CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Elon Musk quiere ser el próximo Willy Wonka –aunque de caramelos

Una serie de tuits emitidos por el presidente ejecutivo de Tesla este domingo parece dejar claro que su próxima empresa será de golosinas, y nace de un reto con el multimillonario Warren Buffet.

elonmusknatgeo

Elon Musk 

Captura de pantalla Amanda Kooser/CNET

¿Recuerdas cuando El Chavo del Ocho tenía una pelota y Kiko llegaba con una más grande? Pues bien, ese es un buen ejemplo que podemos darte para explicarte la supuesta nueva compañía de caramelos que podría lanzar Elon Musk, el presidente ejecutivo de Tesla, quien todo parece indicar podría convertirse en un Willy Wonka moderno.

Musk lanzó una serie de tuits el domingo, en los cuales dijo hablar en serio sobre la creación de una compañía de caramelos que sería "fabulosa". Pero... ¿por qué una fábrica de caramelos ahora?

Bien: resulta que Warren Buffet, el tercer hombre más rico del planeta se encontraba celebrando una conferencia anual de su propia empresa, Buffett's Berkshire Hathaway, que es dueña de Heinz, Geico y See's Candies -- una empresa de caramelos con más de 200 tiendas en Estados Unidos y con una sólida base de clientes en la costa oeste. Durante una sesión de preguntas le pidieron un consejo para Musk, que no está pasando el mejor momento con Tesla y que la semana pasada evitó y tuvo una actitud muy criticada con sus inversores.

Entre otras cosas, Buffet sugirió a Musk que reforzara su compañía más importante, para poder tener fuerza para expandirse y defender sus otras empresas y hacerlas llegar más lejos. Hasta aquí todo normal pero el siguiente comentario parece ser el culpable de que Musk explotara en una dulce cólera en forma de fábrica de caramelos: "Elon puede poner las cosas patas arriba en algunas áreas. [Pero] no creo que quiera tomarnos los caramelos", dijo Buffet, según reseñó The Next Web.

Este simple comentario encendió la llama de las ideas de Musk, que consideró oportuno entonces comenzar una nueva compañía, de caramelos. El ejecutivo preguntó en Twitter ideas a sus seguidores para conocer sabores de caramelos y sugirió que su "empresa fuerte" sería de caramelos y que Buffet no podría resistir la tentación de invertir en ella.

Y en esta guerra de quién tiene la pelota más grande, hemos de decir que este round del drama de Silicon Valley lo comenzó Musk la semana pasada en su llamada con inversores, debido a que criticó la teoría de Buffet de tener una empresa fuerte que defienda y ayude a crecer a las demás.

¿Habrá o no habrá fábrica de caramelos? Solo Musk tiene la respuesta, pero hemos de recordar que el ejecutivo ya ha puesto en marcha The Boring Company -- la cual dio a conocer en un tuit en medio del tráfico de Los Ángeles -- y ha puesto a la venta un lanzallamas, para cuando llegue una invasión zombie.