CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Seguridad

Elecciones 2016: Expertos en alerta por posibles 'hackeos'

Aunque no se han materializado las predicciones de posibles ataques cibernéticos que afectarían los resultados de los comicios, organizaciones y expertos están en alerta.

GREGG NEWTON/AFP/Getty Images
gettyimages-612871984.jpg

El Departamento de Seguridad Nacional, dirigido por Jeh Johnson, ha dicho que ha estado en contacto con los funcionarios electorales de los 50 estados de Estados Unidos.

Allison Shelley, Getty Images


Hasta el momento, todo va bien.

Las proyecciones de que las elecciones iban a ser blanco de ataques cibernéticos no se han materializado hasta el momento. Las urnas han estado abiertas desde las 6 a.m. del martes en algunos estados de la Costa Este de Estados Unidos, y parece que los únicos problemas con que se han enfrentado los votantes son las largas filas y algunas máquinas de votación averiadas.

Pero eso no significa que el miedo de que haya un hackeo haya amainado, y un grupo de organizaciones gubernamentales, expertos de la computación y grupos de vigilancia están listos para esta eventualidad. Estos grupos están respondiendo a reportes provenientes de agencias de inteligencia de EE.UU. de que hackers rusos han estado tratando de interferir en las elecciones al filtrar emails de figuras políticas y al miedo a que los sistemas de registro de votantes a nivel local y estatal sean blancos de los hackers.

El Departamento de Seguridad Nacional ha dicho que ha estado en contacto con los funcionarios electorales de los 50 estados del país, brindándoles ayuda para proteger las máquinas de votación, las máquinas de conteo y otra clase de infraestructura clave. Las agencias de inteligencia del país han destinado su personal a monitorizar la infraestructura de las elecciones y el sistema de abastecimiento eléctrico, dijeron algunos funcionarios a la cadena de televisión NBC.

En una conferencia de prensa la semana pasada, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional dijeron que estaban preocupados por la confusión que podría generar un incidente de ciberseguridad durante el día de las elecciones. Sin embargo, no piensan que los hackers tienen la capacidad de alterar los votos.

En total, la votación en EE.UU. está bajo el cargo de 9,000 jurisdicciones estatales y locales distintas, cada una de las cuales cuenta con distintos funcionarios de elecciones y distinta tecnología. Además, de los 2.3 millones de ciudadanos estadounidenses que pueden votar de manera digital desde el extranjero, la mayoría usa tecnología que no está conectada a Internet para enviar sus votos. Los investigadores han dicho que no es probable, y es hasta imposible, que los hackers afecten el resultado final de los comicios del martes.

Máquinas de votación averiadas en Nueva York, Nueva Jersey, Tennessee, Alabama y Connecticut han frustrado a los votantes y resultado en largas filas.

"Algunas máquinas siempre se dañan", dijo David Becker, director ejecutivo del Center for Election Innovation and Research, a través de un correo electrónico. "Existen cientos de miles de máquinas que se usan durante el día de las elecciones, y el obtener reportes de que hay docenas que no funcionan no es algo preocupante, generalmente hablando, y es consistente con los sucesos de otras elecciones".

Sin embargo, no han surgido reportes de hackeo a máquinas de votación. El diario USA Today informa que un grupo de expertos de seguridad electoral, que incluye al profesor de seguridad computacional de la universidad de Princeton, Andrew Appel, están listos para brindar consultoría a los estados si surgen inquietudes acerca de irregularidades con las máquinas de votación.

Los expertos en ciberseguridad han advertido que diferentes tipos de ataques podrían inyectar incertidumbre y confusión. Los hackers podrían atacar distintas páginas Web del gobierno para evitar que la gente halle la casilla donde les toca votar. O podrían intentar causar otro colapso de Internet como el que tumbó a Twitter, Reddit y Netflix, entre otros, a fines de octubre.

"Los escenarios negativos más drásticos que predecimos para problemas cibernéticos este día de elecciones son los ataques de negación de servicio, que pueden impactar la forma en que la gente recibe información de la elección", escribió un experto en ciberseguridad de la firma Rapid7 en un reporte publicado el jueves.

Las acusaciones de que los votos fueron alterados por hackers o que fueron emitidos por votantes fraudulentos podrían también levantar dudas sobre el resultado, incluso si no se proveen pruebas.

Esa posibilidad aumentó el viernes cuando una cuenta en línea de "Guccifer 2.0", el hacker que se adjudicó la responsabilidad del hackeo del Comité Nacional Demócrata a principios de año, publicó que había hackeado la Comisión Federal electoral (en inglés). Ahí dijo que pudo conocer que la agencia iba a "manipular las elecciones" a favor del Partido Demócrata.

La entrada de blog ha sido borrada. La Comisión no es la encargada de contar los votos, así que sería muy difícil que pudiera afectar el resultado.