​Diseño 'agresivo' del Galaxy Note 7 causó explosiones de la batería: estudio

Un informe independiente asegura que los riesgos tomados por Samsung en el diseño del dispositivo le llevaron a convertirse en un equipo peligroso y potencialmente dañino.

Sarah Tew/CNET

Instrumental asegura que un diseño muy ajustado ayudó a que el Note 7 se convirtiera en una bomba explosiva.

Instrumental

Aunque Samsung aún no ha dado su informe final que permitirá conocer las causas reales que originaron que los teléfonos Galaxy Note 7 explotaran en las manos de los usuarios, Instrumental -- una empresa que ayuda a otras a dilucidar fallos en sus equipos -- se puso manos a la obra y encontró que el arriesgado diseño interno del dispositivo fue probablemente el que lo volvió un terminal potencialmente peligroso.

En una investigación independiente, la empresa con sede en Palo Alto, California, explicó en su blog que se han manejado diferentes hipótesis para entender por qué explotaban las baterías. Primero recayó la culpa en el proceso de fabricación de Samsung SDI, más tarde -- después de su reemplazo -- los móviles siguieron explotando, entonces ¿qué estaba pasando?

Ana Shedletsky, presidenta ejecutiva de Instrumental, recuerda que hubo diferentes fuentes y razones dentro de Samsung que intentaban explicar las explosiones: tensión en las celdas de la batería, demasiada presión en su fabricación, cintas de aislamiento mal colocadas, entre otras, aunque todas con un culpable común: la batería. Pero... ¿y si la batería no es la culpable después de todo?

El equipo de Instrumental no entendía por qué si la batería era la culpable Samsung canceló la línea de producto. Por eso decidió investigar el dispositivo y desmontarlo, llegando a una sorprendente conclusión: en su interés por hacer el teléfono más delgado y compacto, Samsung hizo el espacio para la batería demasiado justo y preciso, una decisión que traería las consecuencias que ya conocemos.

Instrumental lo explica con la lógica de Sheldon en The Big Bang Theory:

"El equipo [de Instrumental] apuntó rápidamente a las capas separadoras de la batería. Las capas separadoras permiten que los iones (y energía) fluyan entre las capas positiva y negativa, sin permitir que esas capas se toquen. Si las capas positiva y negativa alguna vez se tocan, la energía que fluye entra directamente en el electrolito, calentándolo, lo que provoca que fluya más energía y más calor -- típicamente resultando esto en una explosión".

Pero, ¿qué significa esto? Aunque las capaz internas de la batería eran delgadas, Instrumental cree que eran suficientes para mantener las energías en su cause, el problema es que el espacio destinado para la batería dentro del Note 7 era muy compacto, lo que la apretaba ligeramente, colocándola en un estado crítico, que podía agudizarse por factores externos como tener el teléfono en el bolsillo de atrás del pantalón y sentarte encima de él -- explica la fuente. Esa presión podía ser suficiente para ir dañando la capa separadora hasta que llegara el punto de no retorno, haciendo que explotara.

Samsung no ha dado más detalles desde que retiró mundialmente el dispositivo, aunque las investigaciones continúan su curso. Esta misma teoría de Instrumental ha sido apoyada por otros reportes anteriores, aunque no con esta exactitud.

Close
Drag