CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Apple vuelve a la corte por demanda sobre precios del iPod

Algunos consumidores en EE.UU. acusaron a Apple de subir los precios del iPod injustamente. Hoy vuelven a un tribunal y piden una compensación de US$350 millones.

Medios digitales
Apple se dirige a los tribunales en EE.UU. sobre acusaciones de que infló los precios del iPod al hacer que solo canciones compradas en iTunes funcionaran en el dispositivo. James Martin/CNET

Apple va, otra vez, camino a los tribunales, pero esta vez la pelea no tiene que ver con las patentes.

La gigante de Cupertino volvió el martes a las cortes para defenderse frente a una demanda colectiva y cargos de que infló los precios del iPod. Específicamente, los quejosos en esta demanda que ya data de hace 10 años alegan que Apple hizo actualizaciones a sus iPods que prevenían que éstos reprodujeran canciones que no se habían comprado en iTunes. Al prohibir música de otros provedores de audio como RealNetworks, Apple dañó el mercado para otros reproductores, causando que los precios de los iPods fueran mayores a lo que debieron haber sido.

Apple, por su parte, asegura que cerró el acceso a iTunes y a los iPods de archivos digitales de sus competidores para asegurarse de que los archivos disponibles para su descarga continuaran siendo seguros y de alta calidad. Apple dice que sus actualizaciones de software mejoraron sus productos, fueron positivas para los consumidores y no tuvieron impacto alguno en los precios de los iPods.

Ambas partes se enfrentarán en un tribunal de Oakland, California, a partir del martes, 2 de diciembre, y durante las próximas dos semanas. Entre los testigos que se presentarán a hacer declaraciones, destacan altos ejecutivos de Apple, incluyendo al mismísimo fundador Steve Jobs, quien seguramente será el testigo estrella --aunque eso será posible gracias a una deposición legal grabada hace años en video y no porque alguien lleve una tabla Ouija para comunicarse con el más allá.

Las ventas de iPod en la actualidad no le llegan ni a los talones de las del iPhone, que representa más de la mitad de todos los ingresos de Apple. Pero hubo una época en que el reproductor de música era crucial para el futuro de Apple. Lanzado en octubre de 2001, el iPod ayudó a impulsar el regreso de Apple como una compañía a la vanguardia y afianzó su reputación como una empresa de electrónica innovadora. Desde entonces, el popular iPod perdió parte de su encanto, sobre todo ahora que la mayoría de los usuarios escuchan música directamente en sus smartphones. De hecho, los envíos de iPod han caído después de haber alcanzado un récord de 54.83 millones de unidades vendidas en el año fiscal 2008.

Aquí te presentamos algunas cosas que valen la pena tener en mente para entender de qué va la actual demanda contra Apple:

¿Dónde y cuándo se lleva a cabo el juicio?

El juicio empezó el martes, 2 de diciembre, en una corte de Oakland, California, y se espera que dure nueve días. La jueza que preside el caso es Yvonne Gonzalez Rogers.

¿Quiénes son los demandantes?

El caso involucra a dos demandantes, Melanie (Tucker) Wilson y Marianna Rosen. Ambas son consumidoras que compraron iPods y descargas de audio directamente de Apple. Ellas argumentan que pagaron más por sus iPods de lo que hubieran pagado si Apple no hubiera violado las regulaciones antimonopolio. En una queja de 2010, las demandantes dijeron que "sufrieron daños" a su propiedad "en la forma de cargos extraordinarios". Un tercer demandante, Somtai Troy Charoensak, abandonó la demanda.

Si bien las dos demandantes estuvieron directamente involucradas en el caso, la demanda fue presentada a nombre de unos 8 millones de consumidores y cientos de minoristas, incluyendo Walmart, Best Buy y la ahora extinta Circuit City. Ninguno de los minoristas ha presentado una demanda por separado.

¿Cuándo empezó esto?

Las demandantes presentaron su primera queja el 3 de enero de 2005. En un principio fue un caso que acusaba a Apple de enlazar ilegalmente el iPod a iTunes de modo que el dispositivo sólo funcionara con música de iTunes, previniendo así la reproducción de archivos de otras compañías.

¿De qué va el juicio ahora?

Las demandantes argumentan ahora que Apple "ha utilizado su posición dominante en los mercados de descargas de audio y reproductores portátiles de medios digitales para sofocar la competencia y fortalecer su monopolio en estos mercados", como decían en su demanda enmendada de 2010.

Las demandantes argumentan que Apple instituyó "restricciones tecnológicas innecesarias" y actualizaciones de seguridad en un par de versiones de iTunes -- 7.0 y 7.4 -- que bloquearon las tiendas de música competidoras e hicieron que sus archivos de audio ya no fueran compatibles con iTunes. Todas las canciones vendidas por iTunes en los primeros días incluyeron un software de gestión de derechos digitales (DRM, por sus siglas en inglés) llamado FairPlay. FairPlay impedía que los iPods reprodujeran audio comprado a competidores de iTunes. También prohibió a los consumidores que compraron música a través de iTunes reproducirla en otros dispositivos que no fueran iPods.

Steve Jobs, quien falleció en 2011, aparecerá en la corte mediante una deposición grabada en video. Stephen Shankland/CNET

¿Qué alega Apple?

Apple, por su parte, dice que los cambios a iTunes eran necesarios para asegurar la tienda de música y asegurarse de que todas las descargas de audio estaban a salvo. Si no podía proteger el contenido que ofrecía, otras compañías de medios hubiesen usado esos archivos, dijo Apple.

La compañía también argumentará que ha añadido muchas funciones nuevas a iTunes y iPods con los años que les han hecho atractivos para los consumidores, incluyendo la capacidad para comprar y reproducir videos, mejor duración de la batería y pantallas más grandes. Apple dirá que sus actualizaciones de software mejoraron iTunes y a sus dispositivos, no aumentaron los precios de los iPods.

¿Cuánto dinero quieren?

Los demandantes están pidiendo US$350 millones.

¿Cuáles iPods son parte de la demanda?

La demanda se refiere a todos los iPods vendidos entre el 12 de septiembre de 2006 y el 31 de marzo de 2009. Eso incluye los iPods de quinta y sexta generación del iPod Classic; el iPod U2 Special Edition; la primera, segunda, tercera y cuarta generación del iPod Nano; la primera, segunda y tercera generación de los iPod Shuffles; y la primera y segunda generación del iPod Touch.

¿Quiénes son los testigos más importantes?

El juicio incluirá una larga lista de ejecutivos de Apple, incluyendo su jefe de marketing, Phil Schiller, y el jefe de iTunes, Eddy Cue. Ambos hablarán sobre la competencia, iTunes y otros temas.

Pero el testigo estrella probablemente será el expresidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs. Los abogados tomaron su declaración el 12 de abril de 2011, seis meses antes de su muerte. El tribunal verá unos 20 minutos de testimonio en relación con los competidores de iTunes, el tratamiento de RealNetworks por parte de Apple y cómo los grandes sellos discográficos querían interoperabilidad.

Otros ejecutivos de Apple que prestarán declaración incluyen a Jeff Robbin, actual vicepresidente de iTunes. En el momento de su primera deposición en 2010, Robbin era vicepresidente de iTunes y de Apple TV. Robbin hablará sobre la competencia de iTunes, el desarrollo de FairPlay, las mejoras e innovaciones hechas a iTunes y a FairPlay, la respuesta a los programas que le daban la vuelta a FairPlay y otros riesgos de seguridad, respuestas al servicio Harmony de RealNetworks y otros temas.

Phil Schiller, encargado de marketing, será uno de los testigos clave en el juicio que inició el martes en California. CNET

También en la lista para prestar declaraciones está Augustin Farrugia, director principal de Apple para servicios de seguridad en Internet. En el momento de su deposición en 2010, Farrugia fue director principal de tecnologías DRM y uno de los principales arquitectos del rediseño de FairPlay de Apple. Él hablará del diseño de FairPlay y su implementación desde 2005 hasta 2007, entre otras cosas.

¿Qué significa todo esto para el consumidor?

Realmente, no gran cosa. DRM y los iPods son en gran parte cosas del pasado. Pero si estás entre una de esas personas que compraron un iPod durante el período en cuestión, podrías recibir algo si es que los demandantes tienen éxito.

¿Qué significa todo esto para Apple?

Realmente, no gran cosa. La compañía ya ha quitado el DRM de su música en la tienda iTunes y las descargas de otros proveedores de música ya funcionan en los dispositivos de Apple. Incluso si Apple pierde la demanda, esos US$350 millones son un pelo al gato y una fracción diminuta del ingreso anual de la compañía. Para el año fiscal 2014, Apple generó US$182,800 millones en ventas, lo que representa unos US$500 millones cada día ... o US$20.9 millones por hora.

No se despeguen de CNET en Español; estaremos en el tribunal en Oakland, California, para traerles todos los detalles.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO