Pequeños, grandes cambios: Las 5 mejoras del OnePlus 3T respecto al OnePlus 3

Seis meses después del lanzamiento del OnePlus 3, la compañía renueva su oferta con un celular de poco más de US$400 que ahora presume mejor batería, procesador y cámara frontal.

Con el lanzamiento del OnePlus 3T, y el final anunciado del OnePlus 3, puede que te estés preguntando si vale la pena o no este nuevo teléfono, si es que ya cuentas con su versión anterior.

Ninguno de los cambios nos dejó con la boca abierta, pero son pequeñas evoluciones a un teléfono que que se ha posicionado en estos meses como un "alta gama" a un excelente precio. El sucesor del tan aclamado OnePlus 3 es algo más caro: cuesta a partir de US$439, que no es demasiado si lo comparamos con otros dispositivos de similares especificaciones técnicas pero con valores más inflados.

Según la empresa, han elaborado una serie de mejoras basándose en devoluciones de usuarios reales, quienes de acuerdo a estas consultas estaban muy preocupados por el desempeño de la batería, el procesador, la cámara, el almacenamiento y detalles de software.

Les resumimos los cambios principales.

1. Una batería más poderosa

Una de las quejas más repetidas por los usuarios es que la batería del OnePlus 3 original no era lo suficientemente duradera. En nuestro análisis, notamos que su pila de 3,000mAh es similar a la del Samsung Galaxy S7 y a la del HTC 10, y en nuestras pruebas toleró 14 horas y 17 minutos de vida.

Ahora, el OnePlus 3T, en un cuerpo de idéntico tamaño y peso a su modelo anterior, hizo caber una batería 13 por ciento más poderosa: de 3,400mAh.

Al igual que el OnePlus 3, también trae el sistema de carga rápida Dash, que, según nuestros experimentos, logra 94 por ciento de pila con una hora de recarga.

2. Un procesador de última generación

Si el OnePlus 3 contaba con lo mejor en el momento de su lanzamiento, el Snapdragon 820 de Qualcomm, ahora se actualiza para corresponderse con lo más avanzado en este tipo de procesadores en la actualidad: el Snapdragon 821 de 2.35gHz, que se traduce en un desempeño aún más veloz, asegura la empresa.

7.png

Así se ve el OnePlus 3T: sin grandes cambios de diseño.

Foto de OnePlus

3. Una cámara 'selfie' refinada

Aunque la cámara principal trasera del dispositivo no ha sido ni tocada (es la misma de 16 megapixeles con estabilización de imagen óptica y apertura f/2.0), la frontal o cámara selfie presenta notables incrementos. Si antes era de 8 megapixeles, ahora los dobla con 16 megapixeles y agrega un vidrio de zafiro que hace que el lente sea menos propenso a golpes. Tal como nos explicó la compañía, su tecnología de "pixeles inteligentes" ayudaría a que los videos sean más estables: sus pixeles se agrupan en conjuntos de a cuatro para convertirse en uno de mayor capacidad que permita el ingreso de más luz, lo que cambiaría la experiencia en capturas nocturnas.

4. Más almacenamiento

Parece que los 64GB del OnePlus 3 les quedó corto a su audiencia, porque ahora el OnePlus 3T agrega un modelo con 128GB. En esta capacidad de almacenamiento mayor, sólo estará disponible en su nuevo color, el gun metal, un plateado metálico. Esta versión con más memoria costará US$479, y la de 64GB ahora sale más cara que el OnePlus 3 anterior, pero no mucho: US$439. Este modelo también vendrá en color dorado.

5. Un software con aires nuevos

Al igual que sus antecesores, el OnePlus 3T, ejecuta de forma predeterminada OxygenOS, un sistema operativo basado en Android Marshmallow 6.0.1. Los portavoces de la empresa dijeron que están en negociaciones para actualizarse al más reciente sistema operativo de Google, Android Nougat 7.1 en el futuro. Aún no saben cuándo exactamente.

Lo más llamativo de OxygenOS es que, además de los teléfonos de Google, tiene uno de los Android más puros del mercado, y deja libre a la elección del usuario la capacidad de modificar a su gusto algunas funciones.

Este sistema ahora obtuvo algunas renovaciones, que resumimos en los siguientes ejemplos:

  • Bloqueo de aplicaciones: Esta configuración permite que se puedan crear PINs o patrones específicos para aplicaciones específicas, una opción muy útil para quienes comparten teléfono y no quieren que otras personas accedan al contenido de algunos programas. Por ejemplo, puedo establecer un código para acceder a la galería de fotos.
  • Gestos: Si deslizamos tres dedos desde arriba hacia abajo en la pantalla, podemos hacer capturas de pantalla. En el futuro, una opción similar permitirá capturas de la totalidad de una página Web o documento, independientemente de lo que veamos.
  • Más gestos: Si damos vuelta el teléfono de forma que su parte superior quede donde antes estaba la inferior, silenciamos una llamada (sin que se corte).
  • Pantalla: Ahora se puede configurar en ajustes con tres opciones: predeterminada, SRGB y personalizada (la opción SRGB antes sólo estaba disponible para los usuarios en beta).
  • Interfaz: Los iconos son más homogéneos y en la carpeta para administrar archivos tienen un tamaño más grande y un orden que es más amigable para el usuario.

Tanto el OnePlus 3T como el OnePlus 3 compartirán la misma agenda de actualización de software, dijo la empresa.

En síntesis, el OnePlus 3T mantiene un software similar al OnePlus 3, mismo diseño, nuevo color y más almacenamiento, con una cámara frontal, batería y procesador con mejor desempeño. Llegará a Estados Unidos el 22 de noviembre, y a Europa el 28 de este mismo mes. Aún sigue sin ranura microSD y sin resistencia al agua, como su predecesor. Y estas pequeñas mejoras conllevan un precio más alto desde US$439.

Close
Drag