CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

El letrero de 'se vende' pesa más que las ganancias de Yahoo

El gigante de internet logró superar ligeramente las expectativas de los analistas financieros, pero nada de eso importa, ya que Yahoo y su presidenta ejecutiva Marissa Mayer enfrentan dudas sobre el futuro del sitio.

corbis-42-54620599.jpg

Yahoo está explorando la venta de su negocio de internet.

Chris Farina/Corbis

Esta es una nota sobre las ganancias de Yahoo en el primer trimestre. Pero en realidad no lo es.

El gigante de internet superó ligeramente las expectativas de Wall Street al anunciar sus resultados financieros el martes. El problema es que a nadie le importan ya demasiado esos números.

Más bien, el otrora poderoso portal Web convertido en compañía de medios se ha visto eclipsado por la intriga sobre su destino en un sentido más amplio. Cabe la posibilidad de que Yahoo, fundada en 1995 por los estudiantes de Stanford Jerry Yang y David Filo, deje de existir dentro de poco tiempo.

Podría ser comprada. Podría ser dividida en partes. Podría cambiar de nombre.

Y esa es la razón por la cual en el reporte financiero de hoy lo único que interesa es lo que la presidenta ejecutiva Marissa Mayer está diciendo, o no, sobre la posible venta de Yahoo.

"Progresamos sustancialmente hacia potenciales alternativas estratégicas para Yahoo", dijo Mayer en un comunicado. "Nuestra junta, nuestro equipo de dirección y yo estamos completamente alineados en esta prioridad principal para nuestros accionistas".

"Alternativas estratégicas" se traduce en el lenguaje de los inversionistas como posible venta. Durante los pasados dos meses, Yahoo ha estado ofreciéndose en el mercado. Propiedades como Yahoo Mail, Yahoo Sports, Yahoo Finance y el resto de elementos de lo que consideramos Yahoo podrían venderse pronto. El lunes era la fecha límite para la primera ronda de licitadores, y los interesados incluyen, según se ha reportado, a Verizon, YP -- antes conocido como YellowPages.com -- y firmas de capital privado como TPG.

En medio de los rumores sobre quién quiere comprar qué, Yahoo aún sigue administrando un negocio, aunque se trate de uno en declive. Las ventas cayeron hasta US$1,087 millones de US$1,220 millones hace un año. La cifra estaba casi alineada con las estimaciones de los analistas. La compañía también batió expectativas de ganancias. Las ganancias, menos algunos costos, fueron de 8 centavos por acción. Los analistas estaban esperando que fueran de 7 centavos por acción.

El resto de la historia es bastante técnica, pero lo que esos números pueden indicar cuánto trabajo tendrá que hacer un comprador potencial para volver a hacer de Yahoo un ganador. Se da por descontado que Yahoo aún es uno de los destinos más populares en la red. Es el tercer sitio con más tráfico de la Web, después de Google y Facebook, de acuerdo con ComScore.

Pero Yahoo no ha encontrado la manera de hacer más dinero a partir de todo ese tráfico. Cuando se trata de anuncios publicitarios -- la fuente principal de ingresos de Yahoo -- Facebook y Google dominan. Ambos sumarán casi el 40 por ciento del mercado global este año, de acuerdo con eMarketer. Se espera que Yahoo ocupe el 1.7 por ciento.

Yahoo fue alguna vez una de las estrellas más brillantes de internet. Pero malos manejos, una oferta de compra fallida por parte de Microsoft hace una década y los cambios en la manera de hacer dinero en la red han destruido su negocio. Incluso aunque Mayer, una exitosa ex ejecutiva de Google, tomó las riendas de Yahoo en 2012, los inversionistas creen que la compañía vale menos que el dinero y los bienes que posee.

Eso no quiere decir que Mayer no haya tomado medidas para intentar corregir el curso del buque, incluyendo la reconfiguración de todos los sitios de Yahoo para móviles. Pero el cambio no es suficiente para animar de nuevo ni a usuarios ni a inversionistas.

Independientemente de cual sea el resultado, el cheque de liquidación de Mayer podría tener muchas cifras. Si Yahoo es absorbida por otra compañía y ella es despedida por la compañía, a Mayer se le quedarían a deber US$59 millones, de acuerdo con un reporte de The Guardian.