El futuro de los anticonceptivos está contenido en un chip

Un chip, que puede durar hasta 16 años, se implantaría debajo de la piel para suministrar una dosis diaria del medicamento.

microchip.jpg
MicroCHIPS

Una compañía de Massachusetts ha lanzado un nuevo método anticonceptivo: un chip que se implanta debajo de la piel.

El chip, que mide 20 x 20 x 7 milímetros, está diseñado para durar hasta 16 años, o cerca de la mitad del período reproductivo de una mujer. Fabricado por la compañía MicroCHIPS, el chip suministra una dosis diaria de 30 mg de levonorgestrel, que se utiliza en varios anticonceptivos hormonales. Si la mujer decide concebir un hijo, podrá utilizar un control remoto para apagar el chip, y encenderlo de nuevo si lo desea.


Esta tecnología podría ser útil más allá de los métodos anticonceptivos. En su interior, el chip tiene un depósito que contiene y protege el levonorgestrel. Estos depósitos pueden contener cualquier clase de medicamento para suministrarlo a través de comandos o a través de un horario establecido. 

“Los depósitos de cada chip se pueden abrir conforme lo desee el usuario o de acuerdo a un horario establecido para que se pueda controlar el suministro de la medicina o la activación del sensor de una manera precisa”, de acuerdo con la página web de MicroCHIPS. 

El chip deja fluir el contenido del depósito cuando una pequeña corriente eléctrica emitida por una batería interna atraviesa el sello hermético de titanio y platino. Así, el sello se derrite y permite que la dosis de la medicina se suministre al cuerpo.

Se han realizado pruebas clínicas del chip en humanos en las que se han suministrado medicamentos para la osteoporosis a mujeres postmenopáusicas durante un período de un mes. Esta prueba demuestra la funcionalidad de la tecnología, la durabilidad del chip y que no se produjeron reacciones inmunológicas negativas. Los chips se implantaron utilizando una anestesia local y el procedimiento duró unos 30 minutos.

Aún faltan algunos detalles por completar, como encriptar los chips para proteger la seguridad de los datos, pero el concepto en sí funciona.

El equipo que creó la tecnología, encabezado por Robert Langer, de MIT, y patrocinado por el programa de planificación familiar de la Fundación Bill & Melinda Gates, espera la aprobación de la Dirección Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. Proyectan que se lanzará al mercado en 2018.

Close
Drag