CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

El drama detrás de la presentación del Samsung Galaxy S5

Así viví la presentación del anticipado teléfono celular insignia de Samsung, sus relojes inteligentes y su monitor de actividad física en Mobile World Congress 2014.

Samsung Galaxy S5 Unpacked 5
Llegando al evento 'Samsung Unpacked' el lunes por la tarde Crédito: Juan Garzón/CNET
 


BARCELONA, España – Llegó el momento para que el Samsung Galaxy S4 le dé paso a su sucesor, el Galaxy S5, y para que éste último reciba toda la atención de los fanáticos de los teléfonos inteligentes.

Pero el nuevo teléfono de Samsung no solo es especial por sus características, sino también por la forma en que se presentó durante el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC) esta semana en Barcelona.

El anticipado evento conocido como "Samsung Unpacked" ocurrió el lunes por la noche, cuando cientos de congresistas y periodistas nos lanzamos al Centro de Convenciones Internacionales de Barcelona varias horas antes de las 8:00 pm hora local en que daría inicio el evento. Poco a poco, el recinto se empezó a llenar; tanto así que nos recordó un poco a lo que la gente experimenta en Viernes Negro, cuando se abalanzan desbocados por el deseo de comprar algo.

Samsung Unpacked 5 2014
La seguridad en las puertas del auditorio. Crédito: Juan Garzón/CNET
  

Unos cinco guardias se instalaron entre la cinta de seguridad y las puertas de entrada al recinto, haciéndonos sentir como si fuéramos a jugar fútbol americano, con cada lado preparándose para tumbar o bloquar al otro equipo. Pero la estrategia de bloqueo empezó no contra nosotros, sino contra nuestras maletas, sobre todo las que tenían rueditas, pues por razones de seguridad que no entendimos muy bien, estaban prohibidas dentro del auditorio.

Intentamos razonar con ellos; alguien pidió hablar con un supervisor. Emitimos un suspiro colectivo. Recordamos que estamos en Barcelona; sentimos un alivio. Tratamos de hablar de nuevo, esta vez con un supervisor de Samsung conocido, pero después de muchos ires y venires, no logramos gran cosa y, al final, nadie pudo solucionar el problema de las maletas con ruedas. 

ganley.jpg
Todos esperando para poder entrar al auditorio. Crédito: Sarah Tew/CNET
   

Tras empujones y discusiones y una espera que pareció eterna, al fin abrieron las puertas, pero los asistentes, hartos de esperar, ni esperaron a que los guardias quitaran las citas de seguridad y se lanzaron a quitarlas ellos mismos. Volví a pensar en el fútbol americano: algunos corrieron, otros se empujaron y a empellones se lanzaron sobre su silla como si fuera un balón suelto en la yarda uno.

El evento empezó unos 15 minutos tarde, como era de esperarse ante tal caos. Una vez sentados, estábamos más que listos para ser testigos de la revelación del secreto de Samsung. Agotados y malhumorados, pero al pie del cañon.

Orquesta Sinfónica de Barcelona
La Orquesta Sinfónica de Barcelona da comienzo al evento. Crédito: Sarah Tew/CNET


La presentación

El presidente ejecutivo de Samsung, JW Shin, subió al escenario para agradecer a las más de 200 millones de personas que han comprado un celular Galaxy S desde su nacimiento y, de paso, nos recordó lo importantes que son esos consumidores para su empresa.

Y así, prácticamente sin más preámbulos, Samsung pasó a la presentación de su teléfono insignia, el Galaxy S5, dejándonos saber que, tomando nota del Samsung Galaxy S4 Active, el S5 heredaría su resitencia al agua y al polvo. 


Poco después, llegó al escenario Jean-Daniel Ayme, el vicepresidente de operaciones de telecomunicaciones de Samsung, quien se esforzó en presentar el GS5 como un dispositivo práctico y no tan complicado, mostrando un número de funcionalidades que a pesar de que sorprendieron en su momento, no han sido una necesidad. "Mientras estábamos planeando el Galaxy S5, nos enfocamos en entender lo que es esencial para [los consumidores]", dijo Ayme. 

En pocas palabras, Samsung se aseguró de poner énfasis en lo básico, a pesar que el Galaxy S5 no cambió gran cosa frente al modelo anterior, especialmente en su diseño, que fue lo que más decepcionó.

Una pantalla gigante en el escenario nos mostraba imágenes muy coloridas del nuevo teléfono y sus principales novedades, pero nosotros, desde abajo, mirábamos con asombro el gran parecido que tenía el S5 con el S4.

Una sorpresita

Tras presentar su teléfono insignia, Samsung nos mostró dos relojes inteligentes, el Gear 2 y el Gear 2 Neo, presentándolos como el complemento ideal del GS5; un matrimonio concebido en el cielo o, en este caso, en Corea del Sur.

En está ocasión, Samsung no ofreció una sola opción de dispositivos de la informática de vestir, sino tres. Los tres dispositivos miden el ritmo cardíaco y tienen pantallas realmente brillantes. Los dos relojes inteligentes (Gear 2 y Gear 2 Neo) son muy parecidos al primer modelo, y es fácil confundirlos, pero el monitor de actividad física, Gear Fit, es un producto totalmente nuevo.

La mayor sorpresa de la noche fue el Galaxy Fit, un monitor de actividad física que no habíamos anticipado. Pese a ser un monitor de actividad física, el diseño del Fit es moderno y su pantalla es hermosa. ¿Qué tan funcional es? Falta verlo, pero en cuanto a diseño gana sus puntos positivos.

Como ya se ha hecho costumbre, Samsung no reveló todos los detalles de sus dispositivos y a todos nos quedan todavía algunas dudas sobre sus prestaciones y características. Por ejemplo, nos falta probar algunas de sus novedades, incluyendo el lector de huellas dactilares y el monitor de ritmo cardíaco.

15.jpg
Los principales nuevos productos de Samsung. Crédito: Sarah Tew/CNET
 

Me han preguntado varias veces cómo es la experiencia de asistir a estos eventos en persona, en el lugar vía streaming. Una vez que estás ahí, lo más absurdo es que la mayoría de los asistentes sacamos nuestras computadoras, cámaras o teléfonos celulares para trabajar. Los blogueros escriben en sus laptops, se toman muchas fotos, se escuchan comentarios desde todos los rincones del auditorio y se trabaja duro para cubrir lo más sobresaliente del evento y las cualidades de los nuevos dispositivos.
 

Evento Samsung CNET
Jessica Dolcourt y el equipo de CNET/CNET en Español esperando el inicio del evento. Crédito: Sarah Tew/CNET
   

Es también gracioso ver que los empleados de Samsung que asistieron al evento fueron también los que más aplaudieron durante la sesión y los que más aparentaban "emocionarse" con cada anuncio. 

Pero no todo termina después de que se acaba la presentación. Tan pronto se abrieron unas puertas al lado de la tarima y finalmente pudimos ver la luz al final del túnel, la tierra prometida, el canto de las sirenas: una cuarto en donde los asistentes pueden tener en sus manos, si bien por pocos momentos, los seductores dispositivos por primera vez. Unos graban en video; todos los tocan. Empujones, improvisación, un poco de desesperación y los primeros análisis y fotos.

A fin de cuentas la experiencia de asistir a Samsung Unpacked fue una mezcla de emociones encontradas: cansancio, furia, decepción y, al final, unas cuantas dudas. Aún así, valió la pena, porque pudimos conocer la próxima versión de uno de los dispositivos más populares del mundo y un dispositivo de la informática de vestir que es diferente y luce realmente moderno.