CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

¿Peligra la fusión entre T-Mobile y Sprint? Ejecutivos se enfrentan al Congreso

Los legisladores quieren más detalles sobre las promesas de un despliegue más rápido de 5G, una mayor cobertura de banda ancha rural, miles de nuevos empleos y precios más bajos.

Senate Judiciary Committee Hears From CEO's Of Sprint And T-Mobile On Their Merger

John Legere (izq.), presidente ejecutivo de T-Mobile, y el presidente ejecutivo de Sprint, Marcelo Claure, comparecen ante el Comité Judicial del Senado en junio sobre una fusión propuesta valorada en US$26,000 millones.

Alex Wong / Getty Images

Los ejecutivos de T-Mobile y Sprint estarán en el ojo del huracán esta semana en Capitol Hill mientras que demócratas en la Cámara de Representantes los interrogan sobre la fusión propuesta de US$26,000 millones.

John Legere, presidente ejecutivo de T-Mobile, y Marcelo Claure, presidente ejecutivo de Sprint, comparecerán este miércoles a partir de las 7 a.m. PT/10 a.m. ET ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara.

Los ejecutivos ya han hecho declaraciones antes sobre los beneficios de su fusión, prometiendo que la nueva compañía bajará los precios y creará miles de empleos nuevos, comenzando "desde el primer día". Lo más importante, dicen, es que la fusión permitirá que la "Nueva T-Mobile" acelerará el despliegue de la tecnología inalámbrica súper rápida 5G, que según Legere finalmente llevará la banda ancha a millones de estadounidenses en zonas rurales.

Es una promesa difícil de cumplir. Y las afirmaciones, que muchos críticos dicen van en contra de la economía básica, seguramente obtendrán un gran escrutinio. Pero de acuerdo con un testimonio por escito de Legere y publicado el martes, él parece tener respuestas para cada uno de sus críticos.

"Algunos han argumentado que esta fusión no cumplirá con lo que prometemos", afirma Legere en su testimonio. "No podría estar más en desacuerdo ... Si perdiéramos la fe, perderíamos a nuestros clientes más leales y destruiríamos el futuro de nuestra marca. Quiero asegurarles que nunca haremos esto".

¿En dónde están parados ahora?

La audiencia se produce cuando las empresas y sus críticos ponen de relieve sus esfuerzos de cabildeo. El acuerdo de fusión, anunciado en abril pasado, está entrando en la "novena entrada", según Legere. Si bien el Congreso no tiene una opinión real sobre si se aprueba –o se niega–, sí tiene supervisión de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que debe determinar si es de interés público, y del Departamento de Justicia, que evalúa si el acuerdo viola las leyes antimonopolio.

A pesar de que un miembro principal del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, la representante Anna Eshoo, una demócrata de California, ya ha brindado su apoyo al acuerdo, la oposición entre los demócratas en el Senado ha estado creciendo. El martes, nueve senadores demócratas, incluidos varios que ya han anunciado que se postularán a la presidencia para 2020, enviaron cartas a la FCC y al Departamento de Justicia pidiéndoles que rechacen el acuerdo.

Mientras tanto, T-Mobile también está trayendo a los pesos pesados y recientemente contrató al ex comisionado de la FCC, Mignon Clyburn, un demócrata y defensor de causas de los consumidores, para ayudar a que se apruebe el acuerdo.

Otras interrogantes

Además de las críticas habituales de la megafusión, es probable que los legisladores planteen otras preguntas en la audiencia, como las persistentes preocupaciones sobre si la participación de T-Mobile y las compañías matrices de Sprint con los fabricantes chinos Huawei y ZTE plantearían problemas de seguridad.

Luego están las preguntas alrededor de las 52 veces en que los ejecutivos de T-Mobile, incluido el propio Legere, se han alojado en el Trump International Hotel del presidente Donald Trump en Washington, según The Washington Post. La senadora demócrata Elizabeth Warren, de Massachusetts, y la representante Pramila Jayapal le enviaron a Legere una carta la semana pasada preguntándole si T-Mobile ha estado tratando de ganarse el favor de su acuerdo.

Sobre los temas de seguridad, Legere planea abordar eso en su declaración del miércoles.

"Los opositores de la fusión han creado un grupo sombrío que se niega a revelar a sus donantes, y que lanzan alegaciones de que esta transacción permitirá a Huawei y ZTE entrar en las redes de EE.UU.", dijo en su testimonio. "Eso es falso, y ellos saben que lo es".

Legere aclara también que T-Mobile no usa ningún "equipo de red de Huawei o ZTE en ningún área de nuestra red. Punto. Y nunca lo usaremos en nuestra red 5G".

En cuanto a sus estancias en el hotel Trump, Legere ha negado que tengan algo que ver con tratar de influir en la administración de Trump.