CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

El iPhone y iPad Pro son carísimos, y eso ya es lo normal

Y Apple no es la única marca. Bienvenido a la nueva realidad de los gadgets que cuestan un ojo de la cara.

Sarah Tew/CNET

Los días de los precios elevados para los productos de Apple llegaron para quedarse. Y puede ser nuestra culpa, en parte.

Cuando Apple lanzó su iPhone X hace un año, algunos se preguntaron si el precio de US$999 ahuyentaría a los consumidores. En cambio, el iPhone X se convirtió en el dispositivo más vendido desde el momento en que llegó a las tiendas hasta el final del trimestre de junio, a pesar de que era el teléfono más caro que Apple había vendido.

El dispositivo de 5.8 pulgadas costaba US$300 más que el iPhone 8 de 4.7 pulgadas y US$200 más que el iPhone 8 Plus de 5.5 pulgadas. Apple siguió esa misma tendencia este año con los iPhone XS y XS Max, que son más grandes y aún más caros, pues comienzan con un precio de US$1,099.

Ahora, Apple está haciendo lo mismo con sus iPads y Macs. El martes mostró una iPad Pro rediseñada en dos tamaños, una MacBook Air actualizada con pantalla de retina y una nueva Mac Mini. Todos cuentan con nuevos diseños y componentes actualizados, más premium ––pero también son más caros que sus predecesores.

Reproduciendo: Mira esto: Nuevos iPad Pro 2018 y Apple Pencil: Primer vistazo
2:56

Si quieres la mejor y nueva iPad Pro de Apple con todos sus accesorios, te costará más de US$2,000. La versión de 12.9 pulgadas con 1TB de almacenamiento se vende por US$1,749. Sube US$150 si quieres la versión 4G LTE. Un Apple Pencil de segunda generación agregará a tu cuenta US$130, mientras que el teclado Smart Keyboard Folio cuesta US$199. Con todas esas opciones, tu cuenta podría llegar a US$2,228. ¡Ouchh!

La realidad es que los consumidores no están comprando ni tantos teléfonos, ni tantas tabletas y computadoras como solían hacerlo. Cada vez es más difícil introducir nuevas funciones que sorprendan a los compradores y que hagan una real diferencia entre los dispositivos. Las empresas incluyen más componentes premium ––como pantallas OLED más nítidas–– y transfieren esos costos a los compradores, contrarrestando la idea de que se supone que la tecnología se abaratará con el tiempo.

Tienen que elevar sus precios para seguir reportando el tipo de crecimiento en los ingresos que espera Wall Street. Y los consumidores, frente a la selección de los dispositivos más baratos o los más nuevos y los mejores, están comprando cada vez más, productos más caros. Esa buena voluntad de gastar mucho habla sobre el papel fundamental que desempeñan estos dispositivos ––especialmente los teléfonos inteligentes–– en nuestras vidas. Si habrá algo en lo que haremos un derroche en nuestras vidas, probablemente será un nuevo teléfono mas llamativo.

Pero los precios en general han aumentado en todas las líneas de productos de Apple, desde dispositivos portátiles hasta computadoras. Con un precio de US$399, la cuarta generación del Apple Watch cuesta  US$70 más que la tercera generación. La nueva iPad Pro, la más barata, el modelo de 11 pulgadas, comienza en US$799, muy por encima del precio base de US$649 del iPad de 10.5 pulgadas. La nueva MacBook Air, con un precio de US$1,199 para el modelo mas sencillo, cuesta 20 por ciento más que la versión anterior, mientras que la Mac Mini, que comienza en US$799, es 60 por ciento más cara que su predecesora.

"Apple es una marca premium", dijo el analista de GlobalData, Avi Greengart."Como consecuencia, sus productos tienen que ser más caros".

Y para Apple, al menos, la estrategia está funcionando. O algo así.

Reproduciendo: Mira esto: Pixel 3 vs. iPhone XR: Precio parecido pero… ¿cuál comprar?
4:18

Menos unidades pero precio más elevados

Apple está ganando más dinero con sus iPhones, pero no está vendiendo muchas más unidades. La compañía dijo el jueves que para su cuarto trimestre fiscal, que terminó en septiembre, las ventas de iPhone se mantuvieron casi sin cambios en 46.9 millones de unidades, por debajo de los 47.6 millones esperados por los analistas. Al mismo tiempo, los ingresos de su iPhone aumentaron un 29 por ciento a US$37,200 millones, gracias a esos dispositivos más caros como el nuevo iPhone XS de US$999 y el XS Max de US$1,099.

Apple ha estado probando la disposición de sus fanáticos a pagar un precio aún mayor, y hasta ahora, los consumidores han cumplido. El precio de venta promedio para el iPhone se disparó a US$793 desde US$618 hace un año. Los analistas en general esperaban que el precio promedio por unidad del cuarto trimestre de Apple llegara a los US$741.

Sin embargo, el precio compartido de Apple se desplomó 6.5 por ciento a US$207.81 dólares en operaciones posteriores al cierre del jueves, luego de que proyectó ingresos sin brillo para el trimestre de diciembre. También la empresa dijo que dejará de informar las ventas unitarias para el iPhone y otros productos, prefiriendo en cambio centrarse en los ingresos ––el área que se beneficia de los precios más altos. Pero sin saber el número de unidades vendidas, tampoco habrá un recuento preciso del precio promedio por unidad.

"Algunas personas podrían temer por esto", señaló el analista de Citi, Jim Suva, durante la llamada del reporte trimestral de Apple, "esto significa que las unidades de iPhone van a comenzar a ser negativas año tras año porque es fácil hablar de grandes cosas y no mostrar los detalles de las cosas, eso no es tan bueno".

Apple dice que la cantidad de unidades vendidas en un período de tres meses, "no es necesariamente representativa de la fortaleza subyacente de nuestro negocio", dijo el jueves el jefe financiero de Apple, Luca Maestri. "Además, nuestra unidad de venta es menos relevante para nosotros hoy que en el pasado, dada la amplitud de nuestra cartera y la mayor dispersión de los precios de venta dentro de cualquier línea de productos".

Sin embargo, eso no fue suficiente para calmar a Wall Street.

"Apple ha inyectado incertidumbre innecesariamente y la posible volatilidad en el corto plazo", comentó el analista de BTIG, Walter Piecyk. Agregó que no informar los datos de las unidades elimina la discusión sobre el aumento y el registro de los precios promedio por unidad.

"Este fue un punto positivo para los inversionistas, pero tal vez un riesgo para Apple, ya que los informes de la prensa acerca de cómo la empresa le sacará más dinero a su base de clientes leales, no son un buen aspecto para la compañía", dijo Piecyk.

Precios premium para productos premium

Apple podría salirse con la suya al ofrecer precios más altos para sus iPhones, pero podría tener más dificultades con sus Macs y iPads, dijo el analista de Moor Insights & Strategy, Patrick Moorhead.

"Apple ha hecho un gran trabajo al aumentar las ventas a sus clientes en iPhones, pero el mercado de computadoras y tabletas es muy diferente", dijo Moorhead. "Creo que varios lo aceptarán, especialmente los clientes leales a Apple, pero no tantos como los que se actualizaron a iPhone X. Apple no tiene un diferencial competitivo tan grande en PC como en teléfonos inteligentes".

Cuando la MacBook Air de Apple se lanzó hace una década, redefinió el aspecto de las laptops. La mayoría de las PC con Windows de la competencia eran voluminosas y pesadas, pero las compañías que las fabrican ahora han adoptado computadoras delgadas y livianas. Las PC con Windows de hoy no se parecen en nada a las computadoras de hace una década ––muchas, incluso, el doble que las computadoras de pantalla táctil y las tabletas.

La MacBook Air de Apple, aunque sigue siendo popular, no se destaca como solía hacerlo.

Y mientras todos nos acostumbramos al precio de US$999 de la MacBook Air, que se lanzó en 2008, costó la friolera de US$1,799 para una versión con un disco duro. Si quisieras un SSD, ahora estándar en todos las MacBooks, tendrías que agregar US$1,000. La actualización del procesador también llevó el recuento final a US$3,098.

En comparación con eso, la nueva MacBook Air es casi barata. Y no está fuera del margen con algunos dispositivos de Windows.

"Es posible que te sorprenda que [la] MacBook Air no sea demasiado caro en comparación con un dispositivo Windows con especificaciones similares", dijo el analista de Gartner, Mikako Kitagawa.

Apple no es la única compañía que ha estado subiendo sus precios. En solo dos años, el costo del teléfono Samsung Galaxy para compradores es Estados Unidos, se ha incrementado un 15.1 por ciento desde el Galaxy S7 en 2016 al Galaxy S9 de este año, mientras que la serie Huawei P ha subido 33 por ciento desde 2016 ––y eso que ni siquiera estamos considerando la existencia de un modelo Pro. La Surface de Microsoft observó un aumento de precio de US$100 en el último año a US$899 para su último modelo, e incluso la Kindle Paperwhite de Amazon aumentó de US$120 a US$130.

Los precios generales de las PC y tabletas también han estado subiendo, dijo el analista de NPD, Stephen Baker. En el tercer trimestre de 2015, el precio promedio de venta de las laptops con Windows fue de US$443, dijo. En el mismo trimestre de este año, el precio promedio por unidad alcanzó los US$547. Los precios de la MacBook en el mismo período aumentaron de US$1,293 a US$1,366, detalló.

Los dispositivos son cada vez más caros, pero los consumidores todavía están dispuestos a pagar por ellos ––siempre y cuando obtengan algo a cambio.

"Estamos viendo en general, que los consumidores están dispuestos a cambiar de nivel de entrada a precio medio, y de precio medio a premium", dijo Baker. "Apple no está en desacuerdo con lo que son las tendencias generales del mercado, pero tal vez sólo sean unos pocos dólares más de lo que podríamos ver en otras categorías en términos del precio de venta".

Apple cuenta con la perspectiva de que no te importará perder unos cuantos dólares adicionales.

5G es tu siguiente gran actualización: Todo lo que necesitas saber de la revolución de la red 5G.