CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

El iPhone 8 quizá no tenga algo que sí tiene el Galaxy S8

El próximo teléfono insignia de Apple tal vez sea incapaz de aprovechar las más altas velocidades que ofrecen las operadoras telefónicas. Y de ello puedes culpar a su relación con Intel y Qualcomm.

Sarah Tew/CNET
Reproduciendo: Mira esto: El iPhone 8 podría costar menos pero llegará tarde
2:45


En un aspecto importante, el Samsung Galaxy S8 podría superar con creces al iPhone 8.

El Samsung Galaxy S8 es el teléfono más rápido cuando se trata de aprovechar la velocidad de las redes celulares. Esto se debe a que integra el procesador Snapdragon 835 de Qualcomm o, en algunos mercados, el chip Exynos 8895. Ambos procesadores pueden funcionar con una forma avanzada de la tecnología inalámbrica 4G llamada Gigabit LTE.

Gigabit LTE será una función característica de muchos teléfonos de alto calibre este año. Y aun así, el próximo teléfono de Apple, que está a meses de convertirse en un producto oficial, quizá no sea uno de ellos. Apple diseña su propio procesador y utiliza módems de Qualcomm e Intel. Pero el más reciente módem de Intel para el mercado no alcanzará las velocidades Gigabit LTE, que podría forzar a Apple a ralentizar la versión de Qualcomm para asegurarse de que todos los iPhone estén al mismo nivel.

septus-53.jpg

El próximo iPhone podría no aprovechar la tecnología Gigabit LTE.

Sarah Tew/CNET

Si Apple opta por obviar la Gigabit LTE, el iPhone 8 llegará al mercado con una gran desventaja en un momento en que la empresa está tratando de posicionar la décima iteración de su teléfono insignia como el celular más avanzado hasta el momento. El Galaxy S8 es el primer teléfono premiun en aprovechar esta tecnología. Qualcomm espera que hasta diez teléfonos Android le sigan el paso al S8 este año.

"Este no es un terreno que Apple quiera ceder a Google o Samsung", dijo Avi Greengart, un analista de la firma de investigación GlobalData.

Mientras que los consumidores normalmente ignorarían algo como Gigabit LTE, las operadores están empezando a promocionar esta tecnología como el catalizador para una red más veloz. El presidente ejecutivo de T-Mobile, John Legere, dijo en enero que su empresa sería la primera con Gigabit LTE este año, lanzando así este término oscuro a la conciencia popular.

Entonces, ¿qué es lo que se perdería el iPhone al no optar por esta tecnología? Gigabit LTE promete un aumento significativo en la velocidad de tu teléfono. Piensa que es 18 veces más veloz que las velocidades promedio alcanzadas por T-Mobile y Verizon en una prueba reciente realizada por OpenSignal. Con esta clase de velocidades, puedes decirle adiós al buffering debido a que las descargas se realizan en un santiamén.

Las operadoras, por su parte, también quieren que más y más teléfonos integren Gigabit LTE porque aumenta la eficiencia de la red que podrá lidiar con más usuarios y más tráfico.

Apple, Qualcomm e Intel se rehusaron a dar un comentario para este artículo.

¿Se repite la historia?

¿Por qué es plausible este escenario? Esto ya ha pasado antes, de acuerdo con unos documentos legales presentados por Qualcomm.

Remontémonos a los tiempos del iPhone 7 y iPhone 7 Plus. Marcó el primer momento en que Apple utilizó dos proveedoras de módems en los dispositivos. Los módems de Intel se integraron en los teléfonos destinados a T-Mobile y AT&T, y los módems de Qualcomm irían dentro de los iPhone 7 destinados a Verizon y Sprint.

Qualcomm acusó a Apple de limitar los módems de la empresa en los iPhone para que el desempeño de los mismos estuviera a la par de las versiones potenciadas por los módem de Intel.

qualcomm-lab-tour-14.jpg

Qualcomm acusó a Apple de desacelerar su módem en el iPhone para homologarlo con la versión potenciada por el chip de Intel.

Lynn La/CNET

A pesar de que Apple se rehusó a comentar sobre la acción legal de Qualcomm, la gigante de Cupertino señaló una demanda interpuesta en enero en la cual acusa a Qualcomm de cobrarle regalías de forma injusta basado en tecnología que no ayudó a crear.

Aun así, las acusaciones de Qualcomm van acordes con los resultados que obtuvieron los investigadores de Twin Prime y Cellular Insights, de acuerdo con la agencia de noticias Bloomberg.

Con el próximo iPhone 8, Qualcomm ofrece un módem X16, el mismo que se encuentra dentro del Snapdragon 835 que es capaz de Gigabit LTE.

El más reciente chip de Intel, el XMM 7480, tiene una velocidad máxima de 600 megabits por segundo. Su primer chip capaz de Gigabit LTE, el XMM 7560, llegará al mercado el próximo año.

¿Por qué nos importa esto?

A pesar de su nombre, Gigabit LTE no necesariamente significa que tu teléfono será capaz de descargar videos de gatos a 1 gigabit por segundo, que sería el equivalente a una conexión residencial de banda ancha que obtendrías con Google Fiber. Gigabit LTE se refiera a una velocidad máxima teórica, aunque la velocidad promedio mundial de la Gigabit LTE sería mucho más rápida de lo que experimentamos ahora.

Las redes Gigabit LTE no están funcionando en ningún mercado de importancia; T-Mobile ha mencionado áreas selectas en unos cuantos mercados que son capaces de obtener estas velocidades. Neville Ray, el presidente de tecnología de T-Mobile, dijo en una entrevista el lunes que no pensaba que Gigabit LTE estaría disponible a nivel nacional en Estados Unidos, pero que la tecnología sería una manera para que la empresa "resalte la superioridad de su red".

Pero esta tecnología no se trata solamente de algo para presumir. A medida que las operadores actualizan sus redes, tu teléfono capaz de Gigabit LTE se volverá cada vez más rápido. Así que, un teléfono que compres este año podría volverse mejor en 2018 y aun después.

Pero, si tu teléfono no respalda Gigabit LTE, te quedarás estancado con una conexión más lenta a pesar de una tecnología de red mejorada. Y eso es algo para considerar a medida que uses tu teléfono en los próximos años.

Aún no está claro qué hará Apple con el próximo iPhone. Podría simplemente usar el módem de Qualcomm. O quizá utilizará el X16 en mercados como Estados Unidos donde Gigabit LTE está en camino, y el chip de Intel podría destinarse a otros mercados. Lo que está claro es que Apple no va hablar de su próximo iPhone meses antes de su presentación.

Pero, si la historia se repite, Apple podría desilusionar a aquellos que esperan que el próximo iPhone integre todo lo más reciente y lo mejor. En el caso de la conectividad, eso no será así.