CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Apple Arcade vs. Google Stadia Mach E Así se desarrolló el Motorola Razr plegable The Crown temporada 3 Disney Plus Frozen 2

Facebook, Amazon y Google son cómplices del abuso de datos: Snowden

En una conferencia en remoto en la Web Summit, Snowden critica a las grandes compañías tecnológicas, diciendo que hacen que los usuarios sean vulnerables al control y la vigilancia.

gettyimages-1179924242

Edward Snowden se pronunció contra las grandes tecnológicas.

Pedro Fiúza/NurPhoto via Getty Images

Seis años después de filtrar documentos sobre las actividades de vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) Edward Snowden cree que las cosas están cambiando.

El fugitivo reconoce que la gente es ahora más consciente de los problemas en torno a la privacidad y que están más molestos por ello que nunca. Sin embargo, cree que los usuarios aún necesitan más tiempo para comprender el "abuso" que se comete contra ellos. "La gente se enoja con frecuencia con las personas correctas por las razones equivocadas", dijo Snowden, hablando a través de una videoconferencia durante el evento Web Summit celebrado en Lisboa el lunes 4 de noviembre. Snowden atacó a las grandes compañías tecnológicas, diciendo que hacen que los usuarios sean vulnerables al recopilar sus datos y permitir que los gobiernos puedan acceder a ellos.

"Estas empresas están involucradas en este tipo de abusos, particularmente Google, Amazon, Facebook y su modelo de negocios", dijo Snowden. "Sin embargo, ellos argumentan que todo es legal. Ya sea que estemos hablando de Facebook o de la NSA, hemos legalizado el abuso de las personas a través de lo personal".

Google, Amazon y Facebook no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Snowden es conocido por sacar a la luz un programa de vigilancia masiva de la NSA conocido como Prism en 2013, filtrando documentos que mostraban hasta qué punto el gobierno de EE.UU. y sus aliados estaban recopilando datos de los usuarios. Snowden huyó a Hong Kong y luego se le concedió asilo en Rusia, donde aún reside. Snowden creía que el mundo tenía derecho a saber lo que él sabía.

Como él mismo dijo, siempre ha sido un "santurrón" que sigue las normas, nunca se emborracha, nunca se fumó un porro. Tomó en serio los juramentos que firmó cuando comenzó a trabajar para los servicios de inteligencia. Entonces, ¿qué cambió? "Muchos años después descubres que lo que estás haciendo es conspirar para violar ese juramento que hiciste el primer día", dijo Snowden. "¿Qué haces cuando tienes obligaciones contradictorias?"

Lo que presenció, dijo, fue que en lugar de perseguir a los malos, la NSA había comenzado a vigilar prospectivamente a las personas antes de que violaran la ley, y nadie en una posición de poder intentó detenerlo porque les beneficiaba. "¿Qué haces cuando las instituciones más poderosas de la sociedad se han convertido en las menos responsables de la sociedad?" se preguntó a sí mismo. La sociedad merecía saberlo, pensó, y así lo hizo.

Entre los documentos que Snowden entregó a los periodistas había algunos de alto secreto que mencionaban cómo socios voluntarios en el programa de vigilancia a Apple, Google, Microsoft, Yahoo, AOL, Facebook y una compañía de video chat llamada PalTalk.

Estos documentos contenían un "trato con el diablo" con el gobierno, sin que este les dijera por qué necesitaban grandes cantidades de datos. Las herramientas diseñadas originalmente para proteger al público se estaban utilizando para atacar al público. Cuando los gobiernos y las corporaciones comienzan a trabajar juntos, dijo Snowden, hay una tremenda concentración de poder. El resultado es un nivel de control e influencia que plantea preguntas sobre si el beneficio vale la pena, dijo Snowden. 

Snowden tampoco tuvo muchas palabras positivas sobre la GDPR, la ley de protección de datos de la Unión Europea introducida en mayo de 2018. Dijo que la ley es un "tigre de papel" por no lograr multas significativas por violaciones de protección de datos. 

Los críticos dirán que se han emitido varias multas basadas en la GDPR desde la introducción de la legislación, incluidos 50 millones de euros (US$57 millones) contra Google, £99.2 millones (US$123.7 millones) para Marriott y £183.4 millones (US$230 millones) contra British Airways. 

Pero Snowden argumentó que el problema con esta legislación está en su propio nombre. No debería regular la protección de datos, dijo, sino "la recopilación de datos". "Si algo aprendimos en 2013, es que eventualmente, todo se filtra", dijo. "No tenemos más remedio que confiar en las empresas que tienen nuestros datos, pero en un mundo ideal, no tendríamos que hacerlo", añadió.

A Snowden le gustaría ver los sistemas básicos de Internet rediseñados para que tengamos que compartir menos datos en todos los ámbitos y, por lo tanto, no estamos obligados a confiar en todos los sistemas o empresas con los que nos cruzamos. "Lo único que podemos hacer es protegernos", dijo.

Reproduciendo: Mira esto: Los juegos de Xbox ya se pueden jugar en Android
5:49