Despídete de los planes de dos años de AT&T

Fueron la piedra angular de los planes celulares por décadas, pero ahora AT&T está impulsando un nuevo tipo de plan, mediante el cual puedes pagar tu teléfono poco a poco, o rentarlo. O bien pagar de entrada el precio total.

att-logo-wall.png

Adiós a lo viejo y bienvenido lo nuevo... en cuanto a planes de teléfono.

AT&T

Kaput. C'est fini. Hasta la vista, baby. Como lo quieras despedir, pero el plan de dos años de AT&T será historia el año próximo.

Comenzando el 8 de enero, la segunda telefónica más grande del país renuncia a su plan de contrato estándar, el cual cobraba a sus clientes un precio fijo por el costo del teléfono y dos años de servicio celular.

En su lugar llega Next, un programa que requiere que los clientes renten sus teléfonos inteligentes a través de una tarifa mensual. Luego de un número mínimo de pagos, los clientes podrán cambiar su teléfono por uno nuevo. O bien ir pagando el teléfono a lo largo de 18 o 24 meses. Sólo los clientes comerciales tendrán la posibilidad de elegir la vieja modalidad del plan a dos años.

El resultado es que el tradicional precio por un nuevo teléfono básico, como los US$199 que se pagaban por un iPhone 6S, desaparece. En su lugar habrá un cargo mensual: casi US$22 en el caso del iPhone. Además, los clientes también pagan el costo del servicio celular de voz y datos.

"Con la posibilidad de no tener que pagar enganche en el caso de clientes con buenas credenciales crediticias, la posibilidad de actualizar modelos más pronto, y opciones de enganche disponibles con mensualidades más bajas, nuestros clientes se están decantando mayoritariamente por AT&T Next", dijo un vocero de la compañía con sede en Dallas. A principios de este año, AT&T dijo que más del 30 por ciento de sus usuarios estaban en el programa Next.

Engadget fue el primero en reportar los planes de AT&T.

La decisión marca un cambio significativo en cómo los consumidores pagan por el servicio telefónico. Durante décadas, las compañías telefónicas han ocultado el costo de los planes al cargar una cuota subsidiada por los dispositivos. Sin embargo, al tiempo que competidores como T-Mobile han introducido planes de mensualidades al eliminar contratos y subsidios, otras compañías como AT&T han respondido con sus propias alternativas. Verizon comenzó a eliminar los contratos subsidiados en agosto. Incluso Apple comenzó su propio programa de actualización en septiembre.

El cambio ha hecho que la gente sea más consciente de lo que realmente cuestan los teléfonos, y también ha transformado la manera de comprarlos. Si un cliente quiere ser el dueño del teléfono, tiene que pagarlo por completo. De lo contrario, lo renta y al final lo devuelve.

Aquellos que prefieran no usar AT&T Next pueden pagar el precio total del teléfono y luego pagar una tarifa aparte por el servicio celular. Y aquellos que aún sigan con un plan viejo, pueden quedarse con él hasta que decidan actualizar su dispositivo.

Close
Drag