CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

El sistema de Racelogic limita el uso telefónico del conductor

Y lo hace sin afectar a ninguna otra persona en el vehículo.

La empresa Racelogic tiene una nueva solución para eliminar distracciones al volante por culpa de teléfonos celulares.

El sistema se llama TouchLock. Se trata de colocar un transmisor bajo el asiento del conductor, que se activa cuando el vehículo alcanza cierta velocidad. Este transmisor envía una señal eléctrica al asiento y, cuando el conductor agarra el teléfono, el circuito se completa y el teléfono desactiva ciertas funciones.

Debido a que el transmisor sólo está bajo el asiento del conductor, sólo afecta al conductor. Los pasajeros pueden usar sus teléfonos tanto como quieran e incluso pueden usar el teléfono del conductor sin problemas. El transmisor sólo evita que sea el conductor quien pueda realizar ciertas funciones, haciendo que se centre en la conducción. El conductor sigue pudiendo usar su teléfono, si el vehículo está parado.

Algunas empresas han tenido un éxito limitado tratando de encontrar una forma para limitarle el acceso telefónico a una única persona dentro del vehículo. La tecnología basada en velocidad funciona pero no ve cuál es la diferencia entre el conductor y los pasajeros. Una patente reciente de Apple usa sensores para determinar quién está conduciendo, pero requiere que el conductor lleve un Apple Watch. El sistema de Racelogic no necesita nada más que el transmisor. Incluimos otra demostración del sistema a continuación: