CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Departamento de Justicia podría bloquear la fusión entre T-Mobile y Sprint

El Departamento de Justicia de Estados Unidos considera que las condiciones impuestas por la FCC no resuelven los problemas antimonopolio, según un reporte de Bloomberg.

US-POLITICS-INVESTIGATION-MUELLER-REPORT

El Departamento de Justicia podría intentar bloquear la fusión entre Sprint y T-Mobile, según un reporte.

Mandel Ngan / AFP/Getty Images

El Departamento de Justicia de Estados Unidos podrían tratar de detener la fusión de las operadoras telefónicas T-Mobile y Sprint, de acuerdo con un reporte de Bloomberg publicado el lunes.

Según la agencia de noticias, fuentes anónimas cercanas al Departamento de Justicia dijeron que su ministerio no estaba satisfecho con las concesiones ofrecidas para concluir la fusión porque no resuelven los problemas antimonopolio. T-Mobile acordó reducir los requerimientos para garantizar el despliegue de la red 5G en comunidades rurales, prometió ofrecer una solución inalámbrica de banda ancha doméstica que pueda sustituir la línea terrestre y se comprometió a la venta de la marca de prepago Boost Mobile.

La compañía, en cambio, no acordó ninguna condición que diera como resultado la venta de espectro radioeléctrico y tampoco hay condición alguna sobre su negocio completo o los arreglos de roaming con operadoras rurales, que eran preocupaciones que ya habían externado los críticos de este acuerdo.

La noticia llega apenas unas horas después de que el presidente de la Comisión Federal de Comunicación (FCC, por sus siglas en inglés), Ajit Pai, dijera que aprobaría la fusión porque ayudaría a conseguir dos objetivos fundamentales de la comisión: reducir la brecha digital en la que viven las áreas rurales del país y avanzar el liderazgo de Estados Unidos en el desarrollo de la red 5G. Luego de su anuncio, los otros dos comisionados republicanos de la FCC, Brendan Carr y Michael O'Rielly, se han manifestado a favor de la fusión.

Si el titular de la división antimonopolio del Departamento de Justicia, Makan Delrahim, se opone al acuerdo, sería una situación inusual. La FCC y el Departamento de Justicia suelen trabajar en conjunto cuando se trata de revisión de fusiones y, usualmente, concuerdan en aprobar los acuerdos.

"En caso de que el DOJ [Departamento de Justicia, por sus siglas en inglés] opte por oponerse a la transacción Sprint/T-Mobile, representaría un distanciamiento de una práctica desde hace mucho establecida", explicó Andrew Jay Schwartzman, de la Clínica de Derecho en Comunicaciones y Tecnología de la Universidad de Georgetown. "Durante muchos años, el DOJ y la FCC han asumido posiciones similares en fusiones propuestas. Normalmente, el DOJ da el primer paso, mientras que la FCC le sigue enseguida".

El acuerdo y las preocupaciones antimonopolio

Como parte del acuerdo de la FCC, la nueva T-Mobile tendría que alcanzar varias marcas de cobertura de su red 5G. Por ejemplo, en los primeros tres años, la compañía debería ofrecer servicio 5G al 97 por ciento de la población estadounidense y en los siguientes años, alcanzar al 99 por ciento de la población. Para la población rural estadounidense, la cobertura del 85 por ciento en tres años y del 90 por ciento en seis.

Asimismo, T-Mobile se ha comprometido a ofrecer banda ancha alternativa a usuarios rurales y ha garantizado que el 90 por ciento de los estadounidenses tendrían a su alcance servicios de banda ancha a velocidades de 100Mbps si se aprueba la fusión. Además de esos compromisos de despliegue de la red 5G, T-Mobile acordó la venta de Boost Mobile, operadora de servicios de prepago de Sprint, que compite con la firma Metro, propiedad de T-Mobile.

Los críticos, sin embargo, aseguran que ninguna de esas condiciones soluciona los problemas relacionados con la competencia en el mercado.

"Lo que la FCC ha negociado a puerta cerrada no atiende los daños antimonopolio que son bastante evidentes y cuya revisión forman parte de la obligación del Departamento de Justicia", dijo Philip Berenbroick, asesor principal de políticas de Conocimiento Público, en una entrevista con CNET. "Lo que ha hecho la FCC es tratar de encontrar cosas que quieren que hagan las empresas respecto a la red 5G y la banda ancha en zonas rurales para poder apuntarlas como victorias del ejercicio de Pai".

Aunque T-Mobile acordó deshacerse de la marca de prepago Boost, la fusión aún podría reducir el número de operadoras de alcance nacional a tres, en lugar de cuatro. En 2011, el Departamento de Justicia rechazó la absorción de T-Mobile por parte de AT&T dado que concluyó que sería malo para los consumidores. La fusión Sprint/T-Mobile también reduciría el número de jugadores en el mercado inalámbrico y podría afectar las tarifas de roaming para las operadoras inalámbricas rurales.

Los críticos como Berenbroick también señalan que las condiciones de la FCC no son verificables y están llenas de lagunas. Aunque la FCC asegura que T-Mobile acordó pagar las pruebas de red para verificar la reducción de obligaciones y estaría sujeta a multas anuales de hasta US$2,400 millones de no cumplir sus compromisos, existen lagunas en la letra pequeña del acuerdo que permitirían a la compañía eludir responsabilidades, dijo Berenbroick.

Momento extraño

Asimismo, Berenbroick enfatizó lo inusual que es para la FCC dar a conocer su decisión de respaldar un acuerdo antes que el Departamento de Justicia, especialmente cuando los temas centrales se enfocan en asuntos antimonopolio. El asesor señaló que en 2017, la FCC —bajo la dirección de Pai— siguió el liderazgo del Departamento de Justicia en la evaluación de una fusión entre Level 3 y CenturyLink, transacción que también dependía en buena medida en el análisis de competencia y antimonopolio.

"No es claro por qué el presidente ha emitido un comunicado sin hacer referencia al trabajo en curso del Departamento de Justicia en este tema", remató Berenbroick.  

El DOJ ha declinado hacer comentarios al respecto. La FCC tampoco quiere dar sus razones por las que se adelantó al Departamento de Justicia. Sin embargo, un portavoz de la agencia intentó minimizar la situación durante una llamada con reporteros al decir que dos agencias suelen emitir comunicados por separado

Si ambas agencias han llegado a conclusiones diferentes respecto de la fusión, sería la primera ocasión, de acuerdo a una nota de investigación de Paul Gallant, analista con Cowen & Co., que se publicara antes de que el Departamento de Justicia pueda oponerse al trato.

La división entre las agencias también podría significar que el DOJ será forzado a demandar a las compañías para que se detenga la fusión, en lugar de referir el caso a la FCC para que lo revise un juez de leyes administrativas. Un caso judicial es algo que favorece más a las empresas, de alguna manera, dado que una referencia para revisión podría tardar años y la mayoría de las empresas retiran sus peticiones de fusión cuando eso pasa.

En cualquier caso, es difícil saber exactamente qué hará el Departamento de Justicia. En su nota, Gallant apuntó que Delrahim ha demostrado ser impredecible en el pasado. Sorprendió a muchos cuando demandó en 2017 para bloquear la fusión de AT&T con Time Warner. Aquel acuerdo, que fusionaba compañías que no eran competencia directa entre ellas, tenían muchas más posibilidades de que se diera un fallo a favor. Al final, el DOJ perdió ese caso en la corte y la fusión se concretó el año pasado.

Reproduciendo: Mira esto: Nuestra opinión del OnePlus 7 Pro, Motorola One Vision...
9:35