CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Este hallazgo podría revertir el envejecimiento y ayudarnos a vivir en Marte

El descubrimiento, que se relaciona con cómo nuestras células reparan el ADN dañado, podría llevar a la creación de una píldora antienvejecimiento.

image.jpg

Una ilustración de los lazos entre las distintas moléculas dentro de una célula.

David Bolinsky, e.mersion studios / Harvard Medical School

Los investigadores han hecho un gran descubrimiento que podría llevar a la creación de las drogas antienvejecimiento, ayudar a los astronautas a sobrevivir viajes a Marte y a hacer que los seres humanos seamos más resistentes en general.

Científicos de la Escuela de Medicina de Harvard y la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia han descubierto un paso crítico en el proceso que permite a las células de nuestros cuerpos reparar su ADN dañado.

El ADN de tus células recibe una paliza con más frecuencia de lo que podrías pensar, cada vez que sale al Sol, por ejemplo. Afortunadamente, las células también tienen la capacidad de arreglar su ADN, pero esa capacidad disminuye a medida que envejecemos por razones que aún no se entienden completamente.

Los hallazgos del equipo serán publicados el viernes en la revista especializada Science y describen el papel previamente desconocido que una molécula encontrada en todas las células vivas llamadas NAD+ (la forma oxidada de la nicotinamida adenina dinucleótido) juega en la reparación del ADN.

Cuando los investigadores trataron ratones jóvenes y ratones más viejos con un "refuerzo" NAD+ llamado nicotinamida mononucleótido (NMN), eso mejoró la capacidad de los animales para reparar el ADN dañado por la exposición a la radiación o la vejez.

"Las células de los ratones viejos eran indistinguibles de los ratones jóvenes después de sólo una semana de tratamiento", dijo el profesor David Sinclair en un comunicado. Sinclair es el autor principal del artículo.

El hallazgo también ha generado un interés significativo de la NASA como una manera de lidiar con las dosis principales de radiación que reciben los astronautas en el espacio, y especialmente en las misiones de varios años planeadas a Marte. Un viaje al Planeta Rojo podría matar el 5 por ciento de las células de los astronautas y casi garantizar que desarrollen cáncer.

Los científicos advierten que los ratones y los seres humanos no siempre reaccionan de manera idéntica a los tratamientos. Se espera que las pruebas en seres humanos comiencen dentro de seis meses. Si los resultados son similares, eso podría llevar a la creación de una píldora antivejez y a terapias que contrarresten los efectos secundarios destructivos de la quimioterapia en pacientes con cáncer.

"Esto es lo más cercano que estamos a una droga antienvejecimiento segura y eficaz que estaría tal vez a sólo tres a cinco años de estar en el mercado si las pruebas salen bien", dice Sinclair.