El aumento de Amazon Prime sería bueno para Netflix

Si Amazon Prime sube de precio, costaría más que Netflix por primera vez. Eso es bueno para Netflix, pero el asunto es más complicado.

netflix-new-TV-experience.jpg
Foto de Crédito: Netflix

 

Netflix descubrió – a la mala – cómo reaccionan los suscriptores de servicios de streaming de video cuando les aumentan el precio. Gritan, chillan y luego huyen.

Amazon, la gigantesca minorista en línea, anunció el jueves que está considerando un aumento en el precio anual de US$79 de su servicio Prime de entre US$20 hasta US$40 al año. Amazon Prime combina envíos de Amazon gratis con streaming de video y préstamos de libros en línea.

Un aumento del servicio Amazon Prime podría augurar buenas cosas para Netflix, pero dada la asimétrica competencia entre las dos compañías --y la estructura de pagos de Netflix-- el asunto es un poco más complicado.

A pesar que el costo mensual de una suscripción de cable en EE.UU. es casi de US$100, ha sido difícil para Netflix subir sus precios. En 2011, Netflix separó su servicio de streaming del envío de DVDs por correo y subió el precio de US$9.99 al mes por ambos a US$7.99 al mes por cada uno, un aumento del 60 por ciento. Eso enfureció a sus consumidores y Netflix abandonó esa idea. Pero ya era muy tarde — la compañía perdió 800,000 suscriptores y el precio de su acción cayó por 77 por ciento en cuatro meses.

En comparación, la propuesta de aumento de Amazon (la más alta) implicaría un aumento del 50 por ciento.

Aunque el aumento sea menor, la mensualidad sería más alta que Netflix. El servicio estándar de Netflix vale US$7.99 al mes; si Amazon aumenta Prime en US$20, la mensualidad será de US$8.25.

En esencia, eso es bueno para Netflix porque el precio es asequible y su biblioteca de contenido es más amplia y tiene mejores videos originales galardones de premios.

Pero el servicio Prime de Amazon combina tres cosas, los envíos gratuitos, el streaming de video y los préstamos de libros, y la mayoría del costo del la suscripción es por los videos instantáneos.
  
Otra perspectiva es que los videos instantáneos en Prime van a ser castigados por estar atados al servicio de envíos. Por supuesto que quienes ven videos en Internet no se inscribirán a Prime por esa razón solamente, pero ahora algunos optarán por irse con otro proveedor más popular (Netflix) con un catálogo de videos más grande y a menos precio.

Para complicar más el asunto, tenemos la estructura de pagos de Netflix. La compañía está experimentando cobrar precios diferentes según el número de dispositivos que pueden hacer streaming de videos al mismo tiempo.

Según el presidente ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, este experimento con los precios es para encontrar un plan que sea bueno y justo para los consumidores.

Y como Netflix va a continuar sus ofertas de contenido original y expandiéndose en otros países, particularmente en Europa, eventualmente el costo para el consumidor va a subir.

Todo parece indicar que la saga continuará... y estaremos muy pendientes.

Close
Drag