Mi lista de deseos: lo que me gustaría ver en 2015

[Opinión] Desde drones, pasando por tabletas, hasta un televisor de Apple, éstas son algunas de las cosas que espero ver durante el próximo año.

El 2014 nos trajo muchas novedades en todos aspectos -- los drones ya son pan de cada día; más compañías incursionaron en el sector de la realidad aumentada y los teléfonos con pantallas flexibles comenzaron a hacer su aparición.

Sin embargo, el 2015 seguramente nos traerá más y mejores cosas, y, aunque quizá no sea adivino, esto es lo que me gustaría ver durante el próximo año en cuanto a tecnología de consumo. Es probable que le atine a una u otra cosa.

¿Están listos? Aquí lo que espero ver en 2015.

1. iPad Pro con iOS revolucionado

Un iPad Pro de 12 pulgadas permitiría hacer más actividades y aprovechar la pantalla táctil CNET

A mi parecer, Apple se está olvidando de la era PostPC, la cual ellos ayudaron a gestar con el iPhone. Pienso eso porque el iPhone está perdiendo terreno en funciones, lo mismo que el iPad -- y la culpa la tiene el sistema operativo iOS.

Con el iPad Pro (que tendría una pantalla de 12.2 pulgadas), Apple estaría casi obligada a lanzar un nuevo y mejorado sistema operativo mucho más potente y que tome funciones de otros productos y plataformas.

Si es bien sabido que una tableta es utilizada en grupo y no personal (como un teléfono), Apple debe agregar la función de multiusuario para que más usuarios puedan usar la tableta sin sacrificar información. Esto permitiría que se descargaran aplicaciones de los hijos en una sesión y en otra mantener los datos y aplicaciones de los papás a salvo. La función de multiventana, para los usuarios que buscan mayor productividad, permitiría tener dos ventanas al mismo tiempo y hacer actividades más rápidas.

También, gracias a la pantalla de 12.2 pulgadas), el iPad Pro permitiría a los creativos (diseñadores, arquitectos, etc.), poder hacer mejores trazos y sacar provecho de software --como en el que Adobe está trabajando-- que les permite usar las manos y la pantalla táctil para hacer mejores proyectos.

Sin embargo, si el iPad Pro termina utilizando la misma versión de iOS, sólo que maximizada, es muy probable que las ventas no sean tan buenas y el iPad --en general-- siga viendo una caída en sus ventas. Se me hace extraño que Apple, siendo promotora principal de hacer más con los dispositivos móviles en la era PostPC, ahora nos esté estancando.

2. Televisores 4K más baratos

Aunque obvio, esto es algo que me gustaría ver en 2015. Como siempre, las tecnologías más nuevas, conforme pasa el tiempo, se van haciendo más baratas, y actualmente la tecnología 4K en televisores es muy cara.

Las compañías como Sony, Samsung y LG se están preocupando por llenar de opciones el mercado de televisores; desafortunadamente los precios de un buen televisor siguen estando por los cielos. Actualmente ya se encuentran televisores 1080p por un precio de US$200, y aunque no espero ver un televisor 4K con ese mismo precio, si esperaría que comiencen a descender sus precios.

El contenido en 4K está llegando gracias a diferentes medios como Amazon y Netflix, y conforme avance el tiempo, habrá más contenido, así que lo único que detiene a los televisores 4K es, justamente, su elevado precio.

3. Tecnología de vestir hasta en la sopa

La tecnología de vestir está demostrando interés de los consumidores y de las compañías que desarrollan los productos bajo este esquema. Sin embargo, la mayoría de compañías están desarrollando relojes inteligentes que aún no demuestran ser tan inteligentes.

La mayoría de los relojes necesitan de un teléfono para recibir notificaciones, obtener la información de las aplicaciones y, lo que es más importante, del Internet para permanecer conectados a la red. En 2015, espero que los dispositivos de tecnología de vestir evolucionen lo suficiente como para demostrar que llegan a satisfacer una necesidad y no son sólo un lujo más.

Cuando el iPhone llegó en 2007 --y le siguieron los teléfonos Android-- se demostró que el precio sugería un lujo, pero por las funciones se transformó a una necesidad. Ahora casi nadie puede sobrevivir sin su teléfono recibiendo las últimas noticias y enterándose de sus familiares y amigos, así como publicar un nuevo estado en Facebook.

Los relojes inteligentes --y en general la tecnología de vestir-- deben demostrar que el mercado los debe tomar en serio como un producto que se necesita y no como un accesorio electrónico más.

Por ejemplo, yo utilizo un Pebble Steel y aunque lo encuentro de mucha utilidad, pienso que aún hay muchísimo campo de mejora en funciones y aplicaciones. Quizá su punto más fuerte es la duración de la batería que es una maravilla.

4. Drones más económicos

Drones más baratos en 2015, por favor CNET

Soy un fanático de los drones comerciales -- me encanta que se puedan controlar desde un dispositivo móvil y que puedan grabar video en hasta 4K (con la ayuda de una cámara como la GoPro, claro). Sin embargo, su precio me sigue pareciendo excesivamente alto.

Desde hace años he querido comprar un dron comercial y puse la mirada en el Parrot AR. Drone, sin embargo conforme ha pasado el tiempo el Phantom 2 Vision+ se ha convertido en la manzana de mi ojo, pero su precio sigue siendo el principal problema.

Por el alto precio que tienen --el Phantom 2 cuesta US$1,299-- esperaría que la batería fuera mucho más grande, pero todo lo contrario, pues el Vision+ dura apenas 25 minutos en el aire. Espero que en 2015, como espero con los televisores, los drones bajen de precio y mejoren en su autonomía, pues al igual que la tecnología de vestir están demostrando ser interesantes, sólo necesitan mejorar sus puntos débiles.

5. Pantallas de holograma al estilo Tony Stark

4ca23328b3540.jpg
Crucemos los dedos Marvel

OK. Quizá esto sea más bien un sueño lleno de fantasía y nuestra tecnología todavía no está tan avanzada como para que encontremos en nuestra tienda de tecnología favorita una pantalla al puro estilo de Iron Man, pero soñar no cuesta nada y pondré este punto cada que pueda -- al final, algún día se cumplirá, ¿no?

6. MacBook Air con pantalla Retina

Quizá la única razón del porqué sigo con mi MacBook Air 2011 es porque estoy en espera de una MacBook Air con pantalla Retina --y quizá en color gris o negro.

Según nos hemos enterado por diversos reportes, Apple está en planes de cumplir mis deseos y lanzar esa computadora que tanto he esperado. De hecho, según dicen, la gigante de Cupertino esperó a lanzarla en 2015 sólo por los nuevos procesadores de Intel, los cuales estarán listos para equipar las computadoras del próximo año a partir del 1 de enero.

Soy fanático de la era postPC y creo que la MacBook Air tiene muchísimo para ser la computadora portátil por excelencia, lo único que le hace falta es una pantalla de alta resolución, y yo creo que Apple también decidió esperar a 2015 para que el precio del panel Retina bajara de precio y no comprometer el bajo precio de la MacBook Air.

¿Cuándo aparecería? yo creo que durante la primer mitad del año, aunque bueno, habrá que esperar.

7. Pantallas flexibles

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

En 2014, las pantallas flexibles comenzaron a aparecer con productos de Samsung y LG, pero hasta ahora sólo demostraron ser un producto con debut y despedida, pues no demuestran una utilidad verdadera.

Sabemos que diferentes compañías están trabajando en aplicar las pantallas flexibles para tabletas, relojes, pulseras y teléfonos inteligentes, así que en 2015 quizá sea cuando comencemos a ver más productos de esta naturaleza y que no sólo sean una pantalla innovadora, sino que, gracias al software, también sean de provecho, potenciando su pantalla con aplicaciones y mejoras de utilidad para el usuario.

Es posible que si los relojes inteligentes siguen demostrando interés de los usuarios y continúan mejorando en ecosistema, las pantallas podrían volverse curvas/flexibles y adaptarse mejor a la muñeca de nuestra mano. De igual forma, los teléfonos y tabletas podrían mejorar y tener campo de innovación si las pantallas flexibles se popularizan en estos dispositivos, un ejemplo es el Samsung Galaxy Note Edge con su cámara curva en un borde que muestra notificaciones.

8. Teléfonos sin grandes innovaciones, pero mejoras necesarias

Los teléfonos actuales son tan poderosos, que no necesitamos cambiarlos cuando un nuevo modelo de nuestro teléfono es lanzado al mercado, pues el poder de procesamiento nos da para un rendimiento de un par de años.

Yo esperaría que compañías como Samsung, Motorola, Apple, HTC y Microsoft comiencen a concentrarse en mejorar aspectos que, en realidad, son sumamente necesarios en el teléfono, y el más importante es la batería.

Cada año y cada mes vemos cómo al menos un teléfono llega al mercado ofreciendo el procesador más potente y la pantalla con una resolución y densidad de pixeles que el ojo humano ni siquiera puede aprovechar -- ¿necesitamos esto? No. En realidad necesitamos un teléfono que pueda rendir dos o tres días con una sola carga y no una pantalla que sea de tan alta resolución que nuestros ojos no puedan apreciarla.

9. TV sin cables y por Internet

No llevo la cuenta exacta, pero desde hace aproximadamente cuatro años no tengo cable en mi hogar. Mi televisión la utilizo para ver películas y series con la ayuda de mi televisor y en alguna que otra ocasión hago streaming de alguna transmisión en vivo de un programa que quiero ver y que se está transmitiendo de igual forma por Internet y por televisión por cable.

Soy de los fervientes creyentes que creen que el televisor como actualmente lo conocemos, eventualmente irá perdiendo adeptos, y pienso que 2015 nos traerá los primeros pasos en esa dirección.

La cadena de televisión HBO y CBS anunciaron sus planes de lanzar su programación completa en Internet, sin necesitar de una suscripción mensual a televisión por cable -- así que podemos ir agarrando las tijeras y cortar nuestra dependencia al cable convencional.

Creo que con este anuncio de HBO y CBS, muchas más cadenas harán lo mismo y podremos pagar sólo por el contenido que queremos ver y no por un paquete de 50 canales de los cuales sólo vemos 15. Imaginemos un Netflix pero de los programas de televisión.

10. Cámaras Full Frame en cuerpos más pequeños

psnyna-ilce7kbmainv500.png
La cámara Sony A7, una de mis favoritas en 2014 Sony

Por último, aunque no menos importante, espero que las cámaras Full Frame en tamaños más compactos comiencen a proliferar. Un ejemplo de este tipo es la línea de Sony A7 y sus parientes.

Una de mis pasiones es la fotografía, y de vez en cuando cargo con mi cámara Canon para aprovechar y tomar fotos de lo que se me ocurra. He planeado cambiar mi viejo equipo por uno más reciente y la Sony A7 es la que ha estado en mi mira. Sin embargo, su alto precio por la tecnología única que utiliza es uno de los frenos que me encuentro.

¿Qué tiene de novedoso este tipo de cámaras? Dos cosas: tienen un sensor full frame (de cámaras profesionales) en un cuerpo mucho más pequeño, lo cual las vuelve más portátiles, livianas y fáciles de manejar. Además, no cuentan con espejos (como las cámaras convencionales), por lo que es mejor y más fácil capturar imágenes y videos de lo que está viendo el ojo, además de que ayuda a que el cuerpo de la cámara sea más delgado.

El problema que tienen, al ser tecnología reciente, es su precio. La mayoría de estas cámaras son costosas, pero espero que en 2015 más empresas como Canon y Nikon --que tienen más experiencia en la fotografía profesional-- lancen nuevos productos de este tipo y sus precios, por competitividad, bajen.

Conclusión

El 2015 sin duda nos traerá muchísimas sorpresas y productos que querremos tener en nuestro bolsillo, maleta o escritorio.

El listado de las diez cosas (o nueve, quitando la tecnología a lo Tony Stark), son de las cosas que quisiera ver que aparecieran en las compañías líderes de la electrónica de consumo, pero también sé que éstas mismas lanzarán otros productos o servicios que me harán olvidar uno que otro porque tienen algún proyecto mucho más ambicioso.

¿Concuerdan con mis deseos tecnológicos de 2015 o agregarían/quitarían uno propio? Díganme sus expectativas del próximo año en la sección de comentarios.