CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

El dron Tyrone escupe pintura, serpentina y fuego

Este juguetón, y a veces amenazante, dron hace de las suyas y se sale con sus travesuras al lanzar llamas, pintura y espuma.

Ciencia
chaoticmoon-10-of-122015.jpg
Tyrone el dron puede disparar pintura, serpentina y hasta fuego. Bertie Pearson

AUSTIN, Texas -- No todos los drones han sido creados iguales. Algunos se programan para hacer operaciones de vigilancia; otros para grabar bodas y algunos más sólo vuelan por diversión. Ahora, existe un nuevo dron que es un poco más rebelde: Tyrone el dron.

Este dron escupe fuego, dispara pintura y serpentina en aerosol a las pobres víctimas de sus travesuras.

chaoticmoon-9-of-122015.jpg
Tyrone el Drone escupe serpentinas contra un maniquí Bertie Pearson

Tyrone debutó en el festival South by Southwest en esta ciudad, un evento que reúne a los asiduos a la tecnología, a los cineastas y a los músicos. Los drones dirigidos al mercado de consumo han ganado popularidad desde hace un par de años, y se han presentado en toda clase de formas y tamaños. Según CNB, más de 200,000 drones se venden cada mes a nivel mundial. Pero Tyrone es un poco distinto. Creado por Chaotic Moon, un estudio de diseño y desarrollo de software para móviles, este dron se construyó para ser en parte concepto y en otra parte una treta publicitaria.

"Siempre nos estamos preguntando '¿qué tal si?", dijo Chad Darbyshire, el director de mercadeo de Chaotic Moon. "Nuestra filosofía es que la tecnología no es ni buena ni mala, es inerte".

La idea de Chaotic Moon es encender la curiosidad por la tecnología. Así que Tyrone, el dron lanzallamas, no está dirigido a quemar cosas, sino a impulsar a que la gente empiece a preguntarse de las capacidades de los drones.

"Estamos explorando los límites de los drones y de lo que son capaces", dijo Eric Schneider, un tecnólogo de Chaotic Moon.

Para mala fortuna de Tyrone, su libertad de vuelo en exteriores estuvo restringida temporalmente durante el festival en Austin. El departamento de policía declaró la ciudad como una zona libre de drones sólo días antes del comienzo del evento. Las autoridades dijeron que la prohibición de los drones se emitió debido a problemas de seguridad alrededor de las congestionadas señales de Wi-Fi, ya que los drones se controlan de manera inalámbrica.

Pero esa veda no impidió que Tyrone hiciera de las suyas en los estudios de Chaotic Moon. Durante una demostración, Schneider presumió de las capacidades de Tyrone.

chaoticmoon-4-of-122015.jpg
La versión lanzallamas de Tyrone el dron. Bertie Pearson

Schneider colocó a Tyrone en el suelo en un cuarto vacío con grandes ventanas y un maniquí colgado en la pared. Schneider dio un paso atrás y encendió el control remoto para maniobrar a Tyrone. Las aspas del cuadricóptero del tamaño de una caja de zapatos empezó a zumbar y la máquina remontó vuelo rumbo a la dirección del maniquí. Cuando Tyrone estaba a unos 2 pies de distancia del maniquí, empezó a escupir serpentina en la cara del maniquí.

Tyrone funciona con cualquier material que se puede desplegar en forma de aerosol -- así que, además de serpentina, el dron puede escupir pintura y hasta queso Cheez Whiz. La versión lanzallamas de Tyrone rocía laca para el pelo sobre un mechero montado en el dron. Sin embargo, parece que el Tyrone lanzallamas nunca verá la luz del día.

"Estábamos quemando algunas efigies y el jefe de la policía nos dijo que nunca podremos hacer eso de nuevo", dijo Darbyshire.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO