Apple intentó, sin éxito, bajar el precio de la música en 'streaming'

Un reporte de 'The New York' Times revela que las discográficas no están de acuerdo con que la suscripción mensual del nuevo Beats cueste US$8 y no US$10 como el resto de la industria.

El servicio de streaming de Apple no podrá costar menos que el de la competencia. CNET

Apple no podrá cobrar menos que su competencia en el nuevo servicio de música en streaming en el que está trabajando, según pudo conocer The New York Times.


La fuente revela que las conversaciones de la compañía de Cupertino con las grandes empresas musicales no ha sido tan favorables como solían serlo antaño, debido a que Apple llega tarde a un negocio en donde Spotify, Rdio o Rhapsody ya han establecido las reglas del juego.

En un intento por cobrar US$8 en vez de US$10, el estándar de la industria, las compañías dieron un "no" como respuesta a Apple, que sin embargo se ha ganado el beneplácito de estas compañías al asegurarles que no habrá una versión gratuita, un apartado en el que Spotify estaría teniendo problemas con Universal y otras discográficas, que piden una conversión más rápida a la suscripción.

Aunque no está del todo claro cómo coincidirán el nuevo servicio de Apple basado en Beats Music y Spotify, se espera que la compañía lance su nueva oferta de música por streaming este año, en una actualización de iOS, reveló el diario.


En la remodelación de su estrategia de música digital, Apple ha seleccionado a Tent Reznor, el líder de la banda Nine Inch Nails, como director creativo de Beats, en vez de a un ingeniero, que habría sido lo tradicional, según dijeron las fuentes del Times.

La compañía también estaría trabajando en el servicio de iTunes Radio, que no ha tenido gran aceptación, para ello habría contratado a Zane Lowe, ex locutor de la BBC que el mes pasado se unió al equipo para transformar este apartado de Apple en algo que podría parecerse más a una radio convencional.

Apple está intentado además que así como muchos cantantes lanzan sus discos en exclusiva en iTunes, lo hagan también en el nuevo servicio de streaming, para llamar de esa forma la atención del público que en la actualidad está apuntado a la competencia.

Según la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos, las descargas de música generaron en 2014 ingresos por el orden de los US$2,600 millones, un 8.5 por ciento menos con respecto al año anterior, mientras que el streaming generó US$1,870 millones, alcanzando las ventas de CDs por primera vez.

Spotify, conocido como el servicio líder en streaming, anunció recientemente que tiene al menos 15 millones de suscriptores de pago y otros 45 millones en la modalidad gratuita. Solo en cuentas de iTunes, Apple posee más de 800 millones, lo que abriría un nuevo mundo de clientes a las discográficas.

Close
Drag