El 'efecto Apple Watch': la contracción del mercado de las pulseras de actividad física

La firma de investigación de mercado Gartner dice que el número de envíos de relojes inteligentes se cuadruplicará el año entrante a 40 millones; la mitad podría ser de Apple.

La nueva Up3 al lado de la Up24. Sarah Tew/CNET

El reloj inteligente Apple Watch llegará en principios de 2015, pero ya se espera que afecte a sus rivales.

El número de dispositivos de vestir para hacer ejercicio que se distribuirá el año entrante caerá de 70.2 millones de unidades en 2014 a 68.1 millones de unidades, según la firma de investigación de mercado Gartner. El segmento incluye pulseras de actividad física como las de Jawbone Up, relojes deportivos, monitores de ritmo cardíaco, dispositivos inteligentes para vestir y otros monitores de actividad física. Específicamente, los envíos de pulseras inteligentes caerá de 20 millones en 2014 a 17 millones en 2015.

La firma de investigación atribuyó la caída, a la cual llamó una "baja temporal", a la "superposición de la funcionalidad entre pulseras inteligentes y otros monitores de actividad y relojes inteligentes". En particular, el Apple Watch -- el cual incluye varias funciones de salud -- afectará las ventas de los dispositivos enfocados en el ejercicio.

"La mitad de la gente que hubiera comprado una pulsera [de ejercicio] comprará, en su lugar, un reloj inteligente", la analista de Gartner Angela McIntyre le dijo a CNET. Añadió que las fabricantes distribuirán unos 40 millones de smartwatches en 2015, cuatro veces el número que se espera para este año. Apple Watch tiene el potencial de llevarse más de la mitad de ese volumen el año entrante, dijo McIntyre.

En septiembre de este año, Apple anunció su primera incursión en el atractivo mercado de los relojes inteligentes, presentando tres diseños de su primer dispositivo de vestir: un Apple Watch con cuerpo de acero, un Apple Watch Sport con cuerpo de aluminio y el Apple Watch Edition con un cuerpo de oro de 18 kilates.

Los relojes inteligentes saldrán a la venta a principios de año y costarán desde US$349. Los dispositivos deben emparejarse con un iPhone y son compatibles con el iPhone 5, 5C, 5S, 6 y 6 Plus.


Al anunciar su primer smartwatch casi un trimestre antes de que salga a la venta, Apple logró dos cosas. Primero, acalló los rumores al decirle -- y mostrarle -- a los consumidores lo que pueden esperar de su dispositivo de vestir. Segundo, pero igualmente importante, el presidente ejecutivo Tim Cook y su equipo, encabezado por su jefe de diseño Jony Ive, lograron que los interesados en un reloj inteligente postergaran su compra de un dispositivo Samsung, Motorola, LG o de otra marca para robarles una participación en el emergente mercado de los dispositivos inteligentes.

Aunque los dispositivos específicos para hacer ejercicio se verán afectados en 2015, deberán de recuperarse en 2016 gracias a sus versátiles diseños, así como la introducción de modelos con pantallas de menor costo, dijo Gartner. En 2016, los envíos deberán alcanzar los 91.3 millones de unidades.

Close
Drag