El plan de Pebble para luchar contra Apple, Google y otros

El presidente ejecutivo de Pebble, Eric Migicovsky, habla sobre la estrategia para competir con los relojes inteligentes que están por llegar.

El Pebble Steel hizo su debut en enero de 2014, pero esperamos ver nuevo hardware este año. Sarah Tew/CNET

Puede que Pebble sea un veterano en el juego de los smartwatches, pero todavía tiene montones que demostrar.

El Pebble Steel fue el reloj inteligente favorito de CNET en 2014, pero con la inminente llegada del Apple Watch, de nuevos relojes con Android Wear y toneladas de recién llegados como Swatch que entran en la refriega, le será un poco más difícil sobresalir del montón.

Esas presiones competitivas subrayan un mercado cada vez más atiborrado de dispositivos portátiles -- un área en la que aún falta que se monten los consumidores comunes y corrientes. Pero las cosas pueden cambiar con el Apple Watch. Katy Huberty, analista de Morgan Stanley, cree que Apple venderá 30 millones de unidades de su reloj inteligente este año. Su popularidad podría amplificar el nivel de conciencia sobre los wearables, que Analysis Mason ve como un mercado potencial de US$22,900 millones para 2020.

Pebble, el segundo mayor fabricante de smartwatches después de Samsung, está posicionado con un comienzo sólido con una base establecida de 1 millón de unidades vendidas.

Entonces, ¿cómo montarse en ese impulso? En una entrevista el lunes, el fundador y presidente ejecutivo de Pebble, Eric Migicovsky, ofreció algunas pistas sobre lo que podría venir después.

Un nuevo tipo de interacción

Pebble podría diferenciarse de los demás atendiendo las limitaciones de su pequeña pantalla -- una crítica que se cierne sobre la mayoría de los smartwatches.

"La interfaz de los wearables no se ha mejorado, ni por nosotros, ni por cualquier otra persona recientemente ... nadie, incluidos nosotros, ha estado hablando acerca de lo que realmente van a hacer con el reloj, y cómo vas a lograr hacer [cosas] con él", dijo Migicovsky.

Él hizo alusión a un nuevo estilo de hardware y software, actualizando la manera en que el reloj funciona. "Realmente vas a interactuar con el reloj en una manera completamente diferente de lo que haces hoy en día", dijo.

Un nuevo tipo de metáfora

Los fabricantes de relojes inteligentes han adoptado el mismo tipo de modelo de aplicaciones utilizado por los teléfonos inteligentes y las tabletas, apoyándose en programas e iconos para hacer cosas en lugar de usar un ratón y un teclado. Android Wear, por ejemplo, tiene su propia sección en la tienda de Google Play.

Migicovsky no cree que eso funciona. "Hemos tratado eso en Pebble, y no es el modelo correcto ... lo que tenemos en el horizonte... es ¿cuál es la nueva metáfora?", dijo Migicovsky, aunque no dio más pistas sobre cómo funcionaría el próximo Pebble aunque admitió que los botones físicos son algo que mucha gente todavía aprecia.

Android Wear, un poco de todo; Apple Watch promete

Cuando Pebble era sólo un proyecto de Kickstarter buscando entrar en la competencia, fue abriendo camino en el mercado de los wearables. Pero ahora, tiene dos gigantes con los que lidiar: Google y su ejército de socios en Android Wear y Apple y su esperado reloj inteligente, el Apple Watch. Pero Migicovsky restó importancia a la amenaza de ambos.

"Todavía es sólo Google Now, el mismo Google Now que está en tu teléfono y te conduce a cosas realmente molestas que se sienten incómodas", dijo acerca de Android Wear.

Apple Watch, sin embargo, lo emociona un poco más. "Estoy deseando que llegue el próximo paso en la relación entre lo útil que es y lo complicado que es de usar", dijo.

¿Pebble, el hub?

A Migicovsky no le convence la idea de que sus relojes Pebble necesitan todo tipo de sensores metidos en el dispositivo. En cambio, él ve a Pebble más como un hub y un facilitador de plataformas que como una manera de hacerlo todo desde tu muñeca.

"La muñeca no es el mejor lugar en el cuerpo para recibir todas esas señales", dijo Migicovsky. "Lo que pensamos es que Pebble sería ideal para visualizar todos estos diferentes sensores en tu vida".

La próxima gran movida de Pebble a finales de este año es habilitar la comunicación Bluetooth Low Energy (BLE) en los Pebbles, permitiendo a sensores y dispositivos hablarse con Pebble través de la tecnología Bluetooth de bajo consumo energético.

"En lugar de tener que poner una pantalla en cada pieza de ropa que usas, simplemente tendrán que canalizar toda esa información a tu muñeca", dijo.

Sobre el tema de los monitores de ritmo cardíaco, Migicovsky no sonó demasiado optimista, y admitió que el seguimiento de la frecuencia cardíaca en la mayoría de smartwatches simplemente "apesta". "Vamos a dejar en manos de los expertos, de las personas que hacen esto de la mejor manera al ser su trabajo de tiempo completo, y les permitiremos trabajar con Pebble lo mejor que podamos", dijo, una señal de que Pebble probablemente no intentará meter sensores de fitness como el Apple Watch, la Microsoft Band y los Basis Peak.

Pagos: códigos QR en lugar de NFC

El próximo Pebble puede no optar por cualquier tecnología avanzada de pagos móviles basada en la comunicación de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés), la tecnología inalámbrica de corta distancia empleada por Apple Pago y Google Wallet.

En lugar de ello, Pebble podría optar por usar aplicaciones basadas en códigos QR o Quick Response, que son más fáciles de implementar y que generan aleatoriamente imágenes que pueden ser reconocidas por las cámaras de los teléfonos inteligentes.

"Al igual que la cosa de la monitorización de la frecuencia cardíaca, hay un equilibrio entre lo que es útil, lo que es eficiente y lo mucho en que en realidad va a ser parte de tu vida", dijo Migicovsky. "Por ahora, creo que nos estamos enfocando mucho más en las aplicaciones habilitadas para QR".

Hizo alusión a aplicaciones de terceros ya existentes como PebbleBucks, que ya funcionan en ciertas tiendas, y dijo que algunos socios basados en códigos QR más vendrán a finales de este año.

Una pantalla siempre encendida

En cuanto al diseño del próximo Pebble, no esperen una pantalla OLED grande o brillante. A Migicovsky le gusta tener una pantalla siempre activa.

"Es una cosa muy importante para nosotros", dijo. "Me gusta ser capaz de mirar hacia abajo en mi muñeca y ver la hora que es". Esa es una diferencia importante con otros smartwatches de gama alta que utilizan pantallas de colores que funcionan cuando mueves y giras la muñeca para mirarlos.

El ejecutivo no quiso admitir de qué forma podría ser la pantalla, pero dijo que el nuevo dispositivo tiene que ver más con lo que haces con el software.

El próximo Pebble y su software serán dados a conocer a finales de este año.

Close
Drag