CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Disenchantment: Risas a medias en una serie que busca su identidad

[Reseña con ‘spoilers’] La nueva serie animada del creador de The Simpsons, Matt Groening, se estrena en Netflix este 17 de agosto.

forest-trio-fin-400dpi-1

Los personajes principales de la serie Disenchantment: la princesa Bean, el demonio Luci y Elfo.

Netflix

Nada fácil lo tiene la serie Disenchantment de Netflix. Las expectativas de la audiencia son altas, pues se trata de la nueva serie de dibujos animados de Matt Groening, creador de The Simpsons (1989) y Futurama (1999-2013). Ver una nueva obra de Groening es, sin duda, un imán para el gran público pero es justo advertir que Disenchantment -- titulada (Des)encanto en Latinoamérica y España -- apunta a un tipo de humor diferente al de sus predecesoras.

CNET en Español tuvo acceso a los primeros siete episodios de los 10 que conforman la primera temporada de Disenchantment, cuyo estreno está previsto el 17 de agosto en Netflix. Lo primero que llama la atención es que los capítulos cuentan una historia progresiva a lo largo de la temporada. Cada episodio hace referencia a lo ocurrido en el capítulo anterior.

Esta es una gran diferencia con la mayoría de las series de dibujos animados, en la que cada episodio puede verse sin tener conocimiento de lo que ocurrió antes. Esto no quiere decir que no pueda disfrutarse un episodio de Disenchantment si no has visto los anteriores (de hecho, cada capítulo tiene un comienzo y un final); lo que aquí indicamos es que la serie de Groening exhibe una ambición narrativa distinta, que requiere de tiempo para mostrar hacia dónde apunta su historia.

En Disenchantment hay elementos de la trama e intenciones de algunos personajes que no se revelan en los siete primeros episodios de la serie. Se les mantiene bajo cierto halo de misterio, con la intención de revelar sus planes más adelante.

Disenchantment está a medio camino entre The Simpsons y shows con una estructura seriada como Gravity Falls, de Alex Hirsch, o Steven Universe, de Rebecca Sugar, en los que cada episodio forma parte de una historia mayor con revelaciones y desenlaces.

Quizás por ello se sienta que Disenchantment todavía no ha encontrado su personalidad final y el tono perfecto, pues se ha centrado primero en introducir a los personajes (principales y secundarios), así como en establecer las bases de la trama central de la temporada. Se percibe que el potencial está allí para ser una gran serie de dibujos animados pero todavía no ha llegado a dar todo de lo que es capaz.

A diferencia de The Simpsons o Futurama, en los que los chistes, la irreverencia y las referencias a la cultura pop se suceden a un ritmo vertiginoso, Disenchantment está más preocupada por crear un mundo propio, que bebe por igual de la era medieval y de los libros del género de fantasía, como The Lord of the Rings y A Song of Ice and Fire (que inspiró Game of Thrones en HBO). Sin duda, hay referencias a estas obras y a muchos cuentos de hadas famosos, pero no apelando a la mención fácil sino a la lógica de la historia.

La trama de Disenchantment cuenta la historia de Bean, una princesa de 19 años de edad, rebelde y dada a la bebida, que vive en conflicto perenne con su autoritario padre, el Rey Zog, del reino de Dreamland.

Este reino es una parodia desternillante de las miserias de la época medieval -- no desentonaría en Monty Python and the Holy Grail (1975) -- pero que también da cabida a toda suerte de criaturas fantásticas, como elfos, gnomos, sirenas, gigantes, trolls, hechiceros y demonios.

Es así que Bean se hace amiga de un elfo llamado precisamente Elfo, inocente y curioso; y de un demonio llamado Luci -- ¿diminutivo de Lucifer? --, al que han enviado, con propósitos no esclarecidos, a trabar amistad con Bean y conducirla hacia el lado oscuro.

escape-from-dreamland-excl-global

Los protagonistas escapan de Dreamland, en la primera temporada de Disenchantment.

Netflix

Quizás el mayor acierto de Disenchantment estriba en el trabajo del elenco que aporta las voces en inglés de los personajes. Abbi Jacobson (Broad City) da vida a Bean; Eric Andre (ídolo de los millennials gracias a The Eric Andre Show, en Adult Swim) es la voz de Luci; y Nat Faxon aporta la voz de Elfo. El resto del reparto es igualmente formidable, especialmente John DiMaggio como el Rey Zog.

De los siete episodios vistos por CNET en Español resulta notable el capítulo cinco, titulado "Faster, Princess! Kill! Kill!", una clara referencia al director de culto Russ Meyer. Este episodio subvierte un famoso cuento de hadas de los hermanos Grimm y lo transforma en un relato oscuro y sangriento (ventajas de estar en una plataforma de streaming y no en una canal de señal abierta), que reflexiona sobre el dolor de Bean y su deseo de agradar a su padre.

Es en esos momentos inspirados -- e inesperados --, que apelan al humor corrosivo y, a la vez, a la humanidad y compasión de los personajes, que Disenchantment muestra lo grande que puede llegar a ser.

Disenchantment se estrena el 17 de agosto a nivel mundial en Netflix.


CNET Pop: Nuestro espacio dedicado al cine, las series y la cultura popular.

¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook