Contenido porno impulsa la popularidad de la realidad virtual: estudio

Un reporte de Similarweb asegura que los sitios de pornografía son una de las principales fuentes de tráfico de las plataformas de gafas de RV.

Close
Drag

Mientras Samsung, HTC y Sony concretan el lanzamiento definitivo de sus gafas de realidad virtual, los amantes del porno ya están aprovechando algunas gafas que están en el mercado para disfrutar de los sitios webs de contenido sexual explícitos que están lanzando videos en este formato.

El sitio Similarweb dio a conocer un informe que asegura que los sitios Web pornográficos que ya ofrecen este tipo de contenidos están contribuyendo a aumentar el tráfico referido de la página en Internet de Oculus Rift y de la del fabricante Homido VR.

En particular, el sitio de OculusRift obtuvo 2.7 por ciento de tráfico referido entre enero y noviembre de 2015 desde sitios de realidad virtual pornográficos, mientras que el sitio de Homido VR recibió el 51.4 por ciento desde virtualrealporn.com.

De hecho, según la fuente, el crecimiento de las visitas a sitios especializados en pornografía en realidad virtual fue masivo en 2015 con un incremento de más de 202 por ciento. A ello se suma la mezcla de aparatos electrónicos de satisfacción que combinan su potencial con el de gafas VR y cuyo éxito también ha sido exponencial.

La pornografía gana en el segmento de la realidad virtual gracias a que plataformas como la de Oculus son abiertas, y no se ponen mayores restricciones al contenido desarrollado para las mismas, según asegura un reporte de Venturebeat. Algo diferente sucederá por ejemplo con las PlayStation VR, que al conectarse con la PlayStation 4 solo podrán integrarse contenidos aprobados por Sony, que probablemente prohibirá los más explícitos.

Similarweb asegura que a pesar de los precios de las gafas, la pornografía podría ser la que ayuda a definir cuál será la plataforma ganadora, puesto que aquellas que pongan barreras a este contenido podrían venderse menos, mientras que las que no pongan restricciones podrían volverse, súbitamente, más populares.