CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

OPINIÓN Celulares

El primer teléfono Android: 6 maneras en que ha cambiado todo

Diez años después de que el teléfono de Google T-Mobile G1 (o HTC Dream) se lanzó, es claro cuánto ha desafiado Android al iPhone desde el principio.

Betsy Lyon/CNET

El primer teléfono Android cumple 10 años hoy. Es difícil creer que el teléfono que comenzó todo, el HTC Dream (llamado T-Mobile G1 en Estados Unidos) tuvo un inicio feo y accidentado. 

Su teclado físico que se desplegaba nos frustró con sus teclas planas. Tenía una quijada gorda que estorbaba y le faltaba el teclado físico y virtual, así como un conector de audífonos. Pero este teléfono grueso y pesado cambió el mundo de los teléfonos inteligentes y nos ha ayudado a llegar adonde estamos hoy. 

Google anunció el HTC Dream el 23 de septiembre de 2008, un año después de que la primera generación del iPhone de Apple revolucionó el concepto de un teléfono inteligente. Mientras la ventaja del iPhone era su diseño simple y limpio, y una interfaz intuitiva, el primer teléfono Android trajo personalidad y la capacidad de personalizar tu experiencia. Hoy, más del 85 por ciento de todos los teléfonos del mundo usan el sistema operativo Android. 

El HTC Dream/T-Mobile G1 también tenía funciones que el iPhone no, como una mejor cámara y una mejor función de copiar y pegar. Ese es el poder de la plataforma de Google. Pero más que nada, el G1 comprobó que una empresa de software podía respaldar un exitoso teléfono celular. Aquí te contamos cómo este patito feo de teléfono dejó su marca. 

1. La personalización es la reina

El G1 se distinguió del primer iPhone al permitir cambiar la forma en que usas tu teléfono. Para los ambiciosos, este aspecto significaba que podían crear sus propios apps. Pero para la mayoría de los usuarios, el cambiar la pantalla de inicio del G1 a su gusto era ya el inicio de la esencia identitaria de Android. Entre los launchers de apps, los paquetes de iconos, los fondos de pantalla, los widgets y las carpetas, lo que recibías no era necesariamente con lo que te tenías que quedar. 

Más tarde, el iPhone se puso al día. Ahora puedes cambiar el fondo de la pantalla de inicio y reorganizar los apps en carpetas. Pero el G1 demostró que la personalización en un teléfono es importante.

Pero no se trataba solamente de usuarios individuales que modificaban sus teléfonos Android. La plataforma abierta de Android significaba que las fabricantes de teléfonos podían tomar la base del sistema operativo Android y crear su propio aspecto sobre él, sus propios launchers y hasta apps y funciones adicionales. 

Por supuesto, hay una desventaja para un sistema abierto. La fragmentación se convirtió en un obstáculo para las actualizaciones rápidas a Android, especialmente cuando las fabricantes tenían que ajustar sus actualizaciones para sincronizarse con sus interfaces personalizadas. 

El apetito del consumidor por la clase de personalización que ofreció Android fue evidente desde el primer G1, y ha sido lo que ha impulsado a Android a ser lo que es hoy. 

2. Apps desde el principio

g1-use-3706

El T-Mobile G1

Angela Lang/CNET

La tienda iTunes App debutó antes de G1, pero el teléfono HTC se apuntó una victoria sobre Apple al lanzarse con su sistema de apps integrado. 

El Android Market (que luego se convirtió en Google Play) significaba que los dueños de un G1 no tenían que esperarse para hacer más cosas con sus teléfonos, como jugar videojuegos, comprar o mantenerse organizados. En ese entonces ya era claro que los apps eran el futuro de los teléfonos, y G1 ya estaba listo para ello. 

La naturaleza de Android Market tuvo sus ventajas y desventajas. Al adoptar un proceso de aprobación de apps más flexible que el de Apple, la tienda de apps de Google permitía una selección más amplia de apps y era más amigable a los desarrolladores. 

La desventaja es que menor control de calidad significaba que podías tener algunas experiencias amargas y los apps no siempre se adecuaban con cada actualización Android. 

3. El G1 multiplicó el poder de Google

Como el primer dispositivo Android, el T-Mobile G1 le permitió a Google hacerte más dependiente de sus herramientas online. 

La fortaleza del iPhone radicaba en funcionar con otros dispositivos Apple. El primer iPhone era básicamente el iPod más mágico que Apple pudiese haber creado, ya que también podía realizar llamadas y tenía los apps que podías encontrar en tu Mac. 

g1-use-3502
Angela Lang/CNET

Google tomó una aproximación contraria al enfocarse en el ecosistema del robusto imperio de software de Google. Con este teléfono, tenías el poder de Google Search en tu bolsillo, además de Gmail y su app de mapas. 

4. Sentó las bases para diseños futuros

remembering the first Google Android Phone: HTC T Mobile G1

G1 y el Galaxy Note.

Sarah Tew/CNET

Aunque el primer teléfono Android tenía un teclado tradicional y muchos botones, el plan siempre fue ofrecer muchas opciones.

La función del G1 fue mostrarle a los consumidores cómo funcionaría un "teléfono Google", y darle a los desarrolladores de apps más opciones para que los próximos celulares Android tuvieran una base fuerte.

No pasó mucho tiempo antes de que los interesados en Android vieran teléfonos de Motorola, Samsung, LG y otras fabricantes, además de más dispositivos de la propia HTC. Los Android venían con diversas dimensiones, tamaño de pantalla, capacidades de la cámara, entre otras diferencias.

Pero sin ese primer celular Android que probó el interés de los compradores quizá jamás hubiera aparecido el Motorola Droid, que se promovió como una verdadera alternativa al iPhone; el HTC Eveo 4G (primer teléfono 4G en EE.UU.); el primer Galaxy Note con S Pen; o el Pixel 3 de Google que esperamos el 9 de octubre.

5. Los logros de HTC marcaron el camino de los Pixel

Antes del T-Mobile G1, HTC era una pequeña fabricante de Taiwán que luchaba con Samsung y Motorola por ser una de las marcas más conocidas del mundo.

El G1 le dio a HTC la oportunidad de resaltar y de lograr una estrecha relación con Google. Posteriormente vino el Google Ion/T-Mobile MyTouch 3G (el segundo teléfono con Android), el HTC Hero (el primer Android CDMA) y el HTC Droid Eris (el primero con interfaz que permitía usar dedos para hacer zoom).

android-t-mobile-g1-2869-007

El G1 al lado del Google Pixel 2.

Josh Miller/CNET

Pero no fue sino hasta la llegada del Nexus One en 2010 que HTC logró un Android al máximo de sus capacidades. Siendo un teléfono con Android "puro", recibía rápidamente las actualizaciones de forma automática y ofrecía una alternativa a las interfaces personalizadas de la empresa, que ya se habían vuelto muy comunes. A partir de ahí, HTC siguió fabricando los mejores dispositivos Android, como lo fue el primer Pixel de 2016. Incluso, hace poco Google pagó US$1,100 millones por contratar a un número de ingenieros de HTC.

6. Se convirtió en el único rival de verdad de Apple

Quizá el efecto más significativo del lanzamiento del HTC Dream/T-Mobile G1 fue su papel como feroz competidor del iPhone. Google y Apple – cuyas sedes están separadas por unas 11 millas en el corazón de Silicon Valley – ya eran dos de las empresas de tecnología más poderosas e interesantes en el mundo.

remembering the first Google Android Phone: HTC T Mobile G1
Sarah Tew/CNET

Ambas también eran nuevas en el mundo de las teléfonos, en el que ya competían BlackBerry, Nokia (con su sistema operativo Symbian) y los dispositivos Windows Mobile, tanto en el segmento de los "inteligentes" como en el de gama baja con celulares más simples.

Pero cuando la popularidad del iPhone explotó, las plataformas veteranas no pudieron mantenerle el paso. Cuando apareció Android era una propuesta fresca y nueva, y tenía detrás los enormes recursos de Google para competir con Apple por ser la plataforma móvil del futuro.

El T-Mobile G1 también forzó a Apple a hacer lo mejor posible, introduciendo funciones como una mejor cámara, navegación de mapas e, incluso, la capacidad de copiar y pegar texto. Google fue tan exitoso, que hoy en día Android no sólo compite con Apple sino que es el único rival del iPhone que ha sobrevivido.

Y todo eso comenzó con un pequeño teléfono de aspecto chistoso.