'Streaming' de música ahoga ventas de CDs en EE.UU.

Por primera vez desde 2014, los ingresos de servicios como Pandora, Spotify y Beats de Apple sobrepasaron las ventas de discos compactos, según un grupo de la industria.

cloud-music-android.jpg
Las ventas de 'streaming' de música en EE.UU. pasaron de ser 5 por ciento del mercado hace cinco años a 27 por ciento en 2014.Foto de Lexy Savvides/CNET

La profecía de que el streaming de música será el futuro - ya sea como amenaza o aspiración - ya se está volviendo una realidad.

Los ingresos generados por el streaming de música el año pasado sobrepasaron los de los CDs, el formato que alguna vez elevó las ventas de la industria a finales de los años 90.

Según cifras sobre la venta de música de la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA, por sus siglas en inglés), las ventas en EE.UU. de streaming de música fueron de US$1,870 millones en 2014, mientras que las ventas de discos compactos fueron de US$1,850 millones. Los ingresos por streaming - que incluyen servicios de suscripción como Spotify y Beats Music de Apple, o de radio como Pandora y Sirius XM, y operaciones apoyadas por la publicidad como Vevo, YouTube y las versiones gratis de Spotify -- saltaron un 29 por ciento el año pasado, mientras que los ingresos de CDs cayeron un 12.7 por ciento.

Mientras tanto, las descargas digitales, las compras de música típicas de tiendas como iTunes de Apple, aún representan la porción más grande de los ingresos de la industria discográfica. Sus ventas cayeron 8.7 por ciento a US$2,580 millones.

Las cifras ilustran un cambio radical de comprar música para tener en propiedad - en la forma de una canción descargada, un CD, un disco o un casete - a un mundo donde la música se disfruta mediante el pago de una suscripción. Este cambio subyacente en la industria de la música ha recibido elogios de un lado y sombrerazos del otro.

En su totalidad, la venta de música en EE.UU. cayó un 0.5 por ciento a US$6,970 millones en 2014.

Close
Drag

Las cifras de RIAA demuestran que los servicios de streaming forman una porción más grande de las ventas totales de la industria. El streaming contribuyó un 27 por ciento del total de los ingresos de la industria el año pasado, frente al 21 por ciento el año anterior. Cinco años atrás, estos servicios eran el 5 por ciento del total. Las descargas digitales fueron 37 por ciento del total del mercado, una caída del 40 por ciento frente al año previo, y las ventas de los productos físicos fueron el 32 por ciento en 2014.

Uno de los segmentos de la música digital más popular es el servicio gratuito apoyado por la publicidad, que permite a las personas escuchar una canción específica: piensa en las versiones gratuitas de Spotify o YouTube. La categoría creció un 34 por ciento, aunque continuó siendo relativamente pequeña, con US$295 millones en ingresos.

Los servicios de suscripciones de pago, como Spotify Premium, Rhapsody y Beats Music, subieron un 25 por ciento a US$799 millones.

Las ventas físicas de CDs y productos similares continuaron en descenso al caer 7.1 por ciento.