CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Drones

La mayoría de estadounidenses no quieren ver drones cerca de sus casas

Una encuesta del centro de investigación Pew reveló la postura del público sobre los —cada vez más comunes— drones en Estados Unidos.

dji-spark-0014

El dron DJI Spark cuesta menos de US$400.

Josh Goldman/CNET

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) espera que para el 2020 haya siete millones de drones registrados en el país —de uso recreativo y comercial— lo que significa que tendremos que irnos acostumbrando a ellos. Pero, ¿qué opina la gente de los drones actualmente?

Pew Research Center este martes publicó un informe sobre cómo reaccionan los estadounidenses al ver un dron volar cerca de ellos y cuáles deberían ser algunas reglas que deberían implementarse para gestionar estas naves no tripuladas.

En la encuesta hecha en mayo a 4,135 individuos, se descubrió que un 8 por ciento de los encuestados poseía un dron, mientras que el 59 por ciento había visto uno volar cerca de ellos.

Según los datos de Pew, la posesión de un dron también varía según la edad de los encuestados. El 12 por ciento de la gente entre 18 y 49 años ya tenía uno, contra apenas un 4 por ciento de las personas con más de 50 años.

La edad también podría explicar la diferencia en la actitud general respecto a las naves no tripuladas, ya que un 73 por ciento de los mayores de 65 años no quiere ver un dron volar cerca de su hogar, mientras que solo 37 por ciento de las personas entre 18 y 29 años tiene la misma postura. Asimismo, si un dron volase cerca de la casa de una persona joven solo el 5 por ciento se molestaría, mientras que un 17 por ciento de los mayores de 65 años se molestaría.

Con todo, más de la mitad de los encuestados, 54 por ciento, piensa que debería de prohibirse que los drones volasen cerca de casas. Y aunque al 11 por ciento no le importa si volasen sobre su hogar, hay un 34 por ciento que consideraría las circunstancias. en cambio, es una minoría a quien le molestaría ver un dron en lugares públicos como parques y playas.

Sin embargo, generalmente, ver un dron volar cerca levanta la curiosidad (así lo dijo 58 por ciento de los encuestados); mientras que a un 12 por ciento les molestaría y a 11 por ciento les daría miedo —pregunta en la que se podía escoger más de una respuesta—.

En cualquier caso, si las proyecciones de la FAA son correctas, la percepción del público tendrá que ir cambiando.