CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Elon Musk admite la presión que sufre al mando de Tesla

El estrafalario ejecutivo se sincera con 'The New York Times' y admite consumir Ambien para dormir, además de estar teniendo su peor año hasta la fecha.

Joshua Lott/Getty Images

Elon Musk usa Twitter como su megáfono; pero para declaraciones más personas ha optado por una entrevista con The New York Times.

"Este último año ha sido el más difícil y más doloroso en mi carrera", dice el mandamás de Tesla en la entrevista. "Ha sido enloquecedor".

El ejecutivo dijo al Times que de la preocupación y carga laboral casi olvida la boda de su hermano, su cumpleaños lo pasó en la oficina de Tesla y algunos de sus amigos más allegados lo visitan preocupados por su salud.

La presión y carga en Tesla ha ido a más en días recientes, cuando Musk tuiteó que tenía interés en que Tesla pasara de ser una empresa pública a una privada, causando el enojo de algunos miembros de la mesa directiva y acelerando la búsqueda de un ejecutivo que pueda ayudar con la carga de Musk, dice el Times.

La mesa directiva no está molesta solo por los tuits —que generaron una investigación por parte de autoridades federales de Estados Unidos—, sino también por el uso de Ambien. En la entrevista, Musk admitió consumir el fármaco de vez en cuando para conciliar el sueño; pero dijo no haber estado bajo la influencia de drogas durante el tuiteo de sus planes empresariales (se creyó lo contrario porque Musk tuiteó una cifra utilizada en el argot para referirse a la marihuana).

"Se escuchaba como un mejor karma US$420 que US$419", dijo Musk durante la entrevista. "Pero no había consumido marihuana, para ser claro. La marihuana no ayuda a la productividad". Musk había dicho en su serie de tuits condenatorios que ofrecería US$420 por acción como plan para privatizar Tesla, alimentando los rumores de su relación con la marihuana.

Elon Musk dijo que para él, como persona y no como presidente ejecutivo de Tesla, lo peor aún está por venir. "Pensé que lo peor ya había pasado; de verdad lo pensé así", dijo. "Lo peor ha terminado para Tesla viéndolo desde un punto operacional. Pero desde un punto de vista de dolor personal, lo peor está por venir". 

Tras la publicación de la entrevista y la revelación de la búsqueda de un segundo al mando de Tesla, las acciones de la compañía cayeron poco más de un 7 por ciento. Los problemas en la producción del Model 3, el auto más asequible de la compañía, también estarían afectando el desempeño de la cotización.

Reproduciendo: Mira esto: Una mirada de cerca al anticipado Tesla Model 3
3:06