AT&T Foundry nutre la operadora telefónica de nuevas ideas

En su evolución de una compañía de telecomunicaciones a una de tecnología, AT&T busca impulsar su industria con centros de innovación en EE.UU. e Israel.

att-foundry.png
Captura de pantalla por Claudia Cruz/CNET

DriveMode, un app que anima a los conductores de autos a ser más prudentes e ignorar su mensajes de texto, fue creado por un empleado de AT&T. Son ideas como esta que la operadora quiere desarrollar en sus centros de innovación llamados AT&T Foundry.

Los centros AT&T Foundry, de los cuales tres se encuentran en Estados Unidos y uno en Israel, son espacios donde ingenieros, diseñadores y empresarios colaboran en proyectos tecnológicos que avanzarían las propuestas de negocio de la operadora. En una industria de telefonía competitiva, estos centros son una manera para que AT&T le saque ventaja a las ideas internas y externas y así desarrollar productos que mejoren las capacidades de la compañía y la experiencia del consumidor, y que se puedan implementar en nueve a 12 meses.

"Hace cuatro años no hubiese sido tan fácil ser una startup y trabajar con AT&T", dijo Igal Elbaz, el vicepresidente de ecosistema e innovación en AT&T, "pero hemos completamente simplificado esto. Hemos derrumbado las paredes [de colaboración]".

CNET en Español visitó el AT&T Foundry en Palo Alto, California. El primer centro de innovación se estableció en Plano, Texas, hace cuatro años cerca de la sede de AT&T en Dallas. Los otros tienen menos de tres años de existencia e incluyen uno en Atlanta, Georgia, y otro en Ra'anana, Israel. En total, 100 personas trabajan en unos 50 proyectos al mismo tiempo entre los cuatros centros.

"Somos un equipo ligero y efectivo", dijo Elbaz.

Las ideas para los proyectos llegan al Foundry de varias formas. Algunas provienen de los ejecutivos para impulsar una estrategia de la compañía. En otras ocasiones surgen por las tendencias en el mercado y las ideas de inversionistas de riesgo, desarrolladores y startups. Y otras veces nacen de los mismos empleados de la compañía a través de un canal para la sugerencia de ideas. Este es el caso del proyecto Cascade para conectar móviles con diferentes tarjetas SIM -- y su expansión para su uso en autos -- que está ahora en el Foundry de Palo Alto y que surgió como una idea de un empleado de AT&T.

"Realmente creemos que las ideas tienen que estar atadas al negocio de AT&T", dijo Elbaz. "Tal vez [el Foundry] es el que más ligado está a lo que está haciendo la compañía".

Después de que llega un proyecto como el Cascade al Foundry, un grupo de cuatro a cinco personas -- compuesto de ingenieros, diseñadores, empresarios y otras partes interesadas -- se dedican a crear un prototipo que funcione ("no sólo es una presentación", enfatizó Elbaz) en 12 semanas. Después los prototipos pasan a otro equipo en AT&T que determina su viabilidad con socios de negocios, como los fabricantes de dispositivos. Los productos que triunfan llegarían al consumidor o se implementarían dentro de la compañía en menos de un año.

"Nuestra meta es encontrar ideas y tecnología que serán valiosas para el consumidor y traerlas al mercado de una manera más rápida", dijo Elbaz.

Para darle más credibilidad y apoyo a los proyectos en los que los empleados de AT&T trabajan, desde el principio han contado con el patrocinio de empresas en tecnología como Ericsson, Alcatel-Lucent, Cisco, Amdocs, Cisco, Intel y Microsoft. En total, AT&T y estos patrocinadores contribuyeron US$100 millones.

El resultado de esa contribución, por lo menos en el Foundry en Palo Alto, es una oficina muy al estilo de Silicon Valley -- con un piso abierto, mucha luz natural y un comedor acogedor. Un beneficio de la oficina es animar la colaboración, explicó Elbaz. Además, el espacio del Foundry de Palo Alto también se usa para auspiciar hackathons durante las noches y los fines de semana.

"Uno de nuestros triunfos más grandes es que hemos influenciado la cultura corporativa", compartió Elbaz. "Nuestra metodología operacional, nuestra colaboración en grupos pequeños, nuestra rapidez a crear un prototipo. Eso comenzó aquí".

Y como AT&T tiene proyectos en vías de desarrollo en los cuatro centros al mismo tiempo, los ingenieros, diseñadores y empresarios pueden colaborar virtualmente. Este también es el caso con Cascade, que por tener ahora un extensión para carros, trabaja con el Foundry de Atlanta. La colaboración se realiza por conferencia de video usando la tecnología TelePresence de Cisco.

Al momento, no hay planes para abrir otro Foundry, pero no descartarían esa posibilidad.

"Nunca diríamos que 'no', pero actualmente no hay planes para añadir otros lugares", dijo.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO