CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Evita estos errores en Amazon Prime Day 2020 Los mejores regalos para estar sano The Haunting of Bly Manor Pixel 5 Trucos ocultos de tu suscripción de Amazon Prime Consejos para las mejores ofertas de Prime Day
Screenshot by Daniel Van Boom/CNET

Este es el sangriento video de Trump contra la violencia en videojuegos

Incluye escenas de juegos como 'Call of Duty', 'Fallout 4' y 'Wolfenstein: The New Order'.

Los videojuegos una vez más se han encontrado en el punto de mira del gobierno estadounidense, esta vez como parte de la campaña del presidente Donald Trump para comprender mejor cómo y por qué las masacres escolares, como la del mes pasado en Florida continúan ocurriendo.

Trump celebró una reunión en la Casa Blanca el jueves, que incluyó ejecutivos de juegos como el presidente ejecutivo de Take-Two Interactive, Strauss Zelnick, y Robert Altman, presidente de la empresa matriz Bethesda ZeniMax, así como varios críticos de los videojuegos, como Melissa Henson de Parents Television Council. Al comienzo de la reunión, el siguiente video fue reproducido. 

El video incluye escenas de Wolfenstein: The New Order, varias escenas de Call of Duty: Black Ops y Modern Warfare 2, Fallout 4, Sniper Elite 4, The Evil Within y Dead by Daylight. Estas escenas representan violencia sangrienta, con personajes de todos los juegos horriblemente heridos y apuñalados. 

Aunque mucho de esto es muy común para los videojuegos (y muchos éxitos de taquilla de Hollywood), también estaba la infame misión No Russian, de Call of Duty: Modern Warfare 2, en la que el jugador masacra a muchas personas en un aeropuerto."Cada vez más personas dicen que el nivel de violencia en los videojuegos realmente está moldeando los pensamientos de los jóvenes", dijo Trump después del tiroteo en Florida.

Durante décadas, activistas y políticos han señalado la violencia representada en videojuegos, música y películas después de tragedias, como el tiroteo en Parkland, Florida. En 2013, el expresidente Barack Obama alentó la investigación sobre los efectos de los videojuegos violentos en los niños.

Aún así, la industria de videojuegos dice que no hay evidencia para vincular los juegos con el comportamiento violento. "Los videojuegos no son el problema", dijo la Asociación de Software para el Entretenimiento (ESA por sus siglas en inglés).

Con la colaboración de Laura Martínez.