CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Del iPhone 7 al Galaxy S8 Plus: ¿Es muy difícil cambiar de Apple a Samsung?

[Opinión] Algunos me dirán tránsfuga, otros me odiarán, pero todos tendrán la curiosidad: ¿puede uno pasarse de iPhone a Galaxy como si tal cosa?

Del iPhone 7 al Galaxy S8 Plus... ¿será una buena idea?

César Salza / CNET

No sé ni cómo contarte esta experiencia. Después de pasar 15 días con el Galaxy S8 Plus y abandonar por completo el iPhone 7, tengo sentimientos encontrados al momento de decidir si continuaría con un dispositivo de Samsung o si volvería al de Apple.

La verdad, nunca he sido de Android. Sin hacerte el cuento muy largo, era muy fan de BlackBerry, y el último fue un 8810 estupendo, hasta que la bendita bolita se dañó. Entonces el iPhone 4 acababa de salir y di el salto. Fue raro, pero lo asimilé. Desde entonces, en esta extraña profesión en la que me pagan por probar dispositivos -- como si fuera un trabajo -- he probado muchos teléfonos Android, algunos de ellos los amé y otros simplemente los odié, pero algo me mantuvo cuerdo: iOS, ese maravilloso sistema operativo que es igual tengas el teléfono que tengas.

Creo que ese es el principal problema que puede enfrentar alguien que quiere cambiarse de un iPhone a un Android, sobre todo si no es un Android puro como el Galaxy S8 Plus. Y aunque yo estoy acostumbrado a sacar lo mejor y lo peor de cada teléfono, no todo el mundo está dispuesto a dejar la comodidad de su sistema operativo. Dicho esto... ¡manos al cacharro!

Adiós iPhone 7, hola Galaxy S8 Plus

Lo primero que debo resaltar en este caso en particular es la experiencia de pasar de 4.7 pulgadas a 6.2 pulgadas de pantalla. El iPhone al que estoy acostumbrado es pequeño, se ajusta a mi mano y hasta donde yo creía satisfacía mis exigencias visuales. Sin embargo, un teléfono más grande y con mejor resolución como el de Samsung me dejaron un aprendizaje: no te acostumbres a lo simple cuando hay un mundo por descubrir ahí afuera.

Ver Netflix en el Galaxy S8 Plus es, sin duda, mucho mejor que con el iPhone 7, y no sólo por el nuevo ratio de la pantalla, su resolución y brillo también son ideales.

César Salza / CNET

A veces no le damos importancia a los pequeños detalles pero, no vi igual 13 Reasons Why en el iPhone 7 con 1,334x750 pixeles que en el Galaxy S8 Plus 2,960x1,440 pixeles, ni por el tamaño de la pantalla, ni porque el teléfono de Samsung simplemente me dio una experiencia mucho más envolvente con una calidad de imagen a la que no estaba acostumbrado.

¿Qué tan fácil es usar la interfaz de Samsung?

Vengo de iOS 10, y debo confesar que algo que admiro de Apple es la simpleza del sistema operativo, a lo que se suma que es cerrado, por lo cual hay menos probabilidades de errores cometidos por los desarrolladores o por el propio usuario. En cambio en Android, interfaces como las del Huawei P10 son de las pocas que me han conquistado hasta ahora.

Cuando encendí el Galaxy S8 Plus entré a un nuevo mundo -- claro algunas cosas ya las recordaba de otros encuentros con Samsung. Entre las novedades para un usuario de iPhone está, por ejemplo, la pantalla siempre encendida, que te puede mostrar el reloj y las notificaciones gastando poca batería.

Algo que también te sonará raro es que si haces una pulsación larga en el teléfono accedes al menú de Fondos de Pantalla y temas, Widgets y Ajustes de Pantalla de Inicio.

A simple vista podemos ver las diferencias en la pantalla de inicio de cada dispositivo. Además la pantalla del Samsung es más alargada.

César Salza / CNET

Desde luego si vienes de un iPhone tendrás que acostumbrarte a los botones de Android en la pantalla del teléfono, olvidarte del botón de Inicio del equipo de Apple y también recordar que el sensor de huellas está detrás.

Algunos gestos como el de ver las aplicaciones recientes en los teléfonos Android tienen un botón asignado, mientras que en el iPhone debes bajar la pantalla de arriba hacia abajo para verlo.

Y algo que en el iPhone no encontrarás es que desde los bordes laterales de este Galaxy se pueden ejecutar acciones. Desde el borde izquierdo activas Hello Bixby con noticias, actualizaciones de redes sociales y más, mientras que desde el borde derecho encuentras las aplicaciones de la pantalla Edge, en donde puedes poner apps favoritos, contactos más usados e incluso tener a mano el acceso directo a los diferentes modos de selección, algo impensable en iOS.

En conclusión: Puedes adaptarte a la interfaz, aunque siempre echarás de menos la simplicidad de iOS.

Aplicaciones y funcionamiento general

Algo que no me gusta de Android, y de lo cual no tiene la culpa Samsung -- según yo -- es la inestabilidad del sistema. Por ejemplo, ¿cómo es posible que algunas aplicaciones fallen con facilidad en Android y en iOS funcionen perfectamente? Odié el error "Se ha detenido la aplicación", un mensaje que en Apple jamás había visto.

Este pequeño detalle me echa un poco para atrás porque, a fin de cuentas, no te apetece que por fallos del sistema algunos apps vayan mejor o peor. Esto puede deberse a muchos factores y seguro muchos de ellos atribuibles al desarrollador, pero allí es donde entra la magia de iOS, en donde al no haber millones de fabricantes diferentes, todo funciona -- o casi todo -- como debe ser, incluyendo algunas limitaciones en ciertos casos.

¿Galaxy S8 Plus? Me comeré esta manzana mientras lo pienso.

César Salza / CNET

¿Me cambiaría del iPhone 7 al Galaxy S8 Plus?

Ummmm. Evaluemos la situación. Como dije en mi experiencia de 15 días con el Galaxy S8 Plus, me cambiaría al Samsung Galaxy S8, porque las 6.2 pulgadas del S8 Plus no me convencen. Dejando este pequeño detalle de lado, creo que sin valorar elementos como la cámara y sí dándole mucho más peso a la experiencia con la interfaz de Android, probablemente el teléfono de Samsung no sea el mejor para dar el salto de iOS a Android Nougat, porque pueden haber muchos cambios que hay que asimilar.

Sin embargo, en 15 días tengo que decirte que ya estaba acostumbrado al Galaxy S8 Plus, incluso me dejó de molestar tanto lo lejos que me quedaba el sensor de huella dactilar, por lo cual creo que cualquiera puede utilizar este dispositivo, todo será cuestión de costumbre.

También creo que puedes acostumbrarte con facilidad a su buena resolución de pantalla y a pequeños detalles como la facilidad para hacer capturas o Gifs. Pero, también pienso que si tienes un iPhone y además otros dispositivos de Apple, esta podría no ser una buena decisión. Al final de cuentas, en el día a día lo que más queremos es que todo fluya rápido, y la interconexión entre el ecosistema de los de Cupertino funciona muy bien.

¿Me cambiaría yo al Galaxy S8 Plus? No. Estoy muy cómodo en mi ecosistema Apple. Lo siento Samsung, me encantó tu teléfono, pero soy un animal de costumbres.

Y tú, ¿te pasarías de un iPhone a un Galaxy?

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO