CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

EE.UU. otorga a ICANN el poder sobre los nombres de dominio de Internet

El 1 de octubre, el gobierno transferirá el poder que tiene sobre los nombres en Internet a la organización privada sin fines de lucro.

MCT Graphics/Getty Images

El papel de 20 años que ha jugado el gobierno de Estados Unidos en una parte crucial de Internet está a punto de terminar.

A partir del 1 de octubre, EE.UU.. ya no tendrá poder sobre el sistema de nombres de dominio (DNS, por sus siglas en inglés), dijo el Departamento de Comercio de ese país en una entrada de blog esta semana.

El DNS es uno de los componentes básicos de Internet, pues vincula cada dirección Web a los servidores utilizando un conjunto único de números, comúnmente conocidos como una dirección IP. El control del sistema cambiará de manos, desde el gobierno de Estados Unidos a una organización sin fines de lucro con sede en Los Ángeles llamada la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN,por sus siglas en inglés).

Para los usuarios de Internet en el mundo, el traspaso pasará en gran medida inadvertido, pues el uso del día a día de Internet no se verá afectado. En su lugar, la transferencia ha sido diseñada para asegurar que el DNS siga siendo un pilar fuerte y fiable de Internet en los próximos años. Los defensores de la medida, incluyendo el gobierno de Obama, creen que la privatización ayudará a mantener el apoyo internacional para el sistema y prevenir que el Internet se convierta en un punto de controversia.

Sin embargo, algunos políticos estadounidenses, entre ellos el ex candidato presidencial republicano Ted Cruz, han criticado la decisión de transferir el control del DNS del gobierno de Estados Unidos. En un discurso el mes pasado durante la Convención Nacional Republicana, Cruz dijo que temía que el sistema ahora estará abierto a la interferencia de gobiernos extranjeros después de haber sido guardada con seguridad durante años por EE.UU.

El cambio no llega como una sorpresa para nadie, sin embargo. De hecho, ha estado ocurriendo por muchos años ya. El cuidado del sistema por parte del gobierno de Estados Unidos se supone que siempre fue una medida temporal y su asociación con la ICANN data ya desde 1998.

El acuerdo para completar la transición se hizo en 2014. A partir del martes de esta semana, el gobierno está satisfecho de que la ICANN está lista para hacerse cargo del sistema, dijo Lawrence Strickling, subsecretario para las comunicaciones y la información, en el blog del Departamento de Comercio.

"Durante los últimos 18 años, Estados Unidos ha estado trabajando con la comunidad mundial de Internet de múltiples partes interesadas para establecer un modelo estable y seguro de la gobernabilidad de Internet que se asegura que el sector privado, no los gobiernos, tomen la iniciativa en el establecimiento de los nombres de dominio de Internet en el futuro", dijo Strickland.