CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Todos los teléfonos de Huawei que recibirán EMUI 10 Cómo silenciar el ventilador de tu Mac Galaxy Z Flip No hay MWC: ¿Qué pasa con los celulares de Huawei, LG, Xiaomi y Samsung? The Batman Decepciones de los Galaxy S20

EE.UU. usó localización de celulares para ubicar inmigrantes indocumentados: WSJ

Según el 'Wall Street Journal', el gobierno estadounidense habría usado bases de datos de localización de celulares para ubicar inmigrantes indocumentados y otras personas que han entrado al país de manera ilegal.

US-POLITICS-BUDGET-IMMIGRATION

El gobierno de Donald Trump usó los datos de locaclización de millones de celulares en el país para ubicar a inmigrantes indocmuentados, según 'The Wall Street Journal'.

Saul Loeb / AFP/Getty Images

El gobierno de Donald Trump compró bases de datos comerciales que mapean el movimiento de millones de teléfonos celulares en Estados Unidos, y las agencias de inmigración y aduanas han usado la información para ubicar inmigrantes indocumentados, según un artículo publicado el viernes 7 de febrero en el Wall Street Journal.

Este tipo de bases de datos se comercializan de manera legal en Estados Unidos y suelen usarse para efectos comerciales e investigación. Sin embargo, según el Journal, es la primera vez que se reporta que el gobierno utiliza este tipo de información para aplicar la ley —en este caso, detectar el cruce de la frontera de manera ilegal, ya sea por inmigrantes indocumentados o para otras actividades ilícitas.

Según el diario, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) admitió haber comprado las bases de datos, aunque no hizo comentarios respecto del uso que le dio a la información.

Sin embargo, el mismo reporte cita a fuentes cercanas y documentos que obtuvo para asegurar que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), una agencia del DHS, ha utilizado la información para identificar a inmigrantes que fueron arrestados posteriormente. Por su parte, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), otra agencia del DHS, ha usado la información para detectar actividad sospechosa de teléfonos celulares en lugares inusuales, como locaciones remotas en el desierto, cerca de la frontera con México, según las fuentes del Journal.

La información adquirida por el gobierno se consigue a través de aplicaciones en los celulares. Cuando los usuarios autorizan a las apps hacer acopio de su información —no solo la ubicación—, esos datos son usados por mercadólogos para dirigir anuncios a segmentos específicos de mercado y para hacer análisis de mercado, pero también suelen venderse a terceros, en donde están empresas —en este caso, la compañía Venntel, según el reporte del Journal— que luego le venden la información al gobierno. A pesar de que esta información es anónima, según un reporte publicado por The New York Times a finales de 2018, es relativamente sencillo identificar y rastrear individuos con base en su comportamiento en el mundo real.

En 2018, según el reporte del Journal, ICE compró licencias con valor de US$190,000 a Venntel; mientras que en septiembre pasado, la CBP pagó US$1.1 millones por licencias a tres empresas diferentes —entre las cuales también estaba Venntel.

Normalmente, el gobierno federal debe batallar mediante procesos judiciales para obtener la información de teléfonos móviles —con Apple, por ejemplo, ha habido ya varios casos en que el gobierno le pide a la empresa que le dé acceso a iPhones propiedad de personas involucradas en actividades criminales—; sin embargo, con la compra de esta información disponible en el mercado, se abre un nuevo camino para que las agencias policíacas puedan vigilar de alguna manera a los ciudadanos mediante su información que autorizan explotar.

Reproduciendo: Mira esto: Razones por las que un iPhone es mejor que un celular...
4:21