente ejecutivo de Tesla Motors y SpaceX dijo el viernes que usará una flotilla de satélites para agilizar Internet y ofrecerlo a aquellos que no tienen acceso a la red.

Aunque esta nueva red beneficiaría en un principio sólo a los terrícolas, Musk dijo que tiene planes más ambiciosos: utilizar las ganancias para construir una ciudad marciana.

"Proyectamos una fuente de ingresos a largo plazo para SpaceX para poder costear una ciudad en Marte", Musk le dijo a la agencia de noticias Bloomberg. Musk no proveyó detalles sobre cómo obtendrá dinero de este proyecto, pero sí mencionó la posibilidad de vender satélites después de que se termine de construir la red. SpaceX no respondió a nuestra solicitud para que nos diera un comentario.

Para crear la nueva red, SpaceX construirá y lanzará unos 4,000 satélites que orbitarán a unos 1,200 kilómetros sobre la Tierra, según reportó GeekWire.

Musk es conocido por su afán de colonizar el Planeta Rojo y por sus planes de llevar a los humanos a Marte hacia la mitad de la década de 2020. Musk, miembro de la llamada Mafia PayPal -- un grupo compuesto de los cofundadores del servicio de pagos que ha encontrado éxito después de vender la compañía a eBay --, fundó SpaceX en 2002 con la misión de "revolucionar la tecnología espacial con el objetivo final de permitir a la gente vivir en otros planetas", según se lee en el sitio web de SpaceX. La empresa obtuvo un contrato con la NASA por la suma de US$2,600 millones el año pasado que la convirtió en una de las primera empresas privadas (además de Boeing) encargadas de transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional a partir del 2017.

SpaceX reveló su primera nave espacial no tripulada, la Dragon V2, en mayo. La nave está destinada a realizar viajes hacia y desde la estación espacial. La empresa envió una cápsula a la estación espacial, pero su cohete cayó en el Océano Atlántico.

Musk proyecta que su proyecto de Internet en el espacio es otra avenida que lo llevará a Marte. Llevará por lo menos cinco años desarrollar la red y tendrá un costo de US$10,000 millones, según le dijo Musk a Bloomberg. En vez de enviar datos a través de una red que utiliza cables de fibra óptica, el nuevo sistema rebotaría señales entre satélite y satélite. Musk dijo que la configuración del mismo también conectará a comunidades que actualmente no tienen acceso a la red. El proyecto será administrado desde la sede de SpaceX en Seattle.

Musk no es el único aficionado espacial que quiere posar sus pies sobre el Planeta Rojo. Vivir en Marte ha acaparado durante mucho tiempo la ciencia ficción, y en años recientes se ha convertido en la meta de muchos tecnólogos. Mars One, por ejemplo, está tratando de recolectar fondos para costear una misión tripulada a Marte en 2025 al ofrecer a sus inversores la posibilidad de anunciarse en el Planeta Rojo.