Si Donald Trump se sale con la suya, los iPhones serían prohibitivos

El candidato republicano a la presidencia prometió hacer que Apple fabrique todos sus dispositivos en Estados Unidos, lo cual generaría costos y precios demasiado altos.

El plan de Donald Trump para gobernar Estados Unidos podría incluir un gasto mucho mayor para ti si quieres comprar un iPhone en el futuro.

Esa sería la consecuencia si el candidato republicano a la presidencia logra implementar su más reciente promesa: forzar a Apple a fabricar sus dispositivos en Estados Unidos en vez de China.

trumplib.jpg

Donald Trump hizo otra promesa absurda, esta vez conceriente a Apple.

Washington Post/YouTube screenshot by Chris Matyszczyk/CNET

"Vamos a hacer que Apple fabrique todas sus malditas computadoras y otras cosas en este país en vez de otros países", dijo Trump en un discurso el lunes en la Liberty University en Virginia.

La retórica de Trump está diseñada para apelar a una base de electores que está luchando por hallar trabajos en EE.UU. Apple, la empresa mejor valorada del mundo con una capitalización de mercado de US$534,000 millones, diseña sus iPhones, iPads y computadoras Mac en EE.UU., pero los fabrica en China; solamente un modelo de Mac está hecho en EE.UU.

Pero, ¿cuánto costaría fabricar esas "malditas cosas" en este país? Inluso un cálculo rápido de los costos básicos demuestra que es una opción poco realista, ya que el iPhone tendría un precio que dejaría a todos boquiabiertos.

Para no complicar las cosas, veamos los sueldos de ls trabajadores que ensamblan los iPhones. Un trabajador en una fábrica de la gigante china de manufactura Foxconn gana unos US$400 al mes, sin tiempo extra, según el New York Times.

Ahora, supongamos que Apple abre una fábrica en Wyoming o Georgia, que son los estados con los sueldos mínimos más bajos en el país, a US$5.15 la hora. En una jornada de ocho horas al día, cinco días de la semana, un trabajador en EE.UU. ganaría US$824 al mes, o más del doble que un trabajador chino. Si Apple contrata a alguien en su estado, California, ahí el sueldo mínimo es de US$9 la hora, lo cual daría un sueldo mensual de US$1,400, o más del triple de lo que gana un empleado de Foxconn.


Supongamos que existe un grupo de trabajadores lo suficientemente capacitados para hacer el trabajo (aunque no los haya) y luego supongamos que esos trabajadores acepten el sueldo mínimo (no lo harán). Incluso en ese caso, no nos da la suma.

Por una 'América' más cara

Si bien hay un buen número de factores que entran en juego a la hora de producir y comercializar un iPhone, incluyendo componentes, distribución, mercadotecnia e investigación y desarrollo, duplicar el costo de la mano de obra podría incrementar el precio de un iPhone de manera significativa. El precio de salida del teléfono insignia de Apple, el iPhone 6S, es de US$650; ¿estarías dispuesto a pagar por el teléfono si costara US$1,300? ¿O incluso más?

"Casi lo doble es una cifra conservadora", dijo Carolina Milanesi, analista de Kantar Worldpanel, al referirse al incremento de precio que registrarían los iPhones si se fabricaran en EE.UU.

En otro momento, Trump propusó un impuesto del 35 por ciento a productos fabricados fuera de suelo estadounidense. Así que, como mínimo, eso supondría que tu próximo iPhone tendría un precio inicial de US$877.50.

Apple rechazó hacer comentarios acerca de las declaraciones de Trump y no quiso discutir el costo potencial de traer el proceso de manufactura del teléfono a EE.UU.

Los comentarios de Trump pasan por alto el hecho de que Apple ha invertido US$100 millones para fabricar la Mac Pro en EE.UU. La empresa también compra algunos de sus componentes a compañías estadounidenses, incluyendo los chips de Intel para sus computadoras Mac. La compañía dijo a principios de este mes que cree haber creado 1.9 millones de trabajos en Estados Unidos mediante la creación de un modelo económico que gira alrededor de los apps para iPhone, así como otros productos.

Ni siquiera con sus $200,000 millones y pico de efectivo en sus arcas Apple se puede dar el lujo de fabricar un teléfono en EE.UU. a un precio razonable. Manufacturar un producto "Hecho en EE.UU." más caro no es una opción, especialmente si los consumidores comienzan a ser más cuidadosos con la cantidad de dinero que gastan en celulares. Cada día surgen nuevas opciones de buenos teléfonos a bajo costo.

Así que esto no parece ser más que otra delirante promesa de Trump imposible de cumplir. Pero ésa parece ser parte de la razón por la cual sigue ganando adeptos, ¿o no?

Close
Drag