CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Eddy Cue: El zar del software de Apple

[Latinos en tech 2016] El vicepresidente principal de software y servicios de Internet de Apple es un duro negociador y amante de los autos deportivos y el basquetbol. Y habla español, casi todos los días por teléfono, con sus padres en Miami.

CUPERTINO, California -- Entrados unos minutos durante la presentación en sociedad de Apple Music en la conferencia para desarrolladores WWDC 2015, Eddy Cue, el zar del software en Apple, se puso a bailar salsa.

"Esta es mi lista de música cubana", dijo ese junio. "Se preguntarán cómo llegó ahí: me gusta mucho la música latina".

Tras dar unos pasitos sobre el escenario, portando una camisa rosada sin fajar, Cue añadió: "Hace que mi sangre cubana fluya".

Mientras el consenso sobre Cue dice que es un duro negociador que ama el basquetbol y los autos deportivos, su origen cubano no es tan conocido. Cue dice que mucha gente lo descubre cuando lo escuchan hablando por teléfono en español con sus padres, que viven en Miami y a quienes llama prácticamente todos los días. "Con el paso de los años mi nombre se americanizó", explica.

wwdc-2015-apple-music-7-eddy-cue.jpg

Eddy Cue en WWDC 2015.

James Martin/CNET

Conocido como Eddy por toda la industria, Cue es uno de los ejecutivos más longevos y poderosos de la empresa mejor tasada del mundo -- con una cotización de mercado por encima de los US$558,000 millones a mediados de agosto. Eduardo Cué, nacido en Florida, es hijo único de inmigrantes cubanos que llegaron a Estados Unidos en 1962.

"Mi primer idioma fue el español", dice. "No aprendí inglés sino hasta que fui a la escuela". Sus padres trabajaban largas horas -- ella de carnicera, él montando las luces en escenarios de espectáculos en Miami Beach -- y su abuela lo cuidaba por las mañanas y tardes. De sus padres, que no fueron a la universidad, aprendió el valor de trabajar duro. "Lo que querían era que su hijo fuera más exitoso que ellos", dice en entrevista con CNET en Español en su oficina en el campus de Apple en esta ciudad.

top-latinos.png

Su oficina, que es inesperadamente discreta y tan pequeña como la de un gerente de banco, incluye recuerdos que reflejan muchas de sus pasiones: un jersey del equipo local de basquetbol profesional (con su nombre), recuerdos deportivos de su alma mater, la Universidad de Duke, y varias guitarras -- entre ellas dos firmadas por los integrantes de U2 y otra con una boca con la forma del logo de Apple que le regaló Jimmy Buffett ("No, no las sé tocar", admite).

"He estado probablemente como en 25 oficinas o cubículos [en Apple]", explica. "Y, con suerte, en marzo me estaré mudando a una oficina en el nuevo edificio", dice, en referencia al gigantesco campus que la empresa está construyendo a un lado del actual, conocido como "la nave espacial". "Y no, no me importa la decoración, solamente [llevarme] mis cosas personales", añade, incluidas sus guitarras.

En esta tarde de agosto, Cue, de 51 años, viste jeans oscuros, una camiseta gris de manga corta con botones al cuello, tenis negros con suela azul brillante y, por supuesto, un Apple Watch (con una correa de líneas blancas, azules y rojas, conmemorativa de los Juegos Olímpicos).

Su pasión deportiva no termina con el reloj de pulsera. Cue es conocido en toda la zona de la Bahía de San Francisco como un aficionado empedernido de los Golden State Warriors, campeones de la NBA en 2015 y subcampeones este año. El ejecutivo aclara que ha sido fanático del equipo por años, y no un villamelón que se montó en el éxito reciente.

También es seguidor del equipo de basquetbol de la Universidad de Duke, donde estudió una licenciatura en economía y ciencias de la computación. Ahí estudiaron también sus dos hijos, "y probablemente ahí irá mi hija [de 14 años], y ahí fue donde conocí a mi esposa". Su hijo mayor, de 24 años, es un emprendedor que va por su segunda startup; su segundo hijo, de 22, trabaja en Nest, la empresa del hogar inteligente que Google adquirió por US$3,200 millones en 2014.

Otra de sus pasiones es por los autos deportivos. Su primer amor automotriz fue un Ferrari Daytona a principios de los años 70, y hoy forma parte del directorio de Ferrari, la empresa: "Un sueño hecho realidad". Cue maneja un Tesla Model S, el número 103 que salió de la fábrica, un modelo popular entre los ejecutivos de Silicon Valley. "Me encanta no tener que ir a la gasolinería", dice.

Cue se unió a Apple en 1989, poco después de graduarse y tras un año en la empresa de telecomunicaciones que actualmente se llama Nortel. Eso fue mucho antes del retorno de Steve Jobs en 1997. Su portafolio actual de responsabilidades tomó forma en 2012 con la salida de Scott Forstall de la empresa. Actualmente supervisa iTunes, Apple Music, Apple Pay, Siri, Maps y iCloud, entre varias cosas más. Cue trabajó en la creación de la tienda en línea de Apple en 1998, la de iTunes en 2003 y la App Store en 2008. Sus productos, literalmente, son utilizados por miles de millones de personas. "Nunca ha sido una cuestión de números", dice. "Me gusta construir estas cosas que hacen la vida de la gente mejor".

Descrito en múltiples ocasiones como un duro y eficaz negociador, Cue ha sido clave en, entre otras cosas, darle forma a la relación de Apple con las disqueras y establecer precios en iTunes, además de haber entrado al quite para rescatar otros proyectos, como el muy criticado app de Mapas. Más recientemente, se le vinculó en las conversaciones con la industria de la televisión para un rumorado servicio de streaming de la empresa de la manzana, que según un artículo reciente del diario The Wall Street Journal fracasaron por las agresivas tácticas de negociación de Apple.

wwdc-2015-apple-music-3648.jpg

Eddy Cue da unos pasos de salsa en WWDC 2015, durante la presentación de Apple Music.

James Martin/CNET

"Una de las cosas más importantes que me ha pasado en la vida es conocer a Steve [Jobs] hace casi 20 años", dice. "Y algo que él hacía muy bien era permitirme hallar en mí mismo talentos que no sabía que tenía". Aunque nunca antes había encabezado negociaciones, explica, resultó que era bastante bueno en ello. En Apple, dice, "he tenido mucha práctica".

Cue confiesa que aún le cuesta trabajo hablar de Jobs: "Le debo mucho, mucho". Públicamente, Cue ha dicho que en su vida ha intentado no decepcionar a tres hombres: Jobs, su padre y Tim Cook, el actual presidente ejecutivo de Apple: "Estas tres personas han influido en mi vida por mucho tiempo".

"Uno de los atributos que Steve tenía, que Tim tiene y que creo que yo tengo es que me despierto todos los días con ganas de tener éxito y con ganas de trabajar sin dar nada por hecho", dice. "No se trata de los números, sino de hacer un excelente producto". La atención a los detalles, por ejemplo, es otro atributo que aprendió de Jobs. Lo que más le gusta de su trabajo actual, dice Cue, es que puede saltar entre muchos proyectos, enfocándose en uno a la vez para después pasar a otra cosa. "Puedo renovar mis obsesiones mucho, lo cual es muy bueno", dice. "Siempre hay algo nuevo".

Su esperanza, dice, es que la cultura que ha ayudado a construir dentro de Apple siga después de que él se vaya, igual que ha seguido tras la muerte de Jobs. "Me encantan los deportes, y si le preguntas a cualquier atleta, es más difícil mantenerse en la cima que llegar a la cima", dice. "Y es porque a veces es muy fácil ser complaciente".