CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Cultura tecnológica

Deseos inconfesables para la séptima de 'Game of Thrones'

Todavía quedan largos meses de espera hasta el 25 de junio y el estreno de los nuevos episodios de la serie de HBO. Esto es lo que me gustaría que pasara en 2017.

El final de la sexta de Game of Thrones fue un poco menos drástico que el de la quinta. En el sentido que al menos Jon Snow sigue vivo. Y no es que el episodio final de la sexta temporada de la serie de HBO fuera poco sangriento (te echaremos mucho de menos Margaery Tyrell), pero no falleció ninguno de los personajes principales sin los que ya no podemos vivir. Véanse: los tres hermanos Lannister, las dos hermanas Stark, Snow y Khaleesi.

A pesar de los muchos meses que tienen que pasar antes del estreno de la séptima de Juego de tronos el próximo 25 de junio, voy a atreverme a hacer una lista de deseos para la nueva temporada.

Esto es lo que me gustaría ver el año que viene en la séptima:

-- Confieso que soy una gran fan de Cersei Lannister, pese a todas sus maldades, sus vicios y su incapacidad de compasión. Así que sólo le puedo desear todo lo mejor. Dicho esto y, teniendo en cuenta que Daenerys va en su dirección armada de una flota de barcos, un ejército de inmaculados y otro de dothraki... no puedo imaginar o esperar que a Cersei le depare nada bueno (sobre todo teniendo en cuenta que ha demostrado en repetidas ocasiones que la estrategia militar y la diplomacia no son lo suyo). Vaticino que perderá su lugar en el Trono de Hierro, que tantos sacrificios le ha costado, pero espero que al menos pueda sobrevivir.

gots6.jpg

Dany y Tyrion antes de que ella se dispusiera hacia los Siete Reinos con ansias conquistadoras.

HBO

-- Me gustaría que las hermanas Stark se reencontraran e hicieran las paces de una vez. Sansa y Arya nunca se cayeron muy bien y ni siquiera se ayudaron en los momentos más difíciles antes de que su padre fuera ejecutado. Pero tengo la sensación de que ahora podrían encontrar la manera de dejar atrás todas sus diferencias y luchar por el interés común de su familia.

-- Puestos a desear reencuentros entre los Stark, estaría bien que Bran pudiera volver a ver a los miembros todavía vivos de su familia y les contara lo de que Jon es en realidad hijo de la hermana de Ned Stark, Lyanna, con Rhaegar Targaryen, el hermano mayor de Daenerys. Lo de ser sobrino de Dany le puede venir bien a Jon en su lucha por el Norte y en contra de los caminantes blancos.

gots6-4.jpg

El emotivo reencuentro entre Sansa Stark y Jon Snow en la sexta temporada.

HBO

-- Ahora que Jon ya no es definitivamente el hermano de Sansa, sólo su primo, sé que no soy la única a quien no le importaría ver que ambos acabasen juntos. Sobre todo si eso implica que Sansa deje de echarle miradas ambiguas a Littlefinger. Además, desde un punto de vista puramente político y de poder, la alianza podría implicar que Sansa se convierta en la reina del Norte, una posición que intuimos que anhela.

-- Si de formular deseos para 2017 se trata, preferiría que en la séptima de Game of Thrones siguiera la línea feminista marcada por la temporada pasada. Disfruté con la llegada al trono de Cersei, la victoria de Khaleesi frente a los dothraki que la tenían cautiva, las venganzas múltiples de Arya y, sobre todo, ante una Sansa que ha pasado de ser víctima y dama en apuros a mujer fuerte capaz de encontrar las alianzas adecuadas para salvar la vida de Jon y conseguir recuperar Winterfell. Que prefiero a Khaleesi que a Jon Snow en el Trono de Hierro, vaya.

-- A pesar de mi admiración incondicional por Cersei, creo que la Lannister se merece que su hermano y amante se desenamore por fin de ella. Después de ver la desolación a que ella ha sometido el Desembarco del Rey (haciendo explotar por los aires parte de la ciudad para librarse y vengarse del Gorrión Supremo) y de que su último hijo también haya perecido, a lo mejor Jaime entra en razones. Aunque no puedo pensar en ninguna trama lógica para los próximos episodios que le permitiera a Jaime materializar su romance platónico con Bryenne.

-- De todos los personajes secundarios que podríamos ver reapareciendo en los próximos episodios, el que más me apetece volver a ver es Gendry (el único hijo ilegítimo del antiguo rey, Robert Baratheon, que sigue con vida). Aunque, en realidad, lo último que necesitan en Westeros es otro candidato al Trono de Hierro...

-- Y ya para terminar, mi mayor deseo para la séptima (y octava) de Game of Thrones es más Tyrion. Mucho más Tyrion por favor. Sus consejos, sus chistes y sus comentarios sarcásticos nunca sobran. Entiendo que Tyrion no siempre puede aparecer en Game of Thrones, pero debería. Un episodio sin Tyrion está menos lleno de sabiduría. Y, si además de Tyrion, la temporada viene cargada de Varys, no puedo pedir más.

Teniendo en cuenta que la séptima temporada sólo tendrá siete episodios y que en Game of Thrones abundan los personajes, tramas y subtramas, me temo que no todos mis deseos inconfesables podrán hacerse realidad el próximo verano. Pero está previsto que la serie termine en su octava temporada, quedan muy pocos capítulos de nuestra serie favorita y es momento de empezar a ir atando cabos.