CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

El 'cyberpunk' se pone de moda en el cine y la TV

Netflix estrena en febrero la serie ‘Altered Carbon’ y el filme ‘Mute’, dos exponentes del 'cyberpunk', el subgénero de la ciencia ficción que está en boga en Hollywood. ¿Pero qué es el 'cyberpunk', por qué está la industria del entretenimiento tan fascinada y le será fiel a la esencia de este género literario?

blade-runner-2049-ryan-gosling-spinner

Ana de Armas y Ryan Gosling abordo de un auto volador ('spinner') en Blade Runner 2049 (2017).

Frank Ockenfels/Warner Bros./Sony Pictures

Casi toda la ciencia ficción da importancia a la tecnología, pero ninguna alude más a la tecnología tal como hoy la conocemos que el cyberpunk.

En la ciencia ficción tradicional, el futuro es utópico, con sociedades avanzadas que emplean cohetes para explorar la galaxia. En el cyberpunk, el futuro es menos alentador. El interés está en la Tierra, en ciudades sobrepobladas en las que la avanzada tecnología es una mercancía más. La cultura hacker y la fusión entre lo humano y lo cibernético cobra protagonismo. 

Quizás por ello Hollywood ha volteado la mirada reciente a este subgénero. En 2017 se estrenaron, con moderado éxito de taquilla, Blade Runner 2049 y Ghost in the Shell. Y ahora Netflix estrena en el mismo mes de febrero la serie cyberpunk Altered Carbon y la película original Mute.

Altered Carbon está basada en una de las novelas cyberpunk más conocidas de los últimos 20 años, escrita por Richard K. Morgan y publicada en 2002. Su premisa es que la conciencia de un individuo puede implantarse, como un chip, en otro cuerpo.

Su tráiler muestra imágenes que recuerdan a otros clásicos previos del cyberpunk, como Ghost in the Shell (los implantes de conciencia), The Matrix, Blade Runner y hasta RoboCop. Y lo mismo puede decirse de la película Mute –su estreno es el 23 de febrero–, que muestra un futuro con autos voladores, luces de neón y pantallas de computadora.

A juzgar por esta proliferación de películas, series y videojuegos –sí, que los hay por montones– podría pensarse que el cyberpunk está de moda, pero cabe preguntarse si estas obras son fieles representantes del género o si acaso se han quedado meramente en la estética (luces de neón, ciudades abarrotadas, androides e influencia asiática).

José Urriola, escritor venezolano radicado en México, autor de la novela Santiago se va e incluido en la antología 12 grados de latitud norte: Antología de Ciencia Ficción venezolana, cree que el interés por el cyberpunk está en que Hollywood busca temas que se conecten de manera más diáfana con la audiencia.

"Quizás los tiempos de soñar con invasiones extraterrestres o con una sociedad del año 3155 no estén en boga. El cyberpunk es como una extrapolación del presente en apenas unos años en el futuro, es el hoy radicalizado en el mañana, un espejo que nos muestra las personas que seremos a la vuelta de un lustro o una década. Y eso da vértigo (a veces del bueno, a veces sabroso), porque lo sabes perfectamente posible", explicó a través de vía electrónica.

William Gibson, autor de Neuromancer (1984) y uno de los escritores que popularizó el género cyberpunk en la literatura, admitía el pasado diciembre en Twitter que el prefijo "cyber" se aplicaba a casi todo hoy en día, y que por eso significaba nada.

Lo cierto es que frente al futuro utópico asociado a los proyectos de Elon Musk y los conceptos minimalistas diseñados por Jony Ive para Apple, el cyberpunk propone un futuro completamente diferente.

Futuro distópico

En el cyberpunk, el futuro es distópico, controlado por corporaciones, en el que la gente vive al filo de la pobreza en ciudades hacinadas en las que, no obstante, todo está regido por la alta tecnología.

Y esta alta tecnología incluye conceptos familiares para cualquier persona: inteligencia artificial, realidad virtual, cibernética, implantes de chips, androides, cultura hacker, alteraciones mecánicas del cuerpo humano, tráfico de datos, etcétera.

Escritores de ciencia ficción en los años 60, como Philip K. Dick, J.G. Ballard y Harlan Ellison, entre otros, reflejaron el impacto de la tecnología, las drogas y la revolución en sus textos, allanando el camino para los autores que, en los años 80, habrían de consolidar al cyberpunk como género literario.

Si bien William Gibson es quizás el nombre más asociado al género, el cyberpunk contó con muchos otros escritores relevantes dentro del movimiento, como Neal Stephenson, Bruce Sterling, Bruce Bethke, Pat Cadigan, Rudy Rucker y John Shirley, entre otros.

102-sdr-4k-tiff-121217-0155713

Luces de neón, rascacielos, sobrepoblación en Altered Carbon: lugares comunes del cyberpunk.

Netflix

Del 'cyberpunk' al 'cyberpop'

Pero sería el cine el medio que popularizaría muchas de las propuestas del cyberpunk. Blade Runner (1982) es el ejemplo más notable, con una estética copiada en videojuegos, vestimenta y videos musicales de esa década, y que habría de influir a obras capitales del manga y el anime en Japón, como Akira, Ghost in the Shell y Cowboy Bebop, entre otras.

Películas muy famosas de la ciencia ficción pertenecen a este subgénero, como The Matrix (1999), Johnny Mnemonic (1995), Total Recall (1990), RoboCop (1989) y The Terminator (1984), por ejemplo.

Iván Niño, profesor de marketing digital en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, sostiene que lo extraordinario en el cyberpunk ya se ha vuelto cotidiano:

"Nunca antes habíamos vivido una época en la que muchas de las propuestas de este género resultaran tangibles. Por ejemplo: la inteligencia artificial, planteada por el cyberpunk más clásico (Sterling, Gibson, etc.); la realidad aumentada y el cibercrimen son frecuentes a nivel cotidiano".

Son, visto así, temas que no desentonarían en la convención CES de Las Vegas. Y presentados con una estética que recuerde al futuro noir de Blade Runner: autos voladores, rascacielos decorados con gigantescos hologramas que promocionan productos, ciudades populosas, luces de neón, magnates reclusos y héroes solitarios vestidos de impermeable enfrentados a corporaciones. Puro cyberpop.

Esta es la propuesta visual de Altered Carbon, la serie de Netflix que se estrena el viernes, 2 de febrero. La página Web The Daily Beast se preguntaba recientemente si Altered Carbon era acaso la respuesta de Netflix a Blade Runner. "Las obras cyberpunk, como buenas obras literarias o gráficas, suelen presentar personajes de mucho peso, precepto fundamental para construir un protagonista", explica Niño.

Diez episodios integran la primera temporada de Altered Carbon. Y si esa dosis de cyberpunk no es suficiente, Netflix lanzará el 23 de febrero una película original inmersa en el mismo género.  

Se trata de Mute, dirigida por Duncan Jones (Moon, Warcraft), que, por lo que se ve en su primer tráiler emplea referencias extraídas directamente de Blade Runner, aunque su historia se sitúa en el Berlín del futuro (dentro de 30 años, para ser exactos), con autos que vuelan y luces de neón.

Los soldados del futuro con aspecto cibernético en Altered Carbon.

Katie Yu/Netflix

Se sabe poco de la trama de Mute, salvo que su protagonista es un bartender que perdió la capacidad de hablar, interpretado por Alexader Skarsgård, quien debe encontrar a su novia desaparecida en el bajo mundo criminal de Berlín. Una premisa digna del cyberpunk, influido a su vez por el cine negro, con sus detectives cínicos y crímenes difíciles de resolver.

"Esa es la experiencia que se busca replicar una y otra vez, no siempre de manera afortunada: la superpoblación, la contaminación, el control de la información, las nuevas megacorporaciones que ya no hacen aviones ni trenes ni cohetes sino fármacos, realidad virtual, propaganda, entretenimiento, inteligencia artificial y comunicación. Y cómo el hacker en ese contexto se puede convertir en el nuevo Robin Hood", explica Urriola sobre los temas del cyberpunk que atraen a Hollywood.

Resta saber si estos nuevos títulos trascienden la mera propuesta estética y se erigen en nuevas referencias del género cyberpunk.

Altered Carbon y Mute se estrenan en Netflix los próximos 2 y 23 de febrero, respectivamente.


¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook