El turbio potencial de un iPad más grande

¿Aumentará Apple el tamaño del iPad – tal y como lo hizo con el iPhone? Hay factores que van más allá de una pantalla más grande, desde el precio hasta los teclados.

samsunggalaxytablet12inchnopen031.jpg
El Galaxy Tab Pro de 12.2 pulgadas de Samsung. Sarah Tew/CNET

La primera tableta Android de Samsung, la Galaxy Tab de 7 pulgadas, no era un dispositivo barato, pero estableció un precedente para todas las tabletas pequeñas, y hasta influyó en el desarrollo del iPad Mini de Apple. Pero más que nada, el Galaxy Tab allanó el camino para el supereconómico Amazon Kindle Fire y la camada de dispositivos disponibles por menos de US$150 ó hasta menos de US$100.

Con esta saturación de productos en el mercado de tabletas asequibles y de menor tamaño, no es de sorprenderse que empresas con marcas premium como Microsoft y Samsung busquen refugio en el mercado de tabletas de mayor tamaño. Microsoft, para seguir distinguiendo a su Surface Pro de su Surface 2, decidió aumentar el tamaño y sacar la Surface Pro 3 de 12 pulgadas. Con esto, ayudó a solidificar una tendencia junto a Samsung con su Galaxy Note Pro y Galaxy Tab Pro de 12.2 pulgadas. Fueron las primeras grandes empresas en presentar tabletas de este tamaño desde que la Toshiba Excite de 13 pulgadas desapareció del mercado poco tiempo después de su lanzamiento.

Ahora, todos los ojos están puestos en Apple. Antes de que se realizara el evento de lanzamiento el martes pasado, en el que se presentaron los iPhone 6 y iPhone 6 Plus, se había especulado que Apple iba a presentar un "iPad Pro" con una pantalla más grande. Pero en esta ocasión no hubo ningún anuncio sobre iPad. Apple, sin embargo, tiene otra oportunidad de realizar un anuncio, tan pronto como en octubre. Así que estamos atentos.

Por el momento, entonces, el segmento de las tabletas grandes sigue siendo territorio de Microsoft y de Samsung. Pero existen factores más allá del tamaño de la pantalla que distinguen a sus productos - factores que debemos tener en cuenta mientras esperamos a que Apple decida anunciar un iPad más grande.

Multitareas: el designar a estos dispositivos como "pro" indica un par de cosas sobre productividad. Tanto Microsoft como Samsung presumen de la capacidad de sus tabletas de mostrar varias aplicaciones al mismo tiempo - una función que ofrecen Samsung y LG hasta en sus teléfonos inteligentes. Pero hasta ahora, a pesar de rumores acerca de lo contrario, Apple no ha optado por mostrar varios apps de manera simultánea en iOS, y no existe respaldo para esta función en iOS 8.

Teclado: Microsoft y Samsung se han enfocado en el uso de teclados en sus tabletas grandes. Por ejemplo, el teclado Type Cover de la Surface Pro se puede doblar para ajustarse a la base de la tableta a través de magnetos. Samsung ofrece un teclado que también sirve de cubierta para sus tabletas de 12 pulgadas, y subraya que realizó cambios al software del teclado para que dé la sensación de un teclado físico al incluir botones del cursor, por ejemplo. Pero, mientras que empresas externas producen muchas opciones de teclados para el iPad, Apple se ha mantenido al margen de la producción del teclado.

Lápiz óptico: tanto la Surface Pro como la Note Pro incluyen lápices ópticos sofisticados; el lápiz óptico de Microsoft tiene la capacidad de hacer que la Surface Pro se ponga en modo de apuntes con el app OneNote. A pesar de registrar varias solicitudes de patentes a través de los años, Apple ha condenado el uso de lápices ópticos en iOS desde el arribo del iPhone.

Precios: Microsoft ofrece la Surface Pro 3 con un procesador Core i3 por US$799, un poco más barato que la Surface Pro pero aún cara si se le compara con otras tabletas. La Samsung Galaxy Pro de 12.2 pulgadas tiene un precio de US$849, pero Samsung la vende a US$799 si la compras directamente desde su sitio web. De hecho, la disponibilidad de lápices ópticos y de teclados ayudan a justificar el alto precio de estas tabletas.

La competencia de las laptops: con sus teclados y capacidad para mostrar varios apps, estas tabletas grandes no ocultan el hecho de que quieren competir con las laptops. Samsung, cuya cuota de mercado en el segmento de laptops es mínima, no tiene reservas en utilizar su dominio de Android para atacar a las computadoras portátiles. (Curiosamente, no se ha metido con laptops Android como el SlateBook x2 de HP). Microsoft también es un contrincante de cuidado cuando se trata de laptops, al menos en materia de sus propios productos de hardware. Pero Apple sigue teniendo ventas fuertes en sus MacBooks y está invirtiendo en nuevas versiones del OS X. A pesar de su retórica de una "era post-PC", Apple no tiene una estrategia contra las laptops, al menos no para los dispositivos que corren su propio sistema operativo.

En vista de todos estos puntos que Apple tiene que considerar, ¿qué queda? Desde la perspectiva de consumo de contenido, las tabletas grandes pueden ofrecer una experiencia más inmersiva de video y de juegos. Y están más optimizadas para contenido como revistas y partituras. En otras palabras, tal y como el iPad Mini mantuvo la esencia de la propuesta del iPad, un iPad Pro más grande conservará los aspectos fundamentales de la tableta de Apple.

Pero, mientras que el iPad Mini ofrece esa experiencia por un precio más barato a los US$499 del iPad Air, un iPad Pro más grande sin duda costará más que el Air, y presentará problemas de peso y de envío que son comunes en las tabletas grandes. Esa es la razón por qué por ahora, el camino que toma Apple para hacer llegar contenido a un pantalla más grande y plana es el Apple TV.

Close
Drag