CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

El futuro del hogar inteligente sienta bases, pero existen retos

Las fabricantes de electrodomésticos, compañías de tecnología y minoristas coinciden que para crear una adopción masiva del concepto de la casa conectada hay que educar al consumidor y establecer estándares.

ces-lavadoraconectada-whirlpool.jpg
Esta lavadora inteligente de Whirlpool tiene sensores que la conectan al termostato Nest. Claudia Cruz/CNET

LAS VEGAS -- La feria internacional de electrónica CES ha evolucionado durante los años y mientras que recientemente muchos de los gadgets se relacionaban a las computadoras, los teléfonos celulares y las tabletas, este año se le está dando mucha atención a las lavadoras, bombillas y cerraduras para el hogar.

Pero ¿por qué? Porque con la penetración de celulares inteligentes en casi el 50 por ciento de la población estadounidense, según Statista, y la incorporación de sensores de comunicación como Wi-Fi, Bluetooth y NFC (comunicación de campo corto), muchas fabricantes buscan maneras de vincular estos aparatos. ¿Por qué? Porque si se te olvida apagar la bombilla de tu casa lo puedes hacer por tu celular desde el trabajo o mandarle una instrucción a tu horno para que comience a calentarse ante de que llegues a casa.

Este tipo de innovación para las casas es el fenómeno denominado "hogar inteligente" y es una gran parte de lo que veremos más y más en los próximos años. En CES este año, es impresionante ver el número de fabricantes de electrodomésticos -- Philips, General Electric, Dyson y Whirlpool -- y las compañías de tecnología en esta área LG y Samsung, en particular, que continúan lanzando refrigeradores, lavadoras y hasta hornos. Y todos estos electrodomésticos tienen un elemento de inteligencia.

Sin embargo, la gran parte de la población no conoce este segmento del mercado de electrónica, que es aún costoso y muchos de los electrodomésticos sólo se pueden vincular a un móvil a través del app de la fabricante. Este último punto crea un ecosistema cerrado que, según los expertos que participaron en el panel CNET Smart Home, sobre el hogar inteligente este miércoles, detiene la innovación.

"Un ecosistema cerrado es algo importante porque podría afectar el crecimiento del mercado", dijo Alex Hawkinson, presidente ejecutivo y fundador de SmartThings (adquirida por Samsung en agosto 2014). "Lo que creamos debería funcionar con otras cosas. Nuestro app no debería únicamente trabajar con nuestros productos".

Esta discusión sobre cómo los aparatos podrán comunicarse con un centro de control -- sea el termostato Nest, el hubWink o tal vez por un software en tu celular como sería el Apple HomeKit -- se realiza al tiempo en que la conversación sobre cómo educar al público toma lugar.

"Tenemos tantos productos buenos pero tenemos que hacer el arduo trabajo de educar al consumidor", dijo Ben Kaufman, el presidente ejecutivo de la startup Quirky, que apoyó a los inventores de productos inteligentes. El hub Wink surgió de Quirky, y ahora están colaborando con General Electric para mejorar el producto y venderlo en masa. "Cada persona tiene su impresión de por qué quiere un hogar inteligente y eso mismo impulsará la curiosidad en el mercado".

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Las minoristas que venden productos para el hogar conectado quieren ayudar al público a imaginar cómo pueden usar los productos conectados, explicó Amanda Parrilli, la directora de desarrollo de negocios estratégicos para la cadena de ferreterías The Home Depot. La ferretería está educando a sus vendedores en las tiendas sobre los productos conectados, añadió Parrilli, y esto está ayudando a educar más a los consumidores sobre el hogar inteligente.

"Cuando nuestros vendedores aprenden sobre los productos inteligentes se dan cuenta inmediatamente de que sí hay una clientela a quien le gustaría esto", dijo Parrilli. "Como una mamá que está en su trabajo y quiere remotamente abrirle la puerta de la casa a su hijo porque llegó una hora más temprano".

Por lo tanto, el rango de precios para los electrodomésticos inteligentes es amplio. El hub Wink, por ejemplo, cuesta US$49.99 pero te hacen faltan los demás productos inteligentes como las bombillas. Las bombillas conectadas de la marca Philips, que se pueden comprar con su propio hub, cuestan unos US$200. Por otro lado, la cafetera inteligente de Mr. Coffee -- que puedes controlar con un app -- vale US$149.99. Claro, no hay que comprar todo, pero no es realmente un hogar inteligente cuando se tiene sólo un producto.

"La educación del consumidor es sumamente importante, pero el precio también", dijo Parrilli. "Es más sobre el valor. Si vendemos un termostato caro, la gente piensa que tiene valor. Entonces si el producto va a tener más sensores, tiene que añadirle un valor al consumidor. Si no, le aumenta el precio al producto sin añadirle valor".

Hawkinson concordó con Parrilli y notó que hay que pensar en los productos de la misma manera que uno piensa en decorar su casa porque normalmente uno compra cosas que necesita.

"Sí, se trata del descubrimiento", dijo. "Una vez que lo tengan, encontrarán maneras de usarlos".

Para conocer todas las novedades de CES 2015, visita nuestro sitio web dedicado a la feria.

CES 2015

Our editors bring you complete CES 2015 coverage and scour the showroom floor for the hottest new tech gadgets around.

Todas las noticias de CES 2015