CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

El recuerdo de una fiesta que le podía pesar a México ante Alemania

El Tri debuta este domingo ante la selección germana y el resultado del partido podría reverdecer las polémicas que han rodeado al equipo.

Poland v Mexico: International Friendly

El equipo no ha conseguido un alto rendimiento en los amistosos

NurPhoto

Juan Carlos Osorio, técnico de la selección mexicana, sabe que cada decisión que toma es vista con ojos de águila por los aficionados y analistas futbolísticos. Por eso, cuando pisó suelo ruso a principios de semana, ya sabía lo que se le aproximaba.

"Se comentan acusaciones innecesarias, hay otras que están bien sustentas. Me parece que la declaración de Javier ['Chicharito' Hernández] y hablar en representación del grupo, que fue todo una reunión donde asistieron todos, creo que representa y demuestra que el grupo está unido y ojalá eso lo podamos demostrar en el campo. Desde ayer nos comprometimos a hablar estrictamente de fútbol", dijo el estratega el 11 de junio.

Osorio zanjaba así la polémica por una supuesta celebración que según medios mexicanos como Record citando a la revista TVNotas, se extendió hasta la madrugada, con varias invitadas por parte de las jugadores.

El secretario general de la Federación Mexicana de Fútbol, Guillermo Cantú, en reunión con medios de comunicación, afirmó que los jugadores estaban en su día libre y que estaban en su derecho de usarlo como quisieran, por lo que no cabía ninguna sanción. 

Todo esto, dos días antes de enfrentar el amistoso contra Dinamarca, que cerraba el ciclo de preparación y que el Tri perdió 2-0. 

Dinamarca, después de ese juego, debutó este 16 de junio en Rusia 2018, con una victoria que no mereció, 1-0 ante Perú. Se vio bastante limitado, y sólo una desatención de los suramericanos y una inexplicable mala puntería (penalti errado) explican el resultado.

Un divorcio declarado

La mencionada fiesta, que un jugador confirmó a Récord, aclarando que los jugadores asistieron con sus parejas, se dio pocos días después de la victoria 1-0 ante Escocia, el 2 de junio, en un partido preparatorio realizado en el estadio Azteca. 

Jugadores y cuerpo técnico fueron abucheados al terminar el partido. Le cuestionan al entrenador que no haya repetido alineaciones en todo el proceso clasificatorio y que convocara a jugadores que no son del gusto de la afición, como Giovani dos Santos o con demasiada edad, como Rafa Márquez (39 años).

Sin embargo, Osorio asegura que las críticas le han ayudado: "Me han fortalecido, me han enriquecido y me han enseñado muchas cosas del juego, de cómo gestionar una selección y, en términos generales, me siento mucho más fuerte".

Esa fortaleza se pondrá a prueba este domingo ante Alemania. Un buen resultado podría ayudar a mejorar las relaciones entre los fanáticos, los jugadores y el cuerpo técnico ya que el calendario del resto de Rusia 2018 le favorece. Pero una derrota, sobre todo si es de escándalo, ante el campeón mundial vigente, reabrirá las heridas que el rendimiento en la cancha no ha podido cerrar.