Mejorar o no mejorar: el complicado dilema de los apps de mensajería

¿Mayor seguridad, una tienda de GIFs, notificaciones cuando se hacen capturas de pantalla? WhatsApp y sus competidores no tienen más remedio que evolucionar y ofrecer actualizaciones. La pregunta es ¿cómo y con qué fin?

WhatsApp, junto con sus rivales, cumple su objetivo de comunicar. Pero, ¿qué tanto --y en qué-- pueden mejorar?

Photo by James Martin/CNET

WhatsApp, Line, Viber, Skype o Telegram. Alguna de estas aplicaciones las utilizas más de una vez en tu día a día. Algunas ofrecen funciones que otras no; pero, al final de cuentas, todas sirven para cumplir una de las funciones más básicas y necesarias en nuestra sociedad: la comunicación interpersonal.

Con el ajetreo de la vida cotidiana, lo único para lo que necesitamos este tipo de aplicaciones es para enviar rápida y exitosamente una foto, un mensaje de texto o de voz, o a lo más un video. Tan simple como eso. Pero el destino de toda aplicación es evolucionar, y las de mensajería se ven obligadas a mejorar con mayor razón si no quieren que los apps rivales les coman el mandado.

La pregunta real es, ¿qué tanto pueden mejorar realmente? La respuesta no es tan sencilla.

En los tiempos en los que WhatsApp era la única aplicación en la cuadra, la mayoría de usuarios no le exigían mucho, pese a que no había punto de comparación, o precisamente por eso. Ahora están Telegram, que ofrece seguridad; Line, que ofrece stickers; Viber, que ofrece llamadas de voz a bajo costo; Skype, que tiene una plataforma siempre confiable. Frente a estos nuevos apps y sus bondades, WhatsApp se ha tenido que poner las pilas. El problema es que tampoco tiene tanto espacio para mejorar.

Close
Drag

Pero las mejoras no son sólo para WhatsApp. La necesidad de hacer cambios y ofrecer nuevas herramientas que marquen la diferencia es algo que todas las aplicaciones están buscando.

Algo que las aplicaciones de mensajería sí podrían incorporar y que sería útil son las notificaciones por menciones. Al igual que sucede en Facebook, Twitter y otras redes sociales, en los apps de mensajería sería muy útil recibir una notificación cuando, dentro de una conversación, el nombre del usuario es mencionado.

De esta forma, cuando el usuario tiene en silencio una conversación, sólo recibiría notificaciones cuando se le es requerido en la conversación, es decir, cuando su nombre es escrito. Esto podría operar de forma tan sencilla como en Twitter: con una arroba, "@", antes de escribir el nombre del usuario, y listo.

Otra funcionalidad que WhatsApp necesita tan pronto como sea posible, por no decir urgentemente, son los stickers, los cuales ya están disponibles en los apps contra los que ahora compite.

Los 'stickers' son parte fundamental de la comunicación en Line. ¿Para cuándo en WhatsApp?

Line

Los emojis son divertidos, sí; pero no lo son tanto como los stickers o pegatinas. WhatsApp y cualquier otra aplicación que aún no tenga este nuevo método de agregar sabor a las conversaciones necesita agregarlos, pues son bastante usados y populares en apps como Line y Telegram.

Y qué decir de los GIFs.

Si bien estos archivos animados se pueden enviar con el uso de teclados de terceros, creo que aún hay campo de mejora en cuanto a su incorporación. Por ejemplo, sería útil que los GIFs fueran nativos y que, incluso, se pudieran hacer búsquedas de GIFs dentro de las aplicaciones. Si ya hay apps con tiendas de stickers, ¿por qué no puede haber una tienda de GIFs?

En una época en la que a todos nos importa (o debería importar) la privacidad, esta es un área en la que las aplicaciones de mensajería instantánea quizá flaquean.

No me refiero a que las conversaciones se almacenen en texto plano o que los mensajes se envíen sin encriptar. En realidad, me refiero a funciones de seguridad más banales pero que de igual forma se debería tomar en cuenta e incorporar.

Específicamente, algo para impedir las capturas de pantalla. No me digan que nunca han recibido o enviado la captura de una conversación para compartir el chisme, el error o simplemente guardar la evidencia. Todos lo hemos hecho.

Si utilizan Snapchat, saben de la función que les hablo. En el app del fantasmita, cuando un usuario hace una captura de pantalla, el otro usuario recibe una notificación haciéndole saber que el destinatario hizo la captura. En los apps de mensajería, algo así debería estar disponible, pues en estos apps se habla de temas --en algunas ocasiones-- más importantes y más personales que en Snapchat.

Creo que la seguridad en estos apps debería ir un paso más adelante de lo que hace Snapchat. Por ejemplo, de algún modo, no sólo avisar que los usuarios se enteren cuando el receptor hace una captura, sino impedir que se hagan las capturas, o, en dado caso, eliminarlas inmediatamente.

Close
Drag


Las aplicaciones de mensajería instantánea también deben aprovechar de mejor forma la nueva tecnología. Quizá tener una mayor integración con el Internet de las Cosas o con la tecnología de vestir. En el último caso, los apps de mensajes podrían servir no sólo como una segunda pantalla para ver las notificaciones; sino como una segunda plataforma desde la cual se pudiera responder con mensajes cortos o, incluso, integrarse con los dispositivos. Por ejemplo, que desde el Apple Watch se pueda enviar un mensaje con el pulso del corazón del usuario directamente a Skype, Line o WhatsApp, y no solamente a otro Apple Watch, como ocurre ahora.

Quizá los apps de mensajería instantánea tengan poco campo de evolución, pero mientras sigan mejorando la fiabilidad de la comunicación, se aseguren de que los mensajes sean privados y no queden almacenados en ningún tipo de servidor, las mejoras por venir serán bien recibidas.

¿A ustedes qué les gustaría ver en su aplicación de mensajería favorita? Compartan sus ideas de mejoras en la sección de comentarios.