CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

El nigeriano que jugó contra Argentina sabiendo que su padre estaba secuestrado

'Recibí una llamada cuatro horas antes... Me dijeron que lo matarían si ... se lo contaba a alguien', confesó este martes el volante.

Mikel Obi- Nigeria

John Obi Mikel (izquierda) durante el partido contra Argentina donde cayó 2-1.

/ Getty Images

Imagina que estás por jugar el partido de tu vida ante Argentina, y minutos antes de pisar el terreno recibes una llamada para anunciarte que tu padre está secuestrado.

El argumento parece de película, pero le sucedió a John Obi Mikel, capitán de la selección de Nigeria, antes de enfrentar a la Albiceleste, por el pase a octavos de final.

"Recibí una llamada cuatro horas antes del inicio del partido para contarme qué había pasado. Me dijeron que lo matarían si se lo informaba a las autoridades o se lo contaba a alguien. Tampoco quería discutirlo con el entrenador [Gernot Rohr] porque no quería que mi problema se convirtiera en una distracción para él y el resto del equipo el día de un juego tan importante", dijo el jugador al diario inglés The Guardian.

Pa Michael Obi fue capturado en Enugu, al sudeste de Nigeria, mientras viajaba en una autopista. Al otro lado del mundo, también en un transporte, el de la selección, su hijo recibió la llamada mientras se dirigía hacia San Peterbusrgo.

"Estaba emocionalmente angustiado, confundido, y tuve que tomar una decisión sobre si estaba mentalmente listo para jugar. No sabía qué hacer pero, al final, supe que no podía dejar a 180 millones de nigerianos. Tuve que cerrarlo de mi cabeza, suprimir el trauma e ir a representar a mi país. Jugué mientras mi padre estaba en manos de ladrones", agregó el jugador. 

El 2 de julio, las fuerzas de seguridad de Enugu lograron hallar al padre del jugador, después de una semana de búsqueda. No se reportaron detenidos. 

Según Ebere Amaraizu, portavoz de la policía, Mikel pagó casi US$28,000 de rescate. Afirmó que la víctima no tenía signos de violencia.

Sin embargo, el jugador dio otra versión: "Agradezco a las autoridades policiales por sus esfuerzos de rescates. Desafortunadamente, mi padre ahora está en el hospital por la tortura que recibió durante su captura".

Esta no era la primera vez que el padre de la estrella nigeriana era secuestrada. En 2011 fue privado de libertad por un grupo de irregulares.

Mikel jugó los 90 minutos contra Argentina. Su selección perdió 2-1, con el empate clasificaba. Marcos Rojo marcó el de la diferencia en el minuto 86. 

CALENDARIO: Todos los partidos de Rusia 2018

RUSIA 2018: Toda nuestra cobertura del Mundial 2018