CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Despiden a 243 robots de un hotel por no cumplir órdenes

Si eres de los que teme perder el trabajo por el avance de la tecnología artificial, esta noticia te va a gustar.

La ciencia ficción lo anunció y las ferias de tecnología lo han refrendado: en el futuro los robots ocuparán muchas tareas que actualmente hace el hombre. La pregunta es, ¿lo harán mejor?

Si le preguntamos a los huéspedes del hotel Henn-na en Japón, una instalación administrada casi en su totalidad por autómatas, la respuesta es tan negativa que derivó en el "despido" de la mitad de sus robots.

Inaugurado en 2015, este hotel, conocido también como "Hotel Extravagante", abrió sus puertas para ofrecer la mayor eficiencia y comodidad a los usuarios. Pero desde el primer día, las fallas empezaron a presentarse, según The Wall Street Journal.

Un robot llamado Chu-ri-chan, por ejemplo, era incapaz de responder a las órdenes más básicas, que asistentes como Alexa de Amazon o Assistant de Google pueden realizar sin problemas. Y si uno de los huéspedes roncaba, se activaba para decir: "Lo siento, no pude captar eso. ¿Podrías repetir tu solicitud?".

Otras inteligencias artificiales, en forma de dinosaurios, no podían sacar fotocopias para registrar a los visitantes o solo podían moverse en superficies lisas, de manera que no podían subir escalones. "Eran muy lentos y ruidosos, y se quedaban estancados tratando de pasar el uno al otro", dijo Taishi Mito, uno de los huéspedes al Wall Street Journal. 

Sí, sabemos lo que estás pensando: ¿un dinosaurio atendiendo un hotel?, ¿cómo es posible? Pues en este video solo te podemos mostrar como lucían antes de perder su trabajo:

¿Viste los peces en la pecera? Pues también son robots. De hecho, esta cadena de hoteles fue reconocida por el libro de Guinness Records como la primera gestionada (casi exclusivamente) por inteligencia artificial. 

Cuando el primer hotel Henn fue inaugurado, 80 robots atendían a los invitados. Dada la buena respuesta, el número llegó a superar los 400. Ahora fueron despedidos 243. 

La mala noticia para estas unidades artificiales se convirtió en dicha para los humanos que fueron contratados para ocupar sus puestos.