CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

​El Parlamento Europeo insinúa la posible fragmentación de Google

El organismo aprueba una moción para solicitar a la Comisión Europea que presente una regulación para posiblemente contrarrestar la posición dominante de la gigante de Internet.

La moción del Parlamento Europeo no es vinculante para Google. CNET

El Parlamento Europeo ha aprobado una moción para solicitar a la Comisión Europea que trabaje en una regulación más estricta para las empresas que prestan servicios de búsquedas en Internet, incluyendo la posibilidad de dividir empresas que presten múltiples servicios que puedan afectar la libre competencia digital. La medida afectaría principalmente a Google, la líder del mercado mundial.

La moción fue aprobada por 384 votos a favor, 174 en contra y 56 abstenciones y se produce un día después de que la misión de Estados Unidos en Bruselas dijera sentirse "preocupada" porque el proceso de las investigaciones que se le llevan a cabo sobre Google en la región no fuera objetivo, imparcial y estuviera politizado.

La resolución hace un llamado a la Comisión Europea "para evitar cualquier abuso en la comercialización de servicios interrelacionados con los operadores de motores de búsqueda" y le anima a "considerar la propuesta con el objetivo de separar los motores de búsqueda de otros servicios comerciales" en el largo plazo.

Google declinó hacer comentarios.

La resolución no menciona a Google por su nombre, pero está claro que es el gran objetivo, especialmente teniendo en cuenta la investigación que adelanta la Comisión Europea desde 2010 por supuesta posición dominante del buscador de la compañía en el continente.

En Europa el buscador de Google domina el 90 por ciento del mercado. En muchas ocasiones, Google le da prioridad en los resultados de una búsqueda para reserva de vuelos o la compra de entradas de cine a sus propios servicios sobre los de sus competidores.

Este año, Google se ha enfrentado en Europa a otros problemas como la posibilidad del cierre de Google News en España por una nueva Ley de Propiedad Intelectual -- que implica pagarle a los medios citados en la selección de noticias --, así como tener que borrar el registro de cientos de personas gracias al "derecho al olvido", que ahora permite a los ciudadanos pedir a la empresa que no guarde cierta información personal.