CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Departmento de Justicia abre pesquisa antimonopolio de los gigantes tecnológicos

La investigación estará dirigida a Apple, Google, Amazon y Facebook.

US-POLITICS-GOVERNMENT-JUSTICE

El Departamento de Justicia está pidiendo ayuda al público para su investigación a los gigantes de la tecnología.

Alastair Pike / AFP/Getty Images

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció un análisis antimonopolio sobre cómo las plataformas en línea alcanzaron el poder en el mercado y si están reduciendo la competencia, sofocando la innovación y dañando a los consumidores. Si bien el Departamento de Justicia no ha nombrado empresas específicas, la investigación está dirigida a gigantes como Apple, Alphabet, Amazon y Facebook, según un reporte del Wall Street Journal.

El asistente del fiscal general, Makan Delrahim, de la división antimonopolio del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés), dijo que el poder de las compañías podría llevarlas a "actuar de manera que no responda a las demandas de los consumidores".

"El análisis del Departamento considerará las preocupaciones generalizadas que han externado consumidores, empresas y empresarios sobre la búsqueda, las redes sociales y algunos servicios minoristas en línea", agregó el Departamento de Justicia. Además, está buscando retroalimentación por parte del público para su investigación.

La medida es la más reciente del gobierno de Estados Unidos para aumentar la aplicación de la ley sobre las compañías de tecnología más grandes del país. Durante décadas, el gobierno evitó en gran medida regular o escudriñar el mundo tecnológico. Ese enfoque permitió que compañías como Apple, Microsoft, Amazon, Google y Facebook crecieran hasta convertirse en algunas de las más valoradas del mundo. Pero, según argumentan los críticos, ese crecimiento se produjo a expensas de la privacidad del usuario y de la competencia en el mercado.

Tras las revelaciones de que agentes rusos utilizaron Facebook, YouTube (de Google) y Twitter para interferir en las elecciones de 2016 en Estados Unidos, los legisladores han expresado su interés en investigar a las empresas de tecnología. Desde entonces, el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio acordaron dividir la aplicación de las leyes antimonopolio a las empresas de tecnología entre ambas agencias, según diversos reportes de medios. El DOJ se centraría en Apple y en Google (propiedad de Alphabet), mientras que la FTC investigaría a Facebook y Amazon, según el Journal.

La nueva investigación del Departamento de Justicia, anunciada el martes, va un paso más allá de esos planes, dijo el Journal. La FTC en febrero dijo que formó un grupo de trabajo para monitorear la competencia en el sector tecnológico. "Esta es la cuestión antimonopolio del día", dijo Fiona Scott Morton, profesora de economía en la Yale School of Management, en una entrevista.

Morton, quien compareció como experta antimonopolio ante el congreso durante una audiencia con compañías de tecnología la semana pasada, enfatizó que el alcance de la investigación aún no está claro, pero estaría interesada en conocer más sobre el comportamiento general de competencia de las grandes plataformas tecnológicas.

Twitter declinó hacer comentarios. Amazon, Apple y Facebook no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. Mientras tanto, Google se refirió a su testimonio ante el Congreso la semana pasada, durante el cual su director de política económica, Adam Cohen, dijo que la compañía "creó una nueva competencia en muchos sectores". Agregó que "las nuevas presiones competitivas a menudo llevan a las preocupaciones de los rivales. Hemos demostrado constantemente cómo nuestro negocio está diseñado y operando para beneficiar a nuestros clientes".

Es probable que las compañías respondan pronto, ya que tanto Facebook como Alphabet y Amazon deben informar sus ganancias trimestrales a los inversionistas esta misma semana. Apple reportará sus resultados la semana del 29 de julio. 

Las consecuencias

La reacción contra la industria de la tecnología ha sido más ruido que nueces —al menos hasta ahora. Los legisladores en Capitol Hill han llevado al fundador y jefe de Facebook, Mark Zuckerberg, al presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey y al de Google, Sundar Pichai, ante varios comités para discutir preocupaciones sobre la privacidad de los usuarios, la integridad de las elecciones y la censura.

Aunque las audiencias fueron diseñadas para ser grandes enfrentamientos públicos entre los legisladores y la industria tecnológica, en realidad solo expusieron la ignorancia entre los funcionarios del gobierno sobre cómo funciona la tecnología en primer lugar.

El año pasado, el senador Orrin Hatch, un republicano de Utah de 85 años, le preguntó a Zuckerberg: "Si [una versión de Facebook siempre será gratuita], ¿cómo sustenta un modelo de negocio en el que los usuarios no pagan por su servicio?". Zuckerberg hizo una pausa un momento antes de decir: "Senador, publicamos anuncios".  Él y su personal sentados detrás de él sonrieron antes de que Hatch pasara a su siguiente pregunta.

Reproduciendo: Mira esto: Lo más notable del testimonio de Zuckerberg ante el Congreso...
13:00

Ese error dejó en claro que era poco probable que los legisladores actuaran pronto (y, en el último año, no han aprobado ninguna ley significativa para controlar la tecnología). Pero eso no ha impedido que el DOJ o la FTC prosigan sus propias investigaciones, cuyos primeros resultados podrían anunciarse esta misma semana.

De hecho, la FTC anunció el miércoles una multa de US$5,000 millones a Facebook por no proteger adecuadamente los datos de los usuarios después de enterarse de que Cambridge Analytica, una consultora política vinculada a la campaña presidencial de Trump en 2016, había comprado incorrectamente la información de perfil de decenas de millones de personas. Aunque la FTC consideró incluir un lenguaje que pudiera hacer a Zuckerberg personalmente responsable de futuros errores de privacidad, ese plan fue finalmente abandonado, según un informe de The Washington Post.

Lo que viene

Las compañías tecnológicas saben que, si bien hasta ahora han evitado el escrutinio, algo está por venir. Hasta ahora, han optado por apoyar la regulación en general. Tim Cook, el presidente ejecutivo de Apple, y Satya Nadella, el de Microsoft, han expresado su apoyo a unas reglas de privacidad más estrictas. Mientras tanto, Zuckerberg y Dorsey han apoyado la Ley de Anuncios Honestos (Honest Ads Act), que exigiría que las empresas de tecnología revelen quién paga por los anuncios políticos en Internet, de la misma manera que lo hacen las estaciones de radio y televisión ahora.

Las compañías de tecnología también han intensificado el cabildeo en Washington, en un esfuerzo por ayudar a dar forma a lo que pueda venir. Según un informe reciente del gobierno, Facebook superó los US$4 millones en gastos en los tres meses que finalizaron el 30 de junio. El gasto de Facebook fue mayor que el de Amazon (US$4 millones), Google (US$2.9 millones) y Apple (US$1.8 millones).

Las compañías también han intensificado sus esfuerzos públicos para hacer retroceder cualquier regulación demasiado ambiciosa. Eso incluye un sitio Web que Apple publicó en mayo, luego de que la Corte Suprema dictaminara que los dueños de un iPhone pueden demandar a Apple, acusando a su App Store de gestionar un monopolio. Mientras tanto, Zuckerberg ha estado publicando videos y podcasts de conversaciones que ha mantenido con académicos y otros directores generales, discutiendo temas relacionados con la censura y la ética.

No está claro si algo de eso ayudará a la tecnología con un control cada vez mayor que enfrenta.

"En última instancia, creemos que esto es más ruido en comparación con el inicio de cambios estructurales más amplios en toda la cadena alimentaria tecnológica", escribió el analista de Wedbush, Daniel Ives, en una nota a inversionistas poco después del anuncio del Departamento de Justicia. "Si bien el análisis adicional de los modelos de negocios de estas tecnológicas causará cierta incertidumbre a corto plazo, en última instancia, lo consideramos positivo, ya que potencialmente podría ser un catalizador para una mayor innovación tecnológica y la diversificación futura de estos titanes".

Reproduciendo: Mira esto: Facebook Watch le declara la guerra a YouTube: Vidcon...
4:19

Con la colaboración de Shara Tibken.