​Dell se despide de las tabletas Android

La compañía dijo que ya no actualizará, ni venderá, tabletas con el sistema operativo de Google, aunque cumplirá los plazos de garantía de los dispositivos vendidos.

Las tabletas Dell Venue dejarán de venderse y no recibirán más actualizaciones.

Sarah Tew / CNET

Dell ha confirmado que dejará de vender tabletas Android y que no actualizará más las que actualmente se encuentran en manos de los usuarios, según un reporte de PCWorld.

"El estado del mercado de las tabletas está sobresaturado y experimentando una demanda en caída de parte de los consumidores, así que hemos decidido descontinuar la línea de tabletas Venue", dijo un portavoz de Dell a la fuente.

Esta línea de tabletas de Dell estaba más dirigida a las empresas, pero la compañía considera que el momento de estos dispositivos está en caída libre, por lo cual prefiere ahora apostar en los equipos 2 en 1, los cuales consideran están aumentando su popularidad entre los usuarios y ofrecen el rendimiento óptimo de una PC, pero con la movilidad de las tabletas.

La compañía continuará prestando soporte técnico y dando cobertura a las garantías actuales hasta que las mismas expiren, aunque dejó claro que no hará mantenimiento al sistema operativo y que no ofrecerá nuevas versiones del software de Google, como Android Nougat.

Según la fuente, en 2012 Dell dejó de vender la línea de teléfonos inteligentes Venue, aunque este nombre luego fue retomado para las tabletas que ahora se dejarán de vender. Además la compañía tampoco ha lanzado desde hace algún tiempo tabletas con Windows, por lo cual PCWorld presume sufrirán la misma suerte.

Mientras Dell se retira del mercado, otros fabricantes que no habían apostado por este formato de dispositivos suman alternativas. Es el caso de Huawei, que durante el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles lanzó la Huawei Matebook, un equipo que sigue la línea corporativa de las Surface de Microsoft y que además incluye sistema operativo Windows 10.

Pronto también comenzaremos a ver tabletas de la marca Nokia, adquirida por dos empresas que utilizarán el nombre de la compañía finlandesa de los exitosos teléfonos de los 90 y que intentarán venderlos de nuevo aunque esta vez no con Windows en su interior, sino con Android.

Close
Drag